Strider, el retorno que no deberíamos olvidar jugar

El servicio PlayStation Now esconde joyas que no deberíamos dejar pasar como Strider, la última encarnación de la mítica franquicia.

Capcom es una empresa que en su planning de desarrollo de productos siempre combina sus nuevas creaciones con el retorno de personajes y sagas clásicas del pasado. En el año 2014 presenciamos lanzamiento de Strider, la recuperación de un clásico personaje que llevaba mucho tiempo en el dique seco, limitado a ser una de las apariciones más aplaudidas de los juegos de lucha VS de Capcom.

Pasó sin pena ni gloria, con menos ruido del que debería haber hecho, pero lo bueno es que está disponible en su versión de PlayStation 4 en PlayStation Now. Eso significa que lo podéis jugar gratis sin complicaciones. El juego está desarrollado por Double Helix Games en colaboración con el estudio Capcom Osaka. Y aunque Double Helix Games es una empresa que tiene éxitos y fracasos, en este caso no terminaron de hacer un mal trabajo. ¿Podría haber sido mejor? Sin duda, pero también mucho peor.

En Gizmos continuamos aprovechando el servicio PlayStation Now para recuperar juegos olvidados, títulos que merece la pena recomendar y analizar por distintas razones. En este caso no podíamos dejar de lado hablar sobre Strider debido a la importancia histórica que tiene para la historia de Capcom. El personaje es un clásico e incluso hay rumores que lo sitúan en algún tipo de versión en el mundo de Street Fighter, donde Strider Hiryu podría ser Zeku, el maestro de Guy, el personaje de Final Fight.

El retorno de un gran héroe

El desarrollo de este juego de Strider, o al menos de uno parecido, ya estaba en marcha en el año 2009. Pero por aquel entonces lo estaba creando Grin, que al final fue a la bancarrota y se echó todo a perder. Capcom retomó el proyecto, aunque posiblemente cambiándolo de forma radical.

Entrando en materia, solo hay que jugar un par de segundos para que “todos” los miedos que puedan tener los fans sobre este Strider desaparezcan. La velocidad es descomunal y el movimiento del personaje se realiza con tanta fluidez que tenemos la impresión de que el protagonista no necesita ni siquiera que lo movamos para que lleve a cabo su particular carnicería entre todos los enemigos que encontremos. Damos saltos, nos deslizamos, pasamos de plataforma en plataforma y golpeamos con la Cypher, el arma de plasma que utilizamos como una hoja cortante.

Para jugar a Strider es recomendable que abramos bien los ojos y que nos preparemos para un espectáculo de luz y color, con efectos de iluminación constantes, explosiones, rayos láser y otros elementos que llenan la pantalla de forma radical. El ritmo de la partida no decae en ningún momento, con escena tras escena donde avanzamos, rebotamos en paredes y hacemos uso de todo nuestro arsenal. Los desplazamientos rápidos por el aire, el lanzamiento de ataques a distancia y la lucha contra jefes, la cual tampoco queda de lado, se combinan con cambios de cámara que hacen la experiencia más emocionante. Vemos cómo en ocasiones el juego abandona su plano cercano horizontal, donde vemos perfectamente cada movimiento del personaje, para reducir el zoom y permitirnos apreciar una mayor parte del decorado.

Hay distintos recursos de los que se hace uso en este sentido, a fin de hacer que el espectáculo de luces y colores no termine eclipsando nuestra vista. Los jefes, por ejemplo, son un buen momento para variar un poco el estilo de juego en el cual nos sentimos como auténticos campeones luchando contra enemigos que tienen poco que hacer contra nosotros. Aunque no penséis que el juego es sencillo, dado que Capcom ha mantenido el clásico nivel de dificultad al que acostumbró a los usuarios en la época.

Durante la partida vamos a poder perfeccionar al protagonista con diversas mejoras que nos darán la oportunidad de cada vez hacer uso de más recursos. Además, también es posible personalizar visualmente al héroe en base a contenidos que iremos desbloqueando, entre los que no solo habrá materiales jugables, sino también otro tipo de elementos. El juego incita mucho al usuario a recorrer los escenarios y se beneficia de un desarrollo un poco menos lineal que antaño, aprendiendo de la filosofía metroidvania para que el usuario tenga más posibilidades y una mayor profundidad respecto a los juegos originales de la franquicia.

Recordando otras épocas

Hay muchos elementos que nos han hecho pensar que el tiempo no ha pasado para Strider. Los desarrolladores no solo han respetado el estilo gráfico, manteniendo la posición de la cámara y los diseños de escenarios y personajes, sino que también han realizado un trabajo sólido en cuanto a la representación sonora. Michael John Mollo se ocupa de la banda sonora, Sho Sakai es el encargado del diseño artístico y tenemos a Kouichi Yotsui, el creador del arcade original, que no participó en el desarrollo, pero que lo supervisó en cierto modo y le dio su aprobación.

La historia también es muy continuista y recupera el concepto clásico, aunque dándole un poco más de materia. Para resumir y no liarnos demasiado con este tema, diremos que Strider es elegido para llevar a cabo una misión de caza contra Master Meio, que tiene dominado el planeta en un futuro distópico en el cual la Tierra ha visto tiempos mejores. Con sus habilidades para el asesinato, la lucha y el sabotaje, Strider avanzará en busca de su enemigo. Tal que así es como comenzamos a jugar, y justo es decir que la diversión que proporciona el sistema de juego no tarda en provocar que nos olvidemos rápidamente de la historia.

¿Merece la pena jugarlo?

Este reinicio de la saga Strider estuvo en la línea de las actualizaciones que Capcom ha hecho de otros juegos en formato digital a lo largo de los últimos años. El trabajo realizado es más que positivo, prestando una especial atención a mantener la coherencia con las entregas clásicas al tiempo que se incorporan novedades y una adaptación acorde al momento en el que se puso a la venta.

Solo se comercializó en formato digital en Occidente, mientras que los japoneses pudieron echar mano a una versión en formato físico que les ha venido muy bien a los coleccionistas. Si lo encontráis a buen precio en digital y sois muy fans de Strider, puede ser una muy buena recomendación. En el resto de los casos, lo que recomendamos es que lo probéis primero en PlayStation Now para comprobar que se ajuste a lo que estáis buscando. Si os llega a gustar mucho… sería recomendable adquirirlo en digital, puesto que ya sabemos que la disponibilidad de los juegos de PlayStation Now puede ser cercana a «eterna» o también es probable que desaparezcan cuando menos lo esperamos. Es lo mismo que pasa con Netflix, un día están tus películas favoritas disponibles y después… ¡voilá! desaparecen sin dejar rastro hasta que se deciden a recuperarlas.

Por desgracia, no parece que tuviera demasiado éxito, porque la recuperación de Strider ha terminado en ese punto y se ha vuelto a quedar estancada. De momento seguimos a la espera de que Capcom pruebe de nuevo a recuperar al personaje, aunque a la vista de que ahora mismo están trabajando en la recuperación de Sir Arthur (con una nueva versión de Ghost’n Goblins que no tiene una pinta demasiado prometedora…), posiblemente tardarán en volver a intentarlo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...