Sega Mega Drive Classics, la eterna recopilación

Sega Mega Drive Classics es un nuevo recopilatorio que reúne algunos de los mejores juegos de los 16 bits.

recopilación de Sega

¿Cuántos años lleva Sega lanzando recopilaciones de sus clásicos de 16 bits? Son tantas las versiones disponibles que ya hemos perdido la cuenta. Si no nos falla la memoria, este tipo de packs se han venido editando desde los tiempos de PlayStation 2, y lo cierto es que son imprescindibles por sí mismos, pero quizá Sega debería comenzar a pensar en hacer algo distinto para que sus seguidores más fieles no acaben tirando la toalla por disidia.

La última encarnación del recopilatorio la vemos representada en la forma de Sega Mega Drive Classics, que tiene una buena selección de juegos, pero también nota algunas ausencias graves. Sigue sin tratarse del pack definitivo por la falta de esos clásicos imprescindibles que no están incluidos y porque no tiene ningún secreto de peso. Sorprende que Sega se haya esforzado tan poco en el pack teniendo en cuenta que en el de la generación anterior sí que pusieron más trabajo e incluso cargaron algunas sorpresas ocultas que dejaron muy satisfechos a los fans.

Pero en esta ocasión el juego es tan plano como se comercializa, ofreciendo los juegos que promete y nada más. Eso sí, la selección como decíamos es potente y solo está lastrada por la ausencia de Sonic 3 y Sonic & Knuckles, aunque también choca que no se hayan incluido las distintas entregas de Ecco the Dolphin.

Los juegos incluidos en el recopilatorio son los siguientes, incluyendo en algunos casos las versiones japonesas, al menos en los juegos que sufrieron censura o modificaciones (como ocurrió con Streets of Rage 3 o Dynamite Headdy):

  • The Revenge of Shinobi
  • Shinobi III: Return of the Ninja Master
  • Golden Axe
  • Golden Axe II
  • Golden Axe III
  • Galaxy Force II
  • Crack Down
  • Alex Kidd in the Enchanted Castle
  • Streets of Rage
  • Streets of Rage 2
  • Streets of Rage 3
  • Wonder Boy in Monster World
  • Wonder Boy III: Monster Lair
  • Shadow Dancer: The Secret of Shinobi
  • Sword of Vermilion
  • ESWAT: City Under Siege
  • Beyond Oasis
  • Kid Chameleon
  • Sonic the Hedgehog
  • Sonic the Hedgehog 2
  • Sonic 3D Blast
  • Sonic Spinball
  • Dr. Robotnik’s Mean Bean Machine
  • Space Harrier II
  • Decap Attack
  • Bio-Hazard Battle
  • Alien Storm
  • ToeJam & Earl
  • ToeJam & Earl in Panic on Funkotron
  • Gain Ground
  • Columns
  • Columns III: Revenge of Columns
  • Virtua Fighter 2
  • Flicky
  • Altered Beast
  • Super Thunder Blade
  • Fatal Labyrinth
  • Shining Force
  • Shining Force II
  • Shining in the Darkness
  • Vectorman
  • Vectorman 2
  • Ristar
  • Alien Soldier
  • Comix Zone
  • Bonanza Bros
  • Gunstar Heroes
  • Light Crusader
  • Dynamite Headdy
  • Landstalker
  • Phantasy Star II
  • Phantasy Star III: Generations of Doom
  • Phantasy Star IV: The End of the Millennium

Lo que más nos gusta del juego es el menú, que ha sido diseñado como la típica habitación de un niño de los 80-90 con decoración inspirada en los clásicos de Sega. En el cuarto hay otros objetos e incluso se ha creado un sistema por el cual se nota que cambia el momento del día en el que nos encontramos. Es una chorradilla, por decirlo de una forma fina, pero tiene su gracia. No obstante, la habitación está un poco recargada y termina siendo agobiante a todos los niveles. Hubiera sido mejor poder personalizarla y hacernos nuestro chupi-cuarto-retro (pero vamos, que tampoco habría hecho mejor o peor el recopilatorio, así que no nos liemos).

