Review: Orbweaver Chroma, gaming keypad de vanguardia

El Razer Orbweaver Chroma es un keypad que nos puede ayudar a marcar diferencias en nuestras sesiones de juego.

Razer Orbweaver Chroma

Cuando decimos «vamos a comprarnos un teclado» ¿qué es lo que os viene a la cabeza? Imaginamos que lo que consideramos un «teclado normal». Es decir, la barra horizontal clásica llena de teclas que tiene sus flechitas, sus filas de números, de letras, símbolos especiales, la tecla de Windows que no puede faltar… esas cosas. Pero lo cierto es que no son los únicos teclados que existen. Claro, ya sabéis que también hay teclados de colorines con la imagen de Hello Kitty. No, no, no nos referimos a eso. A lo que vamos es a hablar de los gaming keypad. ¿Son teclados? ¿Son croissants? ¿Qué son exactamente y cómo les podemos sacar partido para vivir de una manera más feliz? Pues bien, justo es eso lo que hoy vamos a comentar gracias al tiempo que hemos pasado en compañía del Razer Orbweaver Chroma.

¿Por qué no te he conocido antes?

Nos parece una maravilla lo que proporciona este tipo de teclado para gaming. Ya habíamos oído hablar de ellos en algunos foros y aunque hay opiniones para todos los gustos, es cierto que las de una buena parte de los usuarios eran del estilo «tú sabrás si no lo pruebas, porque lo peta». Cansados de los teclados al uso y buscando una forma de potenciar más nuestro rendimiento, para ganar unos segundos en agilidad de juego, este gaming keypad nos vino como anillo al dedo.

Aunque hay personas que pueden creer que se trata de un «mando» creado para su uso con dos manos (es verídico), lo cierto es que solo necesitamos una mano para utilizarlo. Colocamos los cuatro dedos principales sobre las teclas y estiramos el dedo pulgar para que se coloque en el lado, en la zona del stick. Que no te suene raro o complicado, una vez dejes la mano colocada y hayas puesto las medidas que necesitas, notarás que la comodidad es lo principal.

Pero eso tampoco nos tiene que sorprender viniendo de Razer, que ya sabemos que siempre piensa en garantizar la comodidad de los usuarios a la hora de utilizar dispositivos de gaming. No obstante, lo bueno no viene cuando colocamos la mano (que también), sino en el momento en el cual comenzamos a usar el keypad y vemos lo bien que funciona. Es vital que las teclas sean de calidad, que tengamos acceso a un buen número de ellas y que así nuestras partidas puedan ganar en flexibilidad. Si sois jugadores que siempre habéis tenido el teclado debajo de las dos manos os avisamos que vais a tener que acostumbraros y que seguramente a la primera partida aún no le habréis cogido el gusto. Lo bueno viene después, cuando nos vamos acostumbrando y vemos las ventajas que proporciona.

Quien diga que le faltan teclas…

Es para tirarlo por el acantilado. ¿Que te faltan teclas? Hombre, que puede ser, pero ahí ya entra el tema de la programación, que te las pongas a tu gusto y te «busques la vida» para que el keypad sea perfecto según tus necesidades. Lo que nos está proporcionando el dispositivo son 30 teclas (20 para ser más exigentes) que podemos programar, así que lo más probable es que no vayáis a tener ningún tipo de dificultad para ajustarlas a vuestras rutinas de ataque, de movimiento o a las macros que más os gusten. Con esa cantidad de teclas no echaréis nada de menos, palabrita de niño bueno amante del gaming.

Además de las teclas mecánicas en sí mismas también tenemos la oportunidad de programar el stick que usamos con el pulgar. Aquí entra en juego lo que podemos denominar como «nivel 2 a la hora de acostumbrarse al keypad«. Lo de tener un mando de pulgar nos parece más propio de una consola y en lo que pensamos con una consola es en movernos con el uso de este accesorio. Pero aquí lo vais a utilizar para otras cosas y seguro que le encontráis grandes funciones cuando os pongáis a programarlo. El stick en cuestión tiene 8 direcciones que podemos programar. A nosotros nos ha gustado personalizarlo para ciertos movimientos y habilidades, aunque si queréis ponerlo para el movimiento también podéis hacerlo. Quién sabe, quizá así descubráis una nueva forma de jugar que se os de realmente bien.

Esto es técnica

Siguiendo con las teclas hay que destacar que Razer ha realizado una renovación completa de los contactos mecánicos de los que hacen uso. Esto significa que el rendimiento es mayor y que también la efectividad de las mismas. Se ha potenciado el accionamiento, mejorando el nivel de velocidad y la respuesta. Habrá momentos en los que nos quedaremos bastante sorprendidos porque el juego responderá a un nivel de eficiencia superior al que estamos acostumbrados. La intención que se había propuesto el fabricante con esta mejora es que si somos de esos jugadores que reaccionan más lento de lo normal ante una situación imprevista al menos puedan tener un apoyo que les permita aumentar el margen de éxito. Y hay que decir que es algo que viene genial.

Con un «bicho» de estas características lo primero que preocupa cuando vemos el accesorio delante de nosotros es si será cómodo o no. Hay muchos youtubers que dicen que es lo más cómodo que hay, pero a ninguno le hemos visto poniendo las manos en el keypad. Nosotros sí lo hemos probado de verdad y aunque os lo decimos con un poco más de seriedad, reconocemos que el accesorio es muy cómodo. El motivo es que hay varios módulos que tienen la misión de aumentar la comodidad. Disponemos de un reposamuñeca para la parte central y un reposapulgar para asegurarnos de que el dedo que está en el stick tampoco se canse o sufra problemas derivados de largas sesiones de gaming. Lo bueno es que ambos módulos se pueden ajustar, así que podremos colocarlos de la mejor forma que creamos posible. Dado que valoramos la comodidad como uno de los elementos principales en estos accesorios, es muy buena noticia que Razer haya cumplido tan sobradamente.

¿Recomendado?

Recomendadísimo, pero se recomienda hacer pruebas. El accesorio lo podemos comprar en varias tiendas tanto físicas como online. Es muy cómodo y útil, pero es cierto que es algo bastante diferente, así que recomendaríamos adquirirlo en un lugar donde no nos vayan a poner problemas si aparecemos al día siguiente con cara de que no hemos quedado muy convencidos. Hay personas que no se acostumbran a este tipo de accesorio por mucho que les ofrezca un claro aumento en el rendimiento de partida. A nosotros mismos nos costó un poco comenzar a sacarle el gusto, pero somos muy cabezones y seguimos probando hasta que nos encontramos a gusto. Luego ya fue todo coser y cantar, apreciando las ventajas del accesorio y aplicándolas a partidas online.

Ni hemos mencionado que el Razer Orbweaver Chroma tiene el habitual sistema de iluminación de Razer, pero os encomendamos a la lectura de anteriores reviews para que descubráis de lo que trata. En resumen: de ponerle lucecitas al accesorio. Nada que vaya a ser determinante para que compremos el keypad o no, así que no le deis mucha importancia hasta un sábado por la noche que os sintáis con la fiebre de la música disco en vuestras venas.

Vía: Razer Orbweaver Chroma

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...