Pérdidas de datos, ¿y si nos ocurren?

Hay cinco causas que pueden ser culpables de la pérdida de datos, siendo la más grave de ellas la relacionada con un problema de hardware.

La gravedad de una pérdida de datos

Hay algo en lo que a ningún usuario de ordenadores le gusta pensar: la pérdida de datos. Pero por mucho que no pensemos en esto, que ocurra es algo que no controlamos y que se puede producir sin que lo veamos venir. La pérdida de datos ha sido responsable de quebraderos de cabeza, de que más de un usuario pierda los últimos pelos que le quedaban en la cabeza y también ha producido traumas y depresiones varias. No es para refererenciarlo como si fuera una broma, dado que nos podemos encontrar en graves dificultades si una mañana, sin comerlo ni beberlo, nuestro disco duro se ha borrado.

La pérdida de datos se puede producir bajo tantos marcos posibles, con tantísimas variantes y posibilidades, que da miedo pensar el día en el que nosotros podamos ser las víctimas. Para un ordenador es uno de los posibles resultados de una avería: que perdamos la información y archivos que se encontraban almacenados en la memoria del equipo. Y si bien que un ordenador se averíe no siempre es sinónimo de que hayamos perdido los datos, sí que es en lo primero en lo que pensamos cuando vemos que nuestro equipo no se enciende y que el sistema operativo no carga para darnos la bienvenida.

Cuando nos encontramos en esta situación, la cual no se recomienda a nadie, ni al peor de nuestros enemigos, lo primero que nos viene a la mente es «¿y mis archivos?». ¿He perdido las miles de fotografías que tenía almacenadas en carpetas muy bien ordenadas con nombres de personas, fechas de eventos y demás datos que a título personal me llenaban?. ¿Y todos los trabajos que he escrito para la universidad? ¿perdidos? ¿podrá pedírselos a los profesores para que me los remanden?. ¿Y mis canciones? ¿y mis vídeos de las vacaciones de verano? ¿y mi lista de películas que tengo en mi colección de DVDs y Blu-rays? ¿y mis dibujos ¿y los correos electrónicos que he compartido con esa persona tan especial?. Y lo siguiente que nos preguntamos es «¿Tantas cosas de valor tengo almacenadas en el disco duro?, ¿y por qué no le he dado más valor a la preocupación de nuestros datos?». Por suerte, es cierto que existen empresas que se dedican a la recuperación de estos datos borrados, lo que a más de una persona le permite respirar con tranquilidad al saber que hay solución para lo ocurrido. ¿Pero cómo ocurren las pérdidas de datos? ¿cuáles son las causas?.

Según datos de analistas y especialistas del sector, hay cinco posibles responsables de que suframos una pérdida de datos. Será en quienes tengamos que conjurar palabras malsonantes cuando nos quedemos sin alguno de nuestros preciados documentos: problema de hardware, error humano, problema de software, virus y por último desastre natural.

A nadie se le escapa que el problema de hardware es el obstáculo más habitual con el que se encuentran nuestros datos y archivos almacenados. Si el disco duro sufre una avería o el propio ordenador se estropea y afecta a los archivos guardados, como decíamos antes, nuestros documentos se verán comprometidos y sufriremos por la pérdida de los mismos. La tecnología no es que no se fabrique con calidad, pero en ocasiones los terminales pueden fallar, tanto por uso como por un problema en alguno de los componentes, sin importar si son nuevos o viejos.

El error humano lo hemos vivido no una vez, sino en varias ocasiones. Nosotros mismos podemos darnos cabezazos contra la pared después de descubrir que, sin querer, hemos borrado una de las carpetas más valiosas que teníamos en nuestro ordenador. Y no solo la hemos borrado, sino que la hemos eliminado del todo vaciando la papelera. La frustración en esos momentos es todavía mayor, similar a la que sufrimos cuando estamos escribiendo un documento de word y cerramos sin guardarlo. Esa sensación de furia se incrementa si no somos nosotros quienes borramos los archivos, sino quien lo hace es algún miembro de nuestra familia.

Un problema de software también nos puede dar dolores de cabeza provocando borrado de datos. No hay quien pueda afirmar que a un programa de nuestro ordenador no se le vayan a cruzar los cables y nos borre algún tipo de archivo que tengamos almacenado en la carpeta que se ha visto comprometida. Es una situación de frecuencia inferior a los otros dos problemas, pero también puede producirse.

Y ocurre lo mismo con los virus, que son habituales, y aunque no tienen como finalidad borrar archivos de los ordenadores, hay algunos que infectan documentos y otros elementos del equipo, por lo que estos acaban eliminándose o borrándose para evitar una infección mayor. Por último, entre las causas posibles también se encuentran los desastres naturales. Ocurren con menor frecuencia y hay lugares del mundo donde no son habituales, por lo que esta causa es menor. ¿Pero imagináis lo que le ocurrirá a vuestro disco duro si un tornado se lleva vuestra casa por los aires?, está claro que necesitaremos mucha ayuda para recuperar los datos almacenados.

Perdida DatosPérdida y recuperación de datos Kroll Ontrack

Foto: Dave Parker

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...