Sony F828 review

Hace justo dos años atrás, Sony anunciaba la salida al mercado de su modelo de punta en cuanto a cámaras digitales: la Cybershot DCS-F828, y con ella anticipaba la introducción del por entonces nuevo estándar de 8 megapixels y varias características ‘revolucionarias’.

Sony Cybershot F828

Ciertamente, es un modelo basado en la predecesora F717 pero con avances notables en varias áreas: además de los 3 megapixels adicionales, este modelo introdujo un nuevo lente Carl Zeiss T 7,1-51mm (28mm-200mm equiv.; zoom óptico 7x) y f1:2-2.8 de apertura, y un nuevo filtro de cuatro colores (RGBE) que en teoría le permitiría captar imágenes más fidedignas que aquellas que utilizan el típico filtro RGB. Otro de los notables adelantos que introdujo, fue el soporte adicional para tarjetas de almacenamiento Compact Flash, ciertamente mucho más económicas que las Memory Stick. La resolución del visor electrónico también ha sido mejorada en este caso (235 mil pixels vs. 180 mil, uno de los mejores en su clase) y la resolución de video llega hasta 640×480 pixels a 30 cuadros por segundo. Y, como de costumbre, la cámara también posee la tecnología propietaria de Sony ‘Nightshot’, para tomar fotografías similares a las infrarrojas, y un holograma de luces láser que asisten al mecanismo de autofoco en sitiuaciones de poca luz.

Pero los adelantos no fueron sólo ‘tecnológicos’, sino que también su diseño varió considerablemente comparado al del modelo anterior. Bajo un aspecto exterior totalmente negro, el cuerpo de la F828 es construida en una carcaza de metal más resistente y que ciertamente llama menos la atención que su par en plateado. Varios controles manuales de uso frecuente ausentes en el cuerpo de la F717 ahora se encuentran en el exterior del cuerpo y, también a diferencia de su predecesora, la F828 también viene con un zoom mecánico, que mediante un anillo manual facilita el movimiento entre distancias focales. Y al igual que su predecesora, posee una lente pivotante que, en este caso, va de los 70º hacia arriba y a los 30º hacia abajo, una característica en ciertas circunstancias muy versátil a la hora de tomar la fotografía.

Para los que gusten de la fotografía nocturna, el display LCD de estado ahora dispone de luminosidad propia, facilitando su lectura en condiciones de poca luz. Un detalle que muy pocos tienen en cuenta pero que en la práctica suele ser hasta imprescindible.

EVALUACIÓN PERSONAL

Desde que se me fijó la idea de tener una cámara digital, mis ojos se posaron en un principio en la Sony F717 y un poco más tarde en la F828. Ciertamente era «lo mejor» a lo que uno podía acceder por ese entonces contando con un presupuesto de entre los US$800 y US$1000. Y digo «lo mejor» porque si uno se guía por las tablas de especificaciones técnicas, la F828 da la sólida impresión de ser una «super cámara», con todas las innovaciones tecnológicas que introdujo en su momento. Sin embargo, desde un primer momento se supo que la F828 no se desempeña como todo el mundo esperaba.

Su principal problema radica en el gran tamaño de resolución para un sensor muy chico y poco maduro, cuyos principales problemas se encuadran dentro de lo que se conoce como aberraciones cromáticas, y que, dado su nivel de gravedad, no pueden pasarse por alto. Las limitaciones técnicas empiezan a notarse fácilmente a los ISO 100 y a los ISO 400, el ruido que genera es intolerable, ciertamente mucho más que en la F717. Incluso a la misma resolución de imagen, la F717 logra capturar imágenes más limpias y nítidas que la F828. Y, como si aquello fuera poco, desde los primeros tests y reviews quedó en evidencia que la F828 produce, y no precisamente en casos aislados, un excesivo reflejo púrpura (purple fringe) alrededor de aquellas áreas con luz intensa. Este defecto, en la F717, es por cierto mucho menos evidente.

Sony F828 purple fringe

Todas estas fallas y defectos son entendibles y hasta previsibles, si analizamos el ciclo de desarrollo de las cámaras de esta línea: la F707 fue en su momento un modelo introductorio con algunas características innovadoras pero con algunos detalles sin pulir que luego Sony perfeccionó en la F717; de la misma manera, la F828 fue un modelo introductorio cuyos principales defectos se espera que sean corregidos en lo que será su sucesora, la hipotética F839.

CONCLUSIÓN

Para el momento en que fue lanzada y las condiciones del mercado de por aquel entonces, pese a todo, la F828 ofrecía un gran atractivo. Ciertamente era «lo mejor» que se podía obtener sin tener el cuenta el rango de las DSLR de entrada, que por ese entonces no bajaban de los US$ 1500, y que con un lente incluido podía llegar a trepar hasta los US$ 1800 en algunos casos. Sin embargo, el mercado ha cambiado notablemente desde entonces y pese a eso, si repasamos un poco las listas de precios, esta cámara aún sigue oscilando los US$ 800-900 en el mejor de los casos.

