Polémica con el lanzamiento de World of Warcraft Legion

World of Warcraft: Legion llega a las tiendas con el habitual problema que impide a algunos jugadores de disfrutar de la noche de lanzamiento.

World of Warcraft Legion

Otro año más Blizzard Entertainment ha provocado la ira entre los usuarios que siguen enganchados al formato físico en las distintas expansiones de World of Warcraft. ¿El motivo? De nuevo los jugadores que tenían reservada esta edición se han visto sometidos a la maldición de no poder acceder al juego en la noche de lanzamiento. El error, que una vez se podría soportar, pero que de forma continuada comienza a ser doloroso, ha provocado discusiones eternas en las redes sociales entre los usuarios y los responsables de las cadenas de tiendas (principalmente Game España).

¿Pero qué es lo que ocurre?

Expliquemos la situación desde el principio para entenderla bien, porque tiene cierta tela. Las expansiones de World of Warcraft se lanzan en formatos físicos y digitales. Con los digitales no hay ningún problema, dado que los juegos se activan a las 00:00 del día de salida, permitiendo disfrutar de la icónica e inolvidable noche de lanzamiento. Pero con los físicos todo cambia. Las tiendas no abren a esa hora, salvo en ocasiones especiales. En los lanzamientos previos en Madrid, desde tiempo atrás, siempre se elegía una tienda que servía como foco de la salida nocturna. Se comenzaba a vender el juego por la noche para que los usuarios pudieran irse a su casa contentos y jugar de madrugada. Era una experiencia bonita, organizada en una tienda Game (Príncipe Pío o Preciados, mayormente). Pero este año 2016 nadie ha sabido nada sobre los planes de Blizzard y la compañía no se ha pronunciado en ningún momento, dejándose pasar la oportunidad de organizar este tipo de apertura.

A la vista de la situación se entiende que los jugadores que hubieran reservado la edición física no podrían ir a por el juego hasta el día de lanzamiento, lo que significa perder la noche del mogollón, el momento de gloria (y la obligada, pero inolvidable caída de servidores).

A lo largo del día los usuarios que tenían reservada la edición física han manifestado su inquietud. Han llenado Twitter y Facebook de mensajes pidiendo a Game que lo vendiera antes de tiempo, que se marcaran un tanto con los jugadores para que pudieran disfrutar de la noche. Pero en cada petición Game se ha negado a hacerlo, argumentando que es algo que no han hecho nunca (falso si tenemos en cuenta los precedentes de las excepciones, claro está).

El problema es que en otras tiendas, véase El Corte Inglés, sí se ha puesto a la venta el juego. Se han repartido las ediciones de coleccionista reservadas y se han puesto a la venta las ediciones básicas, que no han tardado nada de nada en agotarse. Algunos usuarios han optado por cancelar sus reservas en Game para ir corriendo a comprar el juego en El Corte Inglés, aunque esto no podía hacerse con la edición coleccionista debido a la ausencia de unidades disponibles. Otros usuarios, los que compraron el juego en formato físico en tiendas online, es posible que tengan que esperar hasta el día 31, dado que en muchos casos no se les enviará el juego hasta el día 30. Dicho de otra manera: es una auténtica locura.

¿Qué puede hacer Blizzard?

A los chicos de Blizzard no se les suele decir nada y las críticas están cayendo en Game España principalmente. No hay que restarles culpa, pero como tienda es lógico que tienen que mantener la lógica de las fechas de lanzamiento (aunque sepamos que es algo que se suelen pasar por el forro cada dos por tres en otros casos). Aquí el problema lo vemos en que Blizzard no de su brazo a torcer y no mueva pieza con un mensaje rotativo a las tiendas en las que diga «World of Warcraft: Legion ya se puede vender». Con eso se solucionarían muchos problemas, habría una gran cantidad de personas que estarían más felices y muchas menos discusiones en Twitter. ¿Tan difícil es no hacer sentir a los jugadores que se hacen con la edición física que están quedándose por detrás de los que compran la versión digital?

Hay quien dice que todo es una maniobra de Blizzard para fomentar la edición digital, lo cual tampoco tiene demasiado sentido. Si eso fuera así no seguirían haciendo esas enormes ediciones de coleccionista que tanto nos gustan y que hacen que nos derritamos ante la salida del juego. Lo vemos más como que la empresa está a su aire, evadida de todo, tranquila y pasota, concentrándose en revisar que los servidores funcionan y que no se vuelve a organizar el cirio de todos los años. Mientras tanto los jugadores esperan. Quizá la noche de salida esos usuarios que no van a poder jugar por no tener el juego solo jugarían 30 minutos antes de fallar los servidores, pero es algo que queda en el aire. ¿Y la emoción de ver cómo todo falla a nuestro alrededor?

Los usuarios de World of Warcraft son unos sufridos y merecen todo el respeto del mundo. Los más frikis que tienen la edición coleccionista reservada ya han pagado un código digital de la normal para jugar hoy por la noche y luego saltar a la física mañana. Pero eso implica pagar el juego dos veces… algo que no acaba de ser demasiado lógico ni estar al alcance de todos.

Pero el problema viene de antes

Nos parece que siguiendo con el tema, el problema viene de antes. Ha pasado algo parecido con la campaña de precompra. Los usuarios que compraron la edición física normal y las versiones digitales tuvieron acceso a la nueva clase antes de tiempo para ir preparándose. Fue un incentivo que no se proporcionó a quienes habían realizado la reserva de la edición física coleccionista. Ahí los jugadores más fans ya tuvieron que hacer un primer sacrificio que, en cierto modo, no hemos llegado a entender de ninguna manera. Y ahora viene otro. Es como si Blizzard estuviera de lo más tranquila con su juego online y no tuviera que cuidar los pequeños detalles. Algo que, por otra parte, no debería ser así, porque con un MMORPG nunca te puedes dormir en los laureles.


No obstante, estas palabras se las va a llevar el viento, porque dentro de unas horas los jugadores, digitales o físicos en todos los casos, estarán disfrutando de su enfrentamiento contra la Legión, y significará que ya no habrá quejas ni críticas. Hasta la siguiente expansión volveremos a sentirnos tranquilos y saciados gracias a la diversión que proporciona el MMORPG de Blizzard. Nos quedará tener la esperanza de que para la próxima expansión se arropará el lanzamiento con un poco más de apoyo y que la compañía se ocupará de tratar por igual a los usuarios que compren el juego en formato digital o físico.

World of Warcraft: Legion es la nueva expansión del eterno MMORPG que llega con un importante añadido respecto a Draenor: una nueva clase. Tal y como ocurrió con Pandaria tenemos una nueva clase de la que disfrutar y eso es un acontecimiento épico al cual los jugadores ya se están preparando. Además, la historia retoma un argumento clásico del juego que promete grandes sorpresas, con la presencia de personajes clásicos que van a dejar huella en su nueva aparición en el juego.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...