Sony demuestra la resistencia al agua de su nuevo Walkman

La promoción del Walkman se lleva a cabo con el inicio de su venta a través de gimnasios donde lo encontramos embotellado.

¿Quién opina que los Walkman han terminado su periodo de vida útil? Sony, que ha decidido recientemente quitarse de encima su división dedicada a los ordenadores, no está dispuesta a que los reproductores Walkman abandonen un mercado en el que han estado desde el año 1979. En este caso la compañía japonesa está promocionando su último modelo, que hace uso de la tecnología más característica que ha representado a la firma en los últimos años: la resistencia al agua.

Después de hacer resistentes al agua sus móviles y otros muchos dispositivos (nos sorprende que sus consolas todavía no sean resistentes al agua), Sony hace lo mismo con los reproductores de sonido más conocidos de su historia. Para dar a conocer el dispositivo la compañía ha tomado una decisión bastante directa y que no deja margen a dudas: ha metido el Walkman dentro de botellines de agua. Lógicamente, estos Walkman que encontramos dentro de los botellines son capaces de seguir funcionando una vez los sacamos del envase. Es la magia de Sony, una magia que ya se ha ocupado de manifestar en otros momentos de gran relevancia.

Hay que tener en cuenta que este Walkman no es precisamente nuevo, sino que se presentó en el CES del pasado año 2013. De todas maneras, a la vista de que aún hay personas que no lo conocen, su promoción sigue buscando nuevas formas de hacerse notar.

El Walkman tiene el número de modelo NWZ-W270 MP3 y está promocionándose a lo grande. La responsabilidad de la última idea publicitaria es de DraftFCB, una agencia de publicidad que cree que hay que potenciar su resistencia al agua. Para ello lo ha introducido en los botellines de agua que mencionábamos antes y que sirven como forma de presentación para la venta del Walkman. Así, en vez de comprar el reproductor en una tienda, lo que hacemos es acercarnos a la máquina, meter el dinero, darle al botón y esperar a que salga el dispositivo dentro del agua.

Se ha denominado al producto como el Walkman embotellado, y no queda claro si el agua que viene con el dispositivo nos la podemos beber o no, aunque imaginamos que es preferible tirarla. Por ahora se ha empezado a vender en dos lugares específicos: gimnasios y piscinas de Nueva Zelanda. Aún no se ha anunciado si este formato de venta también se va a extender a otros lugares, pero sería de esperar a la vista del buen recibimiento que ha tenido.

Vía: StopPress

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...