Si estás pensando en una F828 en lugar de una point-and-shoot más pequeña hay muchas probabilidades de que: o bien que deseas tener cierto control sobre el proceso creativo, control que las cámaras más pequeñas y económicas no te ofrecen; o deslumbrar a tus conocidos con el aspecto externo de una cámara en apariencia fuera de serie; o simplemente tengas la suerte de que te sobre el dinero a raudales y te sientas enormemente seducido por esta cámara. De estas dos últimas opciones mucho no tengo para decir. Pero si lo que estás buscando es tener un control total sobre la toma y/o imágenes aceptables incluso en circunstancias desfavorables (movimiento, baja iluminación, etc.), entonces apunta a una DSLR como ser una Nikon D70 o una Canon Rebel 300D, que cualquiera de ellas dos con lente incluido y por ser ya modelos relativamente viejos, cuestan lo mismo o incluso menos que una F828. Inlsuo los accesorios para esta cámara (por ej. flash externo) suelen ser tan costosos como los de las DSLR.

Siendo un poseedor de una D70, y de haber tenido la posibilidad de probar una F828 por unos pocos días, doy fe de que, a pesar de coincidir en costos, son mundos totalmente diferentes, donde la calidad de imagen y versatilidad para la toma no tienen ni punto de comparación. Si hay algo por lo que Sony se destaca -y así fue desde un principio-, es por ser un líder indiscutible en cuestiones de diseño industrial y styling de productos de electrónica, dos cosas que, sumadas a toda la carga publicitaria (y para ésto sólo basta con comparar el sitio promocional de la F828 con la austeridad del sitio de una de sus principales competidoras, la Nikon Coolpix 8800), nos ofrece a menudo productos altamente irresistibles. Y hasta innovadores y de gran calidad, aunque este, con toda seguridad y a pesar de lo que nos cuentan las especificaciones técnicas, no es el caso ;).

Pero si aún crees que una DSLR es ‘poco práctica’ y lo tuyo es una prosumer-todo-en-uno (única lente, video, etc.) fabricada por Sony, entonces ve por una F717 sin dudarlo (o una V3 en su defecto). Un poco vieja quizás para las cámaras que el mercado nos ofrece hoy en día, pero ciertamente tan versátil como la F828 y con mejor calidad de imagen que ésta a 5 megapixels, por unos varios cientos de dólares menos. O… esperar a que con el modelo que la reemplazará, las cosas cambien para mejor. Hagan sus apuestas.

ESPECIFICACIONES COMPLETAS

Cuerpo: aleación de magnesio
Cantidad efectiva de pixels: 8 millones
CCD: 8.8 x 6.6 mm, RGBE
Tamaños de imagen: 3264 x 2448, 3264 x 2176, 2592 x 1944, 2048 x 1536, 1280 x 960, 640 x 480
Radio de imagen: 4:3, 3:2 (sólo a 3264 x 2176)
Video: 640 x 480 a 30 fps, 640 x 480 a 16 fps, 160 x 112 a 8 fps, formato MPEG-1, con audio y su duración limitado a la capacidad de almacenamiento de la tarjeta en uso
Formatos de imagen: RAW, TIFF, JPEG (EXIF 2.2)
Lente: 7x zoom óptico 28mm-200mm equiv, Carl Zeiss T F2.0 – F2.8, rosca de 58mm
Modos de foco: auto y manual
Modos de autofoco: single, monitor, contínuo. Multi-Point AF (5 áreas), AF centro, AF spot.
Asistencia de iluminación AF: Hologram AF (patrón láser)
Sensibildiades: Auto (ISO 64 – 200), ISO 64, ISO 100, ISO 200, ISO 400, ISO 800
Medición: Multi-pattern, Center-Weighted Average, Spot
Disparo: min 1/8 seg (manual 30 seg), máx 1/3200 seg (manual 1/2000)
Compensación de exposición: -2EV to +2EV en 1/3EV steps
AE Lock: sí
Auto-bracketing: 3 images; 0.3, 0.5 o 1.0 EV
Reducción de ruido: Clear Color, Luminance NR, Slow shutter (1/25 seg o menores)
Parámetros de imagen: Modo de color, Definición, Saturación, Contraste.
Balance de blancos: Auto, Daylight, Cloudy, Fluorescent, Incandescent, Flash, Manual
Disparo contínuo: máx 2.5 fps
Flash interno: sí, auto y manual
Modos de flash: Auto, Flash On, Slow Sync, Flash Off, Red-eye reduction.
Almacenamiento: Memory Stick, Memory Stick Pro, Compact Flash Type I/II (supports FAT16 & FAT32), IBM Microdrive
Visor: Electronic Viewfinder, 0.44″ TFT LCD, 235,000 pixels
LCD: 1.8″ TFT LCD, 134,000 pixels, Anti-reflective coating
Salida de video: Sí, NTSC y PAL
Conectividad: USB 2.0 (HiSpeed), DC-IN, A/V Out
Peso: 906 g (baterías incluídas)
Dimensiones: 134 x 91 x 156 mm

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...