Un repaso a las familias de cámaras compactas de objetivos intercambiables (II)

Terminamos nuestra revisión sobre el mercado actual de las sistemas de cámara compactos con Pentax, Samsung, Olympus, Panasonic y Fujifilm.

Olympus OM-D E-M5

Hoy seguiremos repasando las propuestas actuales en cámaras compactas de objetivos intercambiables. Si ayer os hablé de lo que ofrecían Canon, Nikon y Sony, hoy seguiremos con el resto de marcas importantes del sector. Como ya os adelanté en el artículo de ayer, la variedad en esta gama de cámaras sin espejo es muy alta y hay alternativas para todos los gustos, exigencias y bolsillos.

Pentax

La oferta de Pentax se divide en dos líneas y creo que son la única marca que usa dos monturas distintas en sus cámaras sin espejo. Por un lado tenemos la Pentax Q, anunciada en junio de 2011, y su sucesora, la Pentax Q10, que se presentó en la última edición de Photokina. La principal característica de estas dos cámaras es un tamaño muy, muy reducido. No hay ninguna otra cámara digital de objetivos intercambiables que ocupe menos.

Por desgracia eso también implica que su sensor es más pequeño que el de sus rivales, aunque hay que decir que las pruebas y análisis realizados han sido en general muy positivos y parece que rinde muy bien. Esta línea usa una montura propietaria, la montura Q, con un factor de recorte de 5,6 aumentos.

La otra línea tomado por Pentax es la de la recientemente descatalogada Pentax K-01. Esta línea probablemente no tenga nuevos modelos en el futuro ya que la propia marca ha asegurado que se trataba de una especie de experimento. La K-01 tiene un sensor CMOS de tamaño APS-C y usa objetivos con montura K, la misma que las cámaras réflex de Pentax. Eso dotaba a la cámara de un gama de objetivos muy amplia, pero hacia que su tamaño fuese mucho más grande que el de otras mirrorless. Además, Pentax apostó por Marc Newson para encargarse del diseño de la cámara y el resultado fue un despropósito que no gustó a prácticamente nadie.

Olympus

Las PEN de Olympus han contribuido en gran medida a la popularización de las cámaras sin espejo. Se trata de cámaras con un tamaño contenido, un diseño cuidado y que hacen uso del formato micro cuatro tercios. La cámara que inauguró este formato fue la Olympus PEN E-P1, anunciada oficialmente en junio de 2009. Desde entonces se han lanzado numerosos modelos que han aportado distintas especificaciones y niveles de precio.  Tenemos por ejemplo la gama Mini, representada por los modelos E-PM1 y E-PM2 o la línea Lite, con la E-PL5 como el modelo más actual.

Por encima de todas las PEN tenemos la Olympus OM-D E-M5, anunciada en febrero del año pasado. Esta cámara que mantiene el formato micro cuatro tercios pero sube varios peldaños en cuanto a calidad de construcción, características y diseño, basándose en una estética retro que le sienta francamente bien.

Samsung NX20

Samsung

La primera cámara sin espejo de la firma coreana fue la Samsung NX10 (enero de 2010), una cámara con sensor APS-C y una nueva montura propietaria. Su diseño recordaba al de una cámara réflex en sus formas, aunque mucho más compacta. Sólo unos meses después se presentó la NX5, dirigida a presupuestos más ajustados, y recientemente la NX20. La Samsung NX100 (septiembre de 2010) fue la primera que apostó por un diseño más compacto y a ella le siguieron la NX200, NX1000 y sus sucesoras, como la NX1100 que se ha filtrado hoy mismo.

Quizá las mirrorless de Samsung no tienen el nombre de otras, pero son cámaras muy interesantes, con precios competitivos que, además, suelen bajar mucho en poco tiempo. Una alternativa muy interesante a las marcas más conocidas que os conviene revisar si estáis pensando en comprar una cámara de este tipo.

Panasonic

Como en el caso de Olympus, Panasonic también apostó por el formato micro cuatro tercios para su línea de cámaras sin espejo. La primera de estas cámaras fue la Panasonic Lumix G1, anunciada en octubre de 2008, y en abril de 2009 llegó la GH1 que añadía la opción de grabación de vídeo. Desde ese momento y hasta la actualidad han ido llegando hasta diez modelos más: GF1, G2, GH2, GF2, G3, GF3, GX1, GF5, G5 y GH3. En general la línea ha tendido a reducir su tamaño, algo que se ve muy claro sobre todo en el caso de la GX1.

Fujifilm

Tras el lanzamiento de las FinePix X100 y X10 parecía que Fujifilm había optado por lanzar cámaras con sensor grande pero sin objetivos intercambiables. Sin embargo, en enero de 2012 la marca japonesa presentó su Fujifilm X-Pro 1, una cámara con sensor de APS-C de 16,3 megapíxeles y una nueva montura denominada X. Los primeros objetivos para esta nueva montura fueron un 18 mm F2.0, un 35 mm F1.4 y un 60 mm macro F2.4.

A diferencia de otras marcas, que han optado por lanzar cámaras con precios similares a los de las réflex de iniciación o incluso a menudo por debajo, La X-Pro 1 se puso a la venta con un precio de 1.700 dólares, superior a muchas cámaras réflex de gama media. Es evidente que con ella se ha buscado la exclusividad, del mismo modo que con el resto de la gama X. Algo más barata y compacta es la X-E1, anunciada en septiembre de 2012, que usa la misma montura y el mismo sensor.

Hablando de exclusividad podríamos referirnos también a otras marcas, como Leica, que ofrecen cámaras compactas con ópticas intercambiables, pero probablemente Leica está fuera de lo que es el gran mercado de la electrónica de consumo. Las ocho marcas de las que he hemos hablado cubren las principales ofertas del segmento y, como os decía al principio, tienen propuestas para distintos tipos de usuarios y bolsillos. ¿Tenéis experiencia con las cámaras sin espejo? ¿Han sido satisfactorias? ¿Qué sistema usáis?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...