Mortal Kombat 11, el lastre de