Xbox Live también sufre sus propios problemas

Los problemas que sufrió recientemente Xbox Live no parece que estén vinculados con el ataque de hackers, sino que fue algo temporal.

Captura de Xbox Live

Hace poco os hablamos del ataque DDoS que había sufrido Sony y su servicio PlayStation Network. Y estaríamos ocultando la realidad si no nos fijáramos en los problemas recientes que también ha sufrido Microsoft con su red Xbox Live de las consolas Xbox. En este caso no han sido tan graves como los mencionados de Sony, y todo apunta a que la responsabilidad no ha estado en manos de ningún grupo hacker, o al menos el tema no ha ido tan lejos como lo ocurrido en el entorno de PlayStation.

Lo que notaron hace unos días los usuarios de las consolas Xbox 360 y Xbox One era que no tenían la oportunidad de identificarse online y que se encontraba con mucha inestabilidad en el servicio. El principal problema se encontró en errores que se daban cuando los jugadores trataban de unirse a las partidas de otros usuarios dentro de los juegos de las consolas. También se comenta que hubo errores en cuanto a la comunicación entre ambas máquinas, si bien nada ha sido especialmente drástico ni grave. El único problema lo encontraron los jugadores de Diablo 3 en su versión Ultimate, recientemente lanzado y de gran requisito en cuanto al modo multijugador, que sufrieron estos problemas de red en los días en los que más ganas tenían de jugar para estrenar el juego.

Microsoft dio parte de los problemas de red sufridos y mantuvo tranquilos a los usuarios, agradeciendo además la paciencia. La red de juego de Xbox no suele sufrir problemas tan graves como los que han atacado a PlayStation Network en los últimos años y esto es algo que sus usuarios agradecen, por mucho que salgan desfavorecidos en comparación a lo que ofrece Sony en otros aspectos.

Los errores de conexión se solucionaron en poco tiempo y de momento no se ha vuelto a producir ningún impedimento en cuanto al rendimiento online de las consolas Xbox 360 y Xbox One. De todas formas, imaginamos que Microsoft ha tenido muy en cuenta lo que le ha pasado a su rival, Sony, en los últimos días. Verán los ataques hacker que ha sufrido la competencia como un posible aviso de lo que les podría pasar a ellos si sus defensas no están siempre preparadas al 100%. ¿Es posible que ocurra algo parecido a lo que ha pasado con PS3, PS4 y PlayStation Vita con Xbox 360 y Xbox One? Nunca hay que decir que algo es imposible, pero Microsoft sigue reforzando metódicamente sus sistemas de seguridad.

Por ahora parece que estas alarmas acaban sin mayor consecuencia y que los jugadores se pueden concentrar en lo que de verdad quieren: jugar.

Vía: Xbox Live

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...