Cuando elegimos el juego hay un detalle que no nos ha gustado nada: se ve cómo el cartucho entra en la consola, pero la pegatina del mismo es negra y ni siquiera lleva la imagen de portada del juego. ¿Tan difícil era cuidar este detalle para que todo pareciera un poco más real? Porque nosotros tenemos aquí algunos de los juegos en sus cartuchos y las pegatinas de los mismos no eran como se ven en este recopilatorio. Son este tipo de cosas las que demuestran que el nivel de esfuerzo que ha puesto Sega no es ni mucho menos el que esperaríamos del que debería ser el recopilatorio perfecto y definitivo (aunque sabemos que en PlayStation 5 lo volverán a poner a la venta con otros rasgos).


Además de los propios juegos, que en su mayor parte son fantásticos, algo que nos ha encantado de Sega Mega Drive Classics es el sistema que tiene para que podamos rebobinar la partida o avanzarla con los botones del lateral del mando. El rebobinado nos permite retroceder y salvar la vida si, por ejemplo, hemos muerto. Es decir, queremos pasarnos el juego con la partida perfecta y sin continuar, pues solo hay que ir retrocediendo hasta que lo logremos aprendiendo de nuestros errores. También es un buen recurso para esos momentos en lo que nos caemos por un agujero y perdemos una vida tonta. Rebobinar y en un momento volvemos a estar vivos sin haber cometido ese error. El avance funciona de forma distinta, porque lo que permite es saltarnos esas partes difíciles dejando que sea el propio juego el que tome el control y lo supere todo sin dificultad.

Echando cuentas por mucho que nos hayamos quejado de algunos detalles que no nos han convencido de la presentación de Sega Mega Drive Classics, lo que hay que decir es que el juego es perfecto para los amantes del retro. Tiene una selección de títulos fantásticos que nos van a proporcionar horas y horas de diversión a través de distintos géneros dependiendo de lo que nos apetezca en cada momento. También se respetan muy bien las opciones de presentación en cuanto al formato de pantalla, los marcos y todos los demás elementos que se suelen incluir en este tipo de packs que recuperan juegos retro. Y los controles son personalizables a todos los niveles, por lo que no hay nada de lo que quejarse en términos jugables.

Lo que nos apena es que pasan las generaciones y seguimos sin tener un auténtico recopilatorio de Mega Drive y tampoco un auténtico recopilatorio de los clásicos de Sega de todas las épocas. Nos gustaría que nos encontráramos con un recopilatorio de los juegos de 16 bits de Sega que tuviera todos los títulos imprescindibles de la generación y que además ofreciera títulos secundarios que hicieron historia de todo tipo de franquicias bien conocidas por los jugadores. Esto es algo que llegará algún día (posiblemente), pero somos conscientes de que hay muchos factores que pueden impedir realizar recopilatorios de mayores posibilidades (si hay juegos que solo por la música se han quedado fuera… imaginemos).

Otro aspecto que nos gustaría que se hubiera mantenido respecto a versiones anteriores es la presencia de juegos secretos que se desbloquean a medida que avanzamos en las partidas a los clásicos disponibles desde el inicio. En lugar de ello aquí lo que tenemos es el incentivo de desbloquear logros y trofeos para nuestro perfil de jugador. Pero habría sido muy interesante si como en otros recopilatorios previos de Mega Drive se desbloquearan algunos juegos de arcades o incluso de Master System como forma de aportar contenido extra y una curiosidad interesante para los jugadores. Aún así, estamos ante una recomendación fantástica que entusiasmará a todos los amantes del retro y a quienes estén interesados en revivir algunos de los mejores juegos lanzados en la historia de Sega. ¿Alguien se anima a pedir a la empresa que haga una versión con sus mejores juegos de Saturn o Dreamcast?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...