Si borras tu cuenta de Facebook… adiós a tus juegos de Oculus

Facebook nos obligará a tener una cuenta activa de su red social cuando queramos utilizar Oculus y si la perdemos también perderemos nuestros juegos.

Comencemos con una apreciación. Facebook invirtió millones en la adquisición de Oculus Rift. La compra de la compañía resonó con una fuerza enorme, porque demostraba el interés de la red social en convertirse en el líder del mercado de la realidad virtual. La forma en la que resonó la operación también tuvo tintes negativos, ya que fueron muchos los que se temieron que Facebook tirara por tierra todo lo que había hecho Oculus. Ahora podemos decir que, con solo una mala decisión (una malísima, para ser más exactos), han conseguido destrozar el historial de una empresa-producto que se había convertido en seña del mercado.

Y esto es, sin ninguna duda, una pena, una muy grande. Porque Facebook habrá puesto mucho dinero en los bolsillos de los creadores de Oculus, pero lo que ha hecho ha sido destrozar la empresa y sus planes de futuro. También podríamos decir más: creemos que lo que está haciendo Facebook es ralentizar el crecimiento del mercado de la realidad virtual. Gracias a ellos todo va a avanzar mucho más lentamente.

Y aunque no es algo que queramos que pase, nos da la sensación de que pensar en la ruina de Oculus no es algo que esté tan desencaminado de la realidad. Si Facebook sigue dirigiendo la empresa de realidad virtual de esta manera, posiblemente la tragedia no quede tan lejos.

Al final, en el futuro, para Facebook será una decepción, porque sentirán que tiraron una inversión millonaria a la basura. Pero el dolor que sentirán por ello será pasajero. Los que más lo sentirán serán los amantes de la realidad virtual que vieron, desde el principio, cómo Oculus llevaba el control del mercado. Al fin y al cabo, Oculus fue quien incluso ayudó a las demás empresas que ahora son sus rivales en el sector. Así, nadie olvida la colaboración que hizo Oculus con Sony para ayudarles en la fabricación de sus PlayStation VR.

Lo hicieron porque, como ellos mismos dijeron en varias ocasiones, consideraban la competencia necesaria para que el mercado de la realidad virtual pueda madurar. Pero la Oculus de hoy es una muy distinta a la del pasado. Y buena muestra de ello es la nueva norma de la propietaria de la marca, que obliga a tener y vincular una cuenta de Facebook para poder usar las gafas Oculus Quest 2. Y ahora lo que ha causado polémica es la siguiente pregunta: ¿qué ocurre si eliminamos nuestra cuenta de Facebook? ¿o si nos la cierran por algún motivo? Seguro que no queréis oír lo que vamos a decir: se borrarán todos vuestros juegos y los perderéis, por mucho que algunos os hayan costado 10, 20, 30, 40, 50 o incluso 60 euros.

Un problema añadido es que si bien ahora mismo los únicos usuarios que necesitan la cuenta obligatoria de Facebook son aquellos que se hagan con un headset Oculus Quest 2, esto cambiará en 2023. Es la fecha en la cual las cuentas independientes de Oculus dejarán de funcionar y cuando será obligatorio que vinculemos un perfil de Facebook si queremos seguir utilizando nuestro headset. Si no tenemos perfil, lo tendremos que crear. Pero a partir del momento en el cual hagamos este cruze de perfiles, todo lo que hagamos en Oculus quedará reflejado también en Facebook, eliminándose cualquier factor de privacidad mientras jugamos o disfrutamos de experiencias.

La solución, a medias, pasará por tener un perfil de Facebook para Oculus. Tal y como ahora hacen los usuarios que quieren jugar a juegos de Facebook, pero mantener a su familia y amigos alejados de los mensajes constantes en sus muros, esta solución permitirá «esquivar la bala». Pero en realidad, Facebook no permite este tipo de cuentas secundarias y alternativas, lo que nos expone a que en cualquier momento la compañía pueda bloquear nuestro perfil y que eso nos lleve a no poder volver a acceder a nuestros juegos de realidad virtual y dispositivo. Posiblemente esto no tarde en provocar alguna denuncia, puesto que lo más probable es que Facebook esté exponiéndose a hacer algo ilegal a la vista de que estará impidiendo a los usuarios que disfruten del dispositivo y juegos por los que han pagado.

Otra posible situación será que desactivemos o borremos nuestro perfil. Si lo decidimos desactivar porque nos queramos dar un tiempo y distanciar de la red social (porque hay momentos en los que todos lo necesitamos), después cuando queramos podremos reactivarlo y todos nuestros juegos seguirán ahí. Eso sí, mientras el perfil no esté activado no habrá juegos ni dispositivo que usar. En el caso de que borremos la cuenta, todo desaparecerá y no habrá ninguna manera de que lo recuperemos después.

Como decíamos al principio, hay tantas consecuencias en esta horrible decisión tomada por Facebook que no nos extraña que haya muchos usuarios que estén retirando su apoyo a Oculus y confirmando que no volverán a comprar ninguno de sus headsets.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...