Drobo, ahora con FireWire 800

Drobo FireWire 800

La segunda generación de Drobo, el robot de almacenamiento, llega con dos puertos FireWire 800 como principales novedades. Este par de conexiones vienen acompañadas de un remozado puerto USB 2.0 y de un procesador más potente, para que el Drobo trabajé con más soltura.

Y no hay más. Parece que el único defecto a subsanar del Drobo original, eran las lentas velocidades de transferencia que ofrecí­a un puerto USB mal implementado. Aunque yo hubiera sustituido uno de los nuevos puertos FireWire por una clavija Ethernet. Así­ no tendrí­amos que hacer un desembolso extra en el DroboShare, que soluciona el problema de conectividad pero no el de velocidad.

No obstante, aún con este pequeño inconveniente, Drobo, ya sea con FireWire o sin él, sigue siendo uno de los dispositivos más interesantes para mantener nuestra información digital a salvo. Su funcionamiento, con un sistema de almacenamiento propio que responde al oportuno nombre de BeyondRAID, lo definen sus creadores como la unión ideal de un sistema RAID 1 con un RAID 5, es decir, conjuga redundancia de datos, velocidad de escritura y tolerancia a fallos de discos duros.

Drobo FireWire

Esto unido a que Drobo es compatible con Windows, Mac, Linux y sus respectivos sistemas de archivo: FAT32, NTFS, HFS+ y EXT3, no hace más que aumentar las ganas de hacernos con este lejano ancestro de Wall-E. Y es que solamente hay que alimentarlo con discos duros SATA de 3,5 pulgadas y él se encarga, automáticamente, de hacer el resto.

El precio, que era uno de los puntos negros del primer Drobo, sigue siendo ligeramente excesivo en el Drobo con FireWire: 500 dólares por la carcasa vací­a (320 euros al cambio), pero viene acompañado de una sustanciosa rebaja en el precio del Drobo original, que ahora pasará a costar 350 dólares (223 euros al cambio).

Más información: Drobo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...