Yakuza 6, la vida del mafioso más activo de Japón

Sega prepara con fuerzas el lanzamiento de Yakuza 6, juego que aterrizará en Occidente con una gran presentación y localización.


Yakuza 6 es el nuevo episodio de la aventura de Kiryu Kazuma y está llamado a elevar las cuotas de la saga a unos niveles solo comparables con los de las grandes superproducciones del mundo del videojuego. Un salto importante que, pese a lo que pueda suscitar entre sus más fieles, no afecta a las mecánicas ni a la esencia de esta particular historia. Para esta ocasión, Sega ha apostado por una revolución técnica nunca vista en los seis capítulos anteriores de la franquicia (este es el séptimo tras el episodio 0). La compañía japonesa apostó por ir puliendo poco a poco el motor del videojuego, edición a edición, hasta llegar al spin off de 2015. Dos años después, Yakuza 6 parte de esta base, aunque son tantas las mejoras que resulta difícil compararlo con Yakuza 0.

Pese a los incontables cambios gráficos y jugables, todos a mejor, las mecánicas más tradicionales y clásicas de la saga se mantienen. Sega no ha querido arriesgar en aquello que ha hecho grande a Yakuza, apostando por ligeros cambios en los aspectos que mejor han envejecido. Y es que ya se sabe, si algo funciona, no lo toques.

Al fin y al cabo, Yakuza ha sido desde hace años uno de los sleeper hit del mercado de los videojuegos. Extremadamente popular en Japón, en el resto del mundo la franquicia ha intentado en varias ocasiones convencer a los usuarios, pero el escaso apoyo en cuanto a la inversión en su occidentalización ha impedido que llegue alto. A la censura que sufrió en el pasado se le ha sumado un escaso interés en traducir sus textos, factores que al final lo han alejado de los jugadores. Pero con Yakuza 6 todo va a ser diferente, porque estará traducido y no habrá censura, dos factores que reunidos tienen muchas posibilidades de ayudar a que este se convierta en uno de los lanzamientos más deseados de los próximos meses. Y quizá así Yakuza consiga la relevancia que merece en el mercado occidental tal y como ha ocurrido en otros casos con juegos puramente japoneses que han acabado convenciendo a los usuarios europeos y norteamericanos.

Uno de los principales cambios que presenta Yakuza 6 con respecto al resto de títulos de la saga es que el esquema de juego habitual ha sido totalmente rediseñado. Hasta ahora, la jugabilidad se dividía en tres aspectos diferentes que no estaban conectados entre sí. Por un lado estaban las partes de exploración, por otro lado estaban los niveles de combate y por otro, las cinemáticas que presentaban la historia y la desarrollaban. Ahora, todo esto se ha unido y las peleas tienen lugar en la misma zona de exploración del videojuego, mientras que las cinemáticas se llevan a cabo con el motor gráfico del videojuego, el cual ha alcanzado un nivel que permite mantener escenas de calidad como las de títulos anteriores, aunque por primera vez en tiempo real.

nuevo juego de Yakuza

Más allá de los renovados gráficos o de la unificación de esquemas, la mejora más evidente de Yakuza 6 está en su sistema de lucha. Los combates ofrecen ahora una variedad de alternativas casi infinitas, como por ejemplo, poder huir de ellos como alma que lleva el diablo. Algo muy simple que antes no era posible porque las peleas estaban separadas de la exploración. Ahora, sin embargo, los más asustadizos verán recompensada su cobardía (si no son cazados antes).

Como es habitual en la saga, a la hora de luchar se puede recurrir a todo tipo de elementos presentes en el escenario, aunque esta vez se alcanzan nuevas cuotas de realismo. Por primera vez se podrán usar los desniveles, golpear a los enemigos contra el bordillo o incluso protegernos con el cuerpo de algunos de nuestros agresores. El rango de acción es mucho mayor y las posibilidades para superar los ataques, también.

En este aspecto, el famoso Heat Mode ha sido totalmente cambiado y Yakuza 6 preenta un modo Ultimate en el que hay disponibles objetos mucho más poderosos, así como técnicas de combate inéditas para ser más contundentes con los enemigos. Los contraataques y la defensa han sido muy trabajadas, aumentando el abanico de animaciones y movimientos del personaje principal, lo que mejora aún más el control y la jugabilidad.

Al igual que los combates, la exploración de los escenarios ha sido también muy mejorada. El distrito de Kamurocho (basado en el Kabukicho real de Tokio) y la ciudad de Hiroshima presentan el mejor aspecto de toda la saga, totalmente rediseñadas de cero. Para disfrutar de todos sus detalles, Yakuza 6 ofrece por primera vez la exploración en primera persona, presentando una nueva visión nunca antes vista en toda la saga.

Además, en esta ocasión hay mucha más libertad para poder interactuar con los elementos del mapa, pudiendo aprovechar los rincones más estrechos de las calles, esquivar todo tipo de objetos, tirar otros tantos o ver simplemente cómo reaccionan determinados carteles o paneles al pasar por encima. La sensación es mucho más realista, presentando un escenario vivo. Incluso podremos sufrir una estrepitosa caída por las escaleras si forzamos a nuestro personaje a bajarlas demasiado rápido.

combate en Yakuza

Dentro de todos estos cambios estructurales, tienen especial importancia los nuevos diálogos de Yakuza 6. Ya no existen secuencias de vídeo en CGI y todo se produce con el motor del juego, por lo que absolutamente todas conversaciones de los personajes están dobladas. Las animaciones durante las charlas también han sido mejoradas, dotando estos momentos de un aspecto más realista, dejando a un lado los personajes estéticos y fríos de otras entregas de la saga. Incluso se han ampliado las opciones de diálogo a elegir.

A la hora de las tradicionales visitas a los restaurantes, el sistema de comidas también ha sido rediseñado. En los seis capítulos anteriores no importaba lo que se comía ni cuánta cantidad se consumía, ya fuese en un local de lujo o en un bar cutre. Ahora, sin embargo, existen numerosos tipos de comida con diferentes tipos de efectos que cambiarán nuestras habilidades. Algunos alimentos aportarán más resistencia, otros afectarán a nuestra velocidad, nuestra fuerza… Incluso si nuestro personaje come más de la cuenta tendrá que hacer un alto en el camino y esperar a haberla digerido por completo para seguir en movimiento. Para salir del paso, también es posible recurrir a máquinas expendedoras.

La trama del juego vuelve a ponernos en la piel de Kiryu Kazuma, quien protagonizó todos los títulos anteriores, siendo esta la última vez. Se trata por tanto del final de su historia, el cual comienza justo donde acabó Yakuza 5. Para quienes sean nuevos en la saga existe un resumen de todos los acontecimientos previos, aunque lo ideal es haber jugado a todos los títulos para conocer exactamente qué está pasando y qué relaciones tienen entre sí los diferentes personajes.

Para desarrollar la trama, las cinemáticas juegan un papel clave, aunque hayan cambiado el CGI por escenas en tiempo real. La mejoría gráfica general del título permite que su nivel esté a la altura, mostrando algunos de los mejores momentos de toda la franquicia. Además, Sega ha querido potenciar aún más este aspecto recurriendo a algo cada vez más habitual en el mundo de los videojuegos, la representación de actores famosos. En el caso de Yakuza 6, el reparto lo encabeza el célebre Takeshi Kitano.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...