Sekiro: Shadows Die Twice es el GOTY del año en los Game Awards 2019

En un resultado sorprendente, Sekiro: Shadows Die Twice se ha convertido en juego del año superando a Death Stranding.

Sekiro

Esto sí que ha sido una verdadera sorpresa. Nuestras apuestas estaban depositadas de una manera errónea sobre dos posibilidades. Pensábamos que una de las opciones era que los Game Awards 2019 se decantaran por postrarse ante Hideo Kojima y su Death Stranding, que se ha llevado más de un premio durante la noche. Una buena parte del público les hubiera criticado, pero otra les habría aplaudido por lo que representa esta producción para el mundo de los videojuegos. La otra de las opciones en las que pensábamos era Super Smash Bros. Ultimate, porque de todos los juegos se puede decir que es el que tiene la comunidad más fiel y el mayor índice de partidas multijugador (y presumiblemente de tiempo de juego). Pero el juego de Nintendo tampoco ha sido el GOTY elegido.

En realidad la opción que ha terminado saliendo elegida como GOTY del año ha sido Sekiro: Shadows Die Twice, un juego que ciertamente merece el premio por su enorme calidad. Pero podemos decir que la noticia nos ha cogido a todos desprevenidos.

Quizá porque esperamos que los Game Awards 2019 sean tan decepcionantes como los Oscar del cine, en los que siempre hay una película que pisotea a todas las demás. En estos premios del mundo del videojuego todo queda muy repartido y son muchos los nombres que aparecen premiados.

Eso no quita que Resident Evil 2 Remake se haya ido de vacío. Pero la diferencia del estupendo remake del clásico de Capcom respecto al resto de juegos se encuentra en que ya es un clásico de por sí y no necesita más méritos para que termine siendo inmortal. Aún así, es cierto que el juego de Capcom merecía un poquito más de repercusión de alguna manera.

Con Sekiro: Shadows Die Twice los usuarios se encuentran ante un título de acción, samurais, sigilo y muerte que realmente demuestra lo mejor que puede dar de sí el equipo de desarrollo en From Software. Nos alucina mucho cómo ha cambiado esta compañía desde sus orígenes hasta el presente. En generaciones pasadas, antes de Dark Souls, que se puede decir que fue el punto de inflexión, se nutrían de las ventas de sus sagas más famosas que, en cualquier caso, jugaban dentro de los mercados de nicho. Tenían muy buenos resultados con Armored Core y también con King’s Field, pero siempre con una audiencia reducida. Con el paso del tiempo algo cambió en la compañía y comenzaron a dar un giro radical a su política. Ahora ya no tienen que seguir desarrollando juegos a granel para sobrevivir en base a pequeños ingresos, sino que pueden producir títulos más ambiciosos que lleven más tiempo de desarrollo y por los que obtengan unos mayores ingresos por parte de las editoras.

Sekiro Shadows Die Twice es el GOTY del año en los Game Awards 2019

Para que entendamos lo que ha cambiado en From Software solo hay que ver sus últimos años. En 2014 lanzaron Dark Souls II y le siguió Dark Souls II: Scholar of the First Sin en 2015. También en 2015 pusieron a la venta Bloodborne con Sony y desarrollaron Monster Hunter Diary: Poka Poka Airou Village DX para Capcom. En 2016 llegó Dark Souls III y en 2018 Déraciné para PlayStation VR, considerado como uno de los juegos más bonitos de la realidad virtual. Luego ya en 2019 han lanzado y triunfado con Sekiro: Shadows Die Twice, mientras que para el futuro trabajan en Elden Ring. Pero ni Armored Core, ni King’s Field ni nada similar que les pueda devolver a unam época en la que sus ejecutivos seguro que pasaban apuros para encontrar proyectos en los que comenzar a trabajar y así mantener la empresa.

Ahora mismo From Software es propiedad de Kadokawa Corporation, pero a nadie le sorprendería que el estudio terminara en manos de alguno de los grandes fabricantes de hardware. Si Sony o Microsoft metieran mano en la propiedad del estudio, tendrían un gran valor añadido para sus catálogos de juegos. El único riesgo ante el que se encuentran reside en que sus grandes producciones acaben siendo demasiado parecidas entre sí, pero para evitar este problema solo tendrán que espaciar más sus lanzamientos entre la saga Dark Souls, Bloodborne y Sekiro.

Otros de los nominados a mejor juego del año eran el mencionado Death Stranding, el cual puedes amar u odiar a partes iguales, el remake de Resident Evil 2, The Outer Worlds, el último Smash Bros. y Control. Este último se llevó el premio importante en la categoría de dirección artística en una decisión más que controvertida y era lógico que no ganaría el de GOTY. Por su lado, Sekiro no solo se ha llevado este galardón, sino que también se ha embolsado el de mejor juego de acción y aventura de este año. Mención especial por otro lado para el juego indie Disco Elysium, que ha obtenido un total de cuatro galardones, incluyendo el de mejor RPG y mejor narrativa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...