Review: BlackWidow Chroma, múltiples colores para un teclado de calidad

El Razer BlackWidow Chroma es un teclado que encantará a los aficionados al gaming que estén buscando un accesorio de calidad.


No es la primera vez que pasa por nuestras manos un accesorio fabricado por Razer. Sabéis que es una de esas marcas que siempre está preparada para dejarnos unas buenas sensaciones con sus productos. Hace unos días hablamos de lo nuevo que han presentado en el CES 2016, pero no queremos dejar de lado algunos dispositivos que han comercializado en el pasado año 2015 y que seguro que todavía forman parte de vuestra lista de deseos personal en cuanto a nuevas adquisiciones. Por ejemplo, hemos tenido la oportunidad de probar el BlackWidow Chroma, uno de esos teclados que no tarda en causarte buenas sensaciones por lo equilibrado que se encuentra en todos los aspectos. Como aficionados al gaming ha sido un accesorio que nos ha gustado mucho y si conocíais el teclado de antes, seguro que os suena haber leído otras opiniones en esta misma línea.

Un teclado pensado para jugar

Día a día utilizamos el teclado para muchas cosas y está claro que es imprescindible para escribir. Pero hay momentos en los que realmente no necesitamos un teclado tan específico y nos podemos conformar con cualquier modelo que pase por nuestras manos. Eso cambia de forma radical cuando hablamos de gaming. Es entonces cuando un nuevo mundo de posibilidades se abre ante nosotros, con niveles de exigencia más elevados y factores que comienzan a tener una importancia extrema. Porque para jugar es tan importante disponer de un buen ratón como de un buen teclado y eso es algo que no ha cambiado desde hace muchos, muchos años.

Por eso cuando recibimos el BlackWidow Chroma lo primero que hicimos fue ponerlo a prueba en cuestiones de gaming. Nuestra biblioteca de Steam comenzó a echar fuego mientras las luces del teclado se encendían de muy diversas formas. Para Razer cuidar los detalles de sus dispositivos es algo básico y eso siempre nos ha encantado de ellos, porque se nota que ponen mucho mimo en cada decisión de diseño que toman.

El diseño de las teclas de este dispositivo alcanza nuevos niveles de calidad respecto a lo que hemos tenido la oportunidad de ver en otros casos. Son teclas que duran de verdad. Y aunque el ejemplar que nos mandaron era de muestra y no quisimos someterlo a un nivel de estrés demasiado elevado, sí pudimos ver tras utilizarlo que el teclado no sufría los problemas de otros accesorios similares. Tengamos en cuenta que el fabricante promete que las teclas que componen el teclado tienen capacidad para soportar nada más y nada menos que 60 millones de pulsaciones. No somos mucho de hacer cuentas, ni de medir cuántas pulsaciones hacemos por minuto ni de contar cuáles son las teclas que más usamos en el teclado, así que os vamos a decir una sola cosa sobre esta durabilidad: es un montón de tiempo. Os alegrará no tener que cambiar de teclado cada dos por tres una vez hayáis confiado en un modelo como este.

Componentes de calidad

Parte de lo que hace grande al teclado son los interruptores mecánicos. Razer los lleva aprovechando un buen tiempo y han sido merecedores de premios y aplausos de todo tipo. Lo bueno de estos interruptores es que tienen una mentalidad en mente única y principal: utilizarlos para gaming. Esto ha llevado a que Razer los transforme en un estándar del mercado y que cada vez tengan una relevancia mayor sobre los usuarios que viven el gaming con intensidad.

Teclado de Razer

Pero no nos olvidemos de la retroluminación. Las teclas se pueden personalizar con 16,8 millones de opciones, más millones de los que podamos imaginar que existen o que son viables. Eso os permitirá crear configuraciones lógicas en base a vuestra filosofía de juego, algo que comprobaréis que puede ser mucho más útil y atractivo de lo que podríais imaginar, dado que no es un componente meramente estético si sois usuarios que se involucren con los juegos en un nivel bastante personal.

Una elección garantizada

El teclado tiene unas medidas de 475 x 171 x 39 milímetros, un peso de 1500 gramos y la activación de la tecnología Razer Synapse. También nos beneficiamos de un muy eficiente sistema anti-ghosting, de grabaciones de macro instantáneas para que programemos las teclas como auténticos dioses del gaming y de salida de audio y entrada de micro. Si tuviéramos que recomendaros un teclado para gaming, no dudaríamos en elegir uno de los modelos fabricados por Razer. Este BlackWidow Chroma, que es compatible con PC y Mac, dispone de tecnología muy bien introducida, de un diseño avanzado y atractivo, y de rasgos que apoyan a que las experiencias de partida sean más satisfactorias.

Las muchas opciones que proporciona de configuración son un buen motivo para que tengamos confianza en que el teclado estará a la altura de nuestras exigencias incluso si somos jugadores hardcore que solo están interesados en los mejores accesorios del sector del gaming.

Vía: Razer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...