Tenemos que hablar sobre… Goodbye Volcano High

Goodbye Volcano High ha tenido presencia en el evento online de PlayStation 5 para sorpresa mayúscula de los jugadores.

Hace unos días se llevó a cabo la gran conferencia virtual sobre PlayStation 5 que todos los fans de Sony estaban esperando. Los juegos se convirtieron en los protagonistas de la sesión por mucho que también se desvelara el aspecto que tendría la nueva consola. Hubo juegos y juegos, unos más interesantes que otros y algunos que realmente deslumbraron con características y un aspecto superior.

Por desgracia, no todos fueron Spider-Man o Horizon, sino que también hubo títulos desconcertantes. En principio porque el evento se debería haber reservado para grandes juegos o producciones de un atractivo notable, pero entre algunos juegos que sí encajaron en esta descripción nos encontramos cosas como… Goodbye Volcano High. ¿Y nos puede explicar alguien qué hacía este juego en la conferencia? ¿cómo está evolucionando Sony exactamente para que hayan llegado a dar máxima visibilidad a este tipo de título?

Hay varios aspectos que nos molestan. El primero es que se puede apreciar claramente que Goodbye Volcano High no mostró absolutamente nada. Se muestra como una aventura cinemática de animación, pero no puso sobre la mesa ninguna de sus cartas jugables. Y como producto concentrado en ser una producción animada no se puede decir que su calidad en cuanto a este aspecto fuera precisamente notable. Tanto los diseños de los personajes como el movimiento de la animación o los diálogos dejaron mucho que desear. A eso hay que sumarle el concepto, que nos produce piel de gallina: dinosaurios adolescentes.

Pero días después de la presentación hemos comprobado que Goodbye Volcano High no solo tiene su público, sino que además es, para muchos jugadores, el motivo por el cual la conferencia «moló». Ha sido uno de los juegos más aplaudidos del evento por cierta parte del sector. Es un juego de nicho y los nichos siempre funcionan en las consolas. Lo que nos sorprende es que Sony esté apoyando un nicho de esta categoría cuando, en paralelo, está censurando de forma extrema una gran parte de los juegos de anime procedentes de Japón.

Si todavía queda alguien que piense que Sony sigue siendo una empresa japonesa, al menos en su división de PlayStation, posiblemente se encuentra muy equivocado. En los últimos años la compañía ha cambiado su cultura empresarial a través de decisiones por parte de sus directivos enfocadas a alejarse de la imagen típicamente nipona para abordar un punto de vista más global. Aunque en vez de «más global» podríamos decir «más norteamericano». O lo que es lo mismo: censurar los contenidos para adultos relacionados con los cuerpos y las relaciones y permitir que cualquier tipo de violencia tenga cabida entre sus juegos.

Cada vez hay más juegos procedentes de Japón que reciben la tijera para su llegada a Occidente. Se eliminan escenas, se redibujan secuencias o se cambian los diálogos por completo. Son las exigencias que pone Sony para que determinados títulos desarrollados en el país del sol naciente se puedan comercializar en los mercados estadounidenses y europeos. Y ya se conocen otros juegos que se están modificando directamente en Japón, desde donde las desarrolladoras prefieren tener en cuenta las nuevas exigencias de Sony para después no tener que modificar sus juegos una vez se pongan a la venta en Occidente.

La censura que se está viviendo en PlayStation no se había visto antes a la vista de la crudeza de la misma. Hay desarrolladoras japonesas que han empezado a anunciar que han cancelado sus juegos debido a que no les compensa el panorama actual en el que se encuentran. No les compensa trabajar en un juego en el que ponen todo su empeño y amor para que luego Sony, sin ningún sentimiento, les obligue a recortar el contenido. Y tampoco les apetece trabajar siguiendo las directrices de otra empresa, no las suyas propias.

Las consecuencias de esta situación están siendo claras. Sony ignora todo lo posible el software procedente de Japón con estilo más japonés, y buena demostración de ello es que en el evento no se vio, por ejemplo, ninguna producción típica con el sello de Bandai Namco Games. Pero en lugar de eso, la compañía dio presencia a Goodbye Volcano High, lo que nos podemos tomar como una manifestación de intenciones a la vista de las circunstancias. Incluso con anterioridad no se habría dado cobertura en un evento de estas características a, por ejemplo, una visual novel, incluso a las de mayor popularidad que han pasado por las consolas PlayStation.

Después de haberla tomado con Goodbye Volcano High por motivos obvios y comparaciones, dejamos en el aire nuestra opinión sobre el juego a la vista de que solo hemos visto un vídeo. Lo que queríamos expresar, en realidad, era nuestra disconformidad con lo que está haciendo Sony con la censura de los juegos procedentes de Japón a los que obviamente la empresa tiene ahora una tirria importante. Lo peor de todo es que las cifras de ventas de hardware de Sony en Japón cada vez van a peor e incluso hay cadenas de tiendas en grandes superficies que ya solo venden juegos de Nintendo Switch. Algo que, en general, no es nada bueno para el sector de los videojuegos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...