Nueva Fujifilm X-M1

La nueva Fujifilm X-M1 ofrece casi lo mismo que sus hermanas mayores, pero en un cuerpo más pequeño y a menor precio.

Nueva Fujifilm X-M1

Desde que comenzó a rumorearse que Fujifilm presentaría este verano dos nuevas cámaras sin espejo hemos estado a la espera del anuncio oficial. De momento ya se ha presentado una de esas dos nuevas cámaras, que se llamará Fujifilm FinePix X-M1 y que asumirá el papel de hermana pequeña de las finePix X-Pro1 y X-E1.

Lo de hermana pequeña lo digo sobre todo por el tamaño. Manteniendo un diseño similar al de las otras cámaras de la serie X, la X-M1 tiene un menor volumen (117 x 66 x 38 mm) y un menor peso (329 gramos), aunque parte de esto implica que tenga más plástico y menos metal que sus antecesoras.

Aunque el cuerpo sea diferente, el sensor que esconde la cámara es el mismo CMOS X-Trans de 16,3 megapíxeles con tamaño APS-C y sin filtro de paso bajo. Lo que sí ha cambiado es el procesador. La nueva cámara incorpora el chip EXR Processor II, que ya vimos a principios de año en las X100S y X20.

Según Fujifilm, la cámara ofrece un tiempo de inicio de sólo medio segundo y es capaz de disparar ráfagas a una velocidad de 5,6 fotogramas por segundo hasta un total de 30 imágenes en formato JPEG. En cuanto a la sensibilidad, llega a ISO 6.400 de forma estándar y hasta 25.600 de forma expandida.

Vista trasera de la Fujifilm X-M1

Una de las novedades más interesantes de la Fujifilm X-M1 es su pantalla. Frente a las pantallas fijas de la X-Pro1 y la X-E1, la nueva cámara ofrece una pantalla abatible de 3 pulgadas y de 921.000 puntos, quizá para compensar la ausencia de un visor electrónico. Además, la cámara tiene un flash integrado y zapata para conectar flashes externos.

Además de los modos manuales para los aficionados más serios y de la posibilidad de procesar los archivos RAW en la propia cámara, la X-M1 también va cargada de modos automáticos y filtros creativos para aburrir. Cuenta además con conectividad Wi-Fi, acompañada de una aplicación móvil gratuita para transferir imágenes, y permitirá grabar vídeos en calidad Full HD y a 30 fotogramas por segundo.

La cámara lleva una bayoneta de montura X, por lo que es compatible con todas las ópticas que ya hay disponibles para este sistema y dos más que llegarán próximamente. La primera de esas ópticas es el objetivo Fujinon XC 16-50mm F3.5-5.6 OIS, con una distancia focal equivalente de entre 24 y 76 mm. El segundo objetivo anunciado es el Fujinon XF 27mm F2.8, un objetivo de focal fija y diseño tipo pancake que tiene una focal equivalente de 41 milímetros.

La nueva cámara llegará al mercado en julio en tres colores: completamente negra, negra y plateada y marrón y plateada, aunque no todos se pondrán a la venta al mismo tiempo. En Estados Unidos se venderá el cuerpo solo por 700 dólares, mientras que el pack con el Fujinon XC 16-50mm costará 800 dólares.

Vía | imaging-resource.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...