Videojuegos de terror: ¿han perdido su atractivo?

Los videojuegos de terror no logran, en los últimos años, llegar a los índices de calidad que tuvieron en el pasado con los primeros Resident Evil y Silent Hill.

¿Hay futuro para el género del terror?

¿Hasta dónde ha llegado el mercado de los videojuegos en lo relacionado con insensibilizar a los usuarios?. La situación actual lleva a que los usuarios se encuentren con producciones supuestas de terror que, en realidad, asustan más bien poco. Atrás quedaron los tiempos en los que un juego de terror nos asustaba, la época en la que nos hacía saltar del asiento delante de la televisión o el monitor. Ahora los juegos de terror son más parecidos a títulos de acción donde nos enfrentamos con criaturas de diseño aterrador, pero sin un componente de miedo propiamente dicho.

Esto se puede ver claramente en lo que ha ocurrido con Resident Evil, que comenzó dándonos mucho miedo, haciendo que sintiéramos terror de abrir una puerta o de subir unas escaleras, ahora se ha convertido en un juego de disparos y más disparos. Las últimas encarnaciones de la veterana saga de Capcom se materializan en la forma de shooters con componentes de acción en tercera persona y algún ligero puzle que nos hace pensar, pero sin sustos o elementos de terror.

Con otras respetables franquicias ha ocurrido algo similar a lo largo de los años. Silent Hill no consigue, por mucho que se reinvente, alcanzar el estado de terror psicológico que causó con sus primeros episodios. En aquellos tiempos el sonido del juego nos hacía sentir inquietos, y provocaba que tuviéramos ganas de tirar el mando al suelo para dejar de jugar por el miedo que sentíamos.

Alone in the Dark, que está considerada como una de las franquicias originarias del género de los juegos de terror, ha desaparecido, tanto por haber perdido el gancho en sus últimos episodios como por ya no tener interés entre una nueva generación de usuarios que no tuvo la experiencia de haber probado su inicio.

En cuanto a otros juegos de terror, Project Zero siempre ha sido un referente de la forma en la que el género se presenta en las consolas con su estilo más japonés. Y lo cierto es que sus últimas entregas no han estado mal del todo, pero la falta de nuevas ideas entre sus desarrolladores ha producido que se lancen juegos no tan sólidos como los del pasado. El terror japonés da miedo, pero no sirve con que nos repitan una y otra vez los sustos de siempre.

Otros juegos de terror diversos han llegado poco a poco al mercado, pero no hay ninguno que haya logrado su objetivo, ni siquiera Alan Wake para Xbox 360. La realidad es que el terror en los videojuegos está muy de capa caída y necesitando un cambio urgente para sobrevivir.

Foto | Watch Us Play Games

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...