Puntuaciones necesarias y guía para los flanes de Kingdom Hearts 3

Los flanes de Kingdom Hearts 3 plantean siete desafíos a los jugadores para que puedan obtener una pieza de Orichalcum+.

Kingdom Hearts

Los desafíos de los flanes se convierten en uno de los retos más complicados de todo Kingdom Hearts 3 si estamos en proceso de conseguir la llave espada más poderosa: la Ultima. En nuestro caso hemos tenido que invertir mucho tiempo y esfuerzo en superarlos todos, en parte porque el propio juego no te proporciona información específica sobre qué puntuación máxima hay que superar para conseguir el récord en cada minijuego. Así que después de nuestro sufrimiento hemos querido escribir esta guía que esperamos os ayude para que vosotros sufráis un poco menos.

Flan de Plátano

Comenzamos con uno de los más difíciles, aunque la experiencia en este desafío cambiará mucho si lo hacéis cuando ya hayáis completado todos los mundos del juego (antes de meteros a la parte final de la historia). El motivo es que ya habréis desbloqueado las mejores magias y eso os proporcionará un punto de apoyo muy valioso a la hora de enfrentaros con el reto, que no es otra cosa que eliminar flanes en un periodo de tiempo limitado mientras esquiváis a un gran flan que se os quiere comer. Si el flan grande os atrapa terminará el minijuego de inmediato, así que tendréis que esquivarle sin parar. Al mismo tiempo es necesario eliminar a los flanes pequeños, por lo que lo más idóneo es usar hechizos de gran poder que barran la mayor parte de la pantalla. Algunas de las invocaciones de amigo y de los ataques especiales de las llaves espada también van muy bien, como el de Hércules.

La puntuación mínima que debéis obtener para superar esta prueba es de 20.000 puntos. Si no alcanzáis la puntuación máxima recibiréis plátanos, pero si lo conseguís os llevaréis también un extensor de magia.

Flan de cereza

En el Olimpo se encuentra escondido el segundo flan, el de cereza. En este caso también deberéis alcanzar una puntuación de 20 mil puntos, pero se trata de un minijuego más sencillo que el anterior. La finalidad es deslizarnos con el escudo de Goofy a través del escenario a modo de circuito mientras vamos impactando en la mayor cantidad posible de flanes, dado que con ellos obtenemos los puntos. Si queremos ganar velocidad, algo que será necesario, tendremos que usar las flechas que hay en el suelo, dado que nos darán un potente impulso. Eso sí, cuidado con no golpearnos muchas veces contra la pared, porque la partida terminará aunque aún nos quede tiempo. Si nos damos la vuelta también terminará.

Flan de uva

Viajamos al mundo de Frozen para superar otro desafío que una vez más tiene una puntuación a alcanzar de 20.000 puntos. En este caso la misión es eliminar todos los flanes que podamos en el tiempo que se nos proporciona, pero es posible usar magia e incluso bloquear la de los enemigos. Si realizáis este desafío una vez estéis potenciados notaréis que os resulta muy fácil y que incluso podéis relajaros obteniendo puntos y más puntos sin parar.

Disney

Flan de miel

El siguiente desafío se encuentra en San Fransokyo, la pantalla dedicada a la película Big Hero 6. En este caso tenemos uno de los minijuegos que más difícil nos ha parecido, dado que tiene una mecánica donde todo depende de nuestra habilidad y precisión. Hay que obtener una puntuación de 15.000 puntos y la mecánica será saltando de flan en flan, evitando caer en los que tienen la boca abierta, porque eso significará que la partida terminará. El problema viene cuando llegamos a los 10 mil puntos, dado que cambia la mecánica de salto y en esos casos nos dejamos caer de una manera mucho más incontrolable. Es un minijuego que puede llegar a frustrar, así que recomendamos ser especialmente pacientes e intentar memorizar las rutas más fáciles para hacer puntos rápido.

Flan de naranja

Corona, el reino de Rapunzel, es uno de los que tiene un desafío más original y diferente. Lo que tenemos que hacer en este caso es superar o alcanzar una puntuación de 23.000 puntos utilizando siete fotografías que debemos hacer a los distintos flanes que iremos viendo por el escenario. El objetivo es hacerles la foto a flanes determinados, los raros, dado que estos nos darán más puntos. Y para que la foto sea de categoría “excelente” habrá que hacer la foto en el justo momento en el que el flan se ponga a posar. Esto puede ser un poco complicado, sobre todo el grupo de flanes que posan como si fueran los Power Rangers, a quienes hay que cazar en una pose completa por parte de todos los miembros.

Flan de fresa

En Toy Story, en la Toy Box, tenemos el siguiente desafío de los flanes. La mecánica vuelve a cambiar. Ahora lo que hacemos es con la atracción de las tazas locas ir recogiendo flanes y apilándolos en una gran columna. El objetivo es apilar todos los flanes que podamos para ganar puntos y más puntos, pero con el cuidado de no perder los flanes que ya hemos apilado si nos chocamos con los obstáculos que hay en el escenario. Aunque puede ser tentador pensar que llegados a cierta puntuación lo mejor es ir solo a por los flanes que vuelan, lo cierto es que es mejor quedarse en un punto central, esquivar y dejar que sean los propios flanes los que vengan casi a nosotros. La puntuación a alcanzar es de 17.000 puntos.

Bay Max

Flan de melón

Acabamos con otro desafío muy divertido, porque es como si nos metiéramos dentro de un juego de naves y marcianitos de décadas pasadas. En el Caribe tenemos que disparar cuatro cañones a medida que los flanes se van acercando hasta nuestra fortaleza. No hay que dejar que ninguno llegue a ella, porque entonces la partida acabará. Podemos tocar la campana central para disparar una ronda de disparos múltiples, pero requerirá de un tiempo de recarga. También podemos disparar a los flanes grandes, que provocan una gran explosión. Y si queremos disparar dos cañones a la vez lo que podremos hacer será lanzar un electro que provocará que se activen de manera simultánea, ganando unos segundos en el proceso de disparar con mayor rapidez. Este minijuego llega a dar la sensación de que es muy sencillo, pero conviene no confiarse para no tener que repetirlo demasiadas veces.

Cuando ya hayamos terminado todos los desafíos obtendremos el objeto especial Flanniversary Badge, mientras que si en todos conseguimos superar la puntuación máxima establecida el premio será uno de los muy preciados Orichalum+ que vamos a necesitar para construir la llave espada Ultima, el arma definitiva del juego. Para los cazadores de trofeos hay que decir que realizar estos desafíos con éxito tiene recompensa: el trofeo Flanmeister. Y por supuesto, tener este trofeo es indispensable si queremos obtener el trofeo de Platino que implica que hemos completado el juego al 100%, lo que nos permite olvidarnos de él para siempre con una buena sonrisa en la cara.

En comparación a otros de los retos que tiene Kingdom Hearts III, los siete minijuegos de los flanes son muy complicados y en algunos se llega a poner nuestra paciencia a prueba de una manera extrema. Por ello os recomendamos mucha suerte y si tenéis problemas al final en alguna prueba, no desesperéis y seguir intentándolo: es posible terminar todos los minijuegos con éxito.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...