Drobo, robot de almacenamiento

Drobo

Drobo no es un disco NAS al uso. No se conecta por Ethernet, sino por USB, pero gracias al software que lo controla siempre sabremos la capacidad que nos queda libre y, más importante aún, la salud de sus discos duros.

Hasta 4 discos duros SATA de 3,5 pulgadas podemos usar en el Drobo, y conocer su estado será tan sencillo como el mecanismo de un semáforo: Verde, todo va bien; Amarillo, disco duro casi lleno; Rojo, cambiar disco duro urgentemente.

Además, no necesita configuración, hace copias de seguridad automáticas y se puede formatear en NTFS, HFS+ o FAT32, así­ que funciona en Windows o Mac sin problemas, siendo también compatible con Time Machine de Leopard.

Para acceder a los datos almacenados no necesitaremos ningún software adicional, bastará con abrir el Explorador de archivos en el caso de Windows o el Finder si usas Mac OS X. Igual de fácil es añadir nuevos discos duros, una vez conectados la inteligencia del Drobo sabrá discernir su capacidad y activarlos por si sólo.

El Drobo ya está disponible y aunque no incluye ningún disco duro, los 499 dólares (335 euros) que cuesta los amortizarás con la tranquilidad de saber que tus datos están seguros.

Más información: Drobo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...