2013, el annus horribilis de la fotografía

Lensvid ha elaborado una interesante infografía analizando la situación actual del mercado de la fotografía y los malos datos de 2013.

Ventas de cámaras

La industria fotográfica no lo está pasando bien. Los últimos años no han sido buenos y 2013 fue especialmente negativo en ese sentido. En Lensvid han creado una infografía que resume los principales datos de ese annus horribilis y lo compara con los años precedentes. Así podemos ver algunas cifras muy preocupantes, como una caída de casi un 40% en el número de cámaras fabricadas en 2013 (61 millones de unidades) respecto a 2012 (100 millones).

Si nos fijamos únicamente en las cámaras de objetivos intercambiables la caída es menor, un 20% aproximadamente. El problema es que este dato había ido creciendo cada año. De hecho, entre 2009 y 2012 se había duplicado la producción de este tipo de cámaras, pasando de 15 a 31 millones de dispositivos. En 2013 la producción de cámaras con ópticas intercambiables ha sido de 25 millones.

Dentro de las cámaras con objetivos intercambiables la caída en la producción se reparte entre cámaras réflex y cámaras sin espejo. En las primeras ese descenso ha sido de un 19%, mientras que en las cámaras sin espejo, llamadas a ser el futuro de la industria según muchos, la caída ha sido de un nada esperanzador 25%. Los analistas de IDC preveían para 2013 unas ventas de 9,1 millones de unidades de cámaras mirrorless, pero la realidad es que se vendieron sólo 3 millones, menos de un tercio de lo previsto.

Pese a todo, las cámaras de objetivos intercambiables son las que han estado sosteniendo a la industria. Si miramos los datos de las cámaras compactas la caída de producción entre 2012 a 2013 es del 45%. Si comparamos 2013 con 2010, que fue un buen año, el dato es devastador: un 60% menos de producción.

La infografía de Lensvid también se centra en la distribución geográfica de las ventas de cámaras y objetivos durante 2013. Aparentemente Europa es el territorio que mejor ha funcionado, con un 32% de las cámaras producidas y un 30% de los objetivos. Los datos, sin embargo, son un poco engañosos, ya que se separa Asia y Japón. Si unimos estos dos valores, Asia tendría un 36% de las cámaras y un 42% de los objetivos.

Lo que resulta muy curioso es que el mercado japonés, con 127 millones de habitantes (lo que supone un 1,78% de la población mundial), recibió un 13% de las cámaras producidas y un 15% de los objetivos.

El último gráfico es también digno de mención. En él se compara la distribución de los distintos tipos de cámaras en 2012 y 2013. En 2012 un 80% de las ventas correspondían a cámaras con ópticas no intercambiables (compactas, bridge, superzoom, etc.) y el 20% de cámaras con objetivos intercambiables se dividía en un 16% para cámaras réflex y un 4% para cámaras sin espejo. En 2013 las cámaras con objetivos no intercambiables pasaron a ser un 74% del total. El 26% restante se dividió en un 21% para las cámaras réflex y un 5% para las cámaras sin espejo.

Veremos qué tal le va a la industria en este 2014, pero podemos aventurar que las cifras de cámaras compactas seguirán reduciéndose. Las cámaras sin espejo continúan siendo una incógnita y todavía están en un punto en el que pueden hundirse completamente y convertirse en una mera anécdota o realmente convertirse en una alternativa a las réflex, al menos para el aficionado medio. El camino a seguir probablemente sea el que ha marcado Sony con sus α7 y α7r o el que ha marcado Olympus con sus OM-D.

Foto | Soumyadeep Paul

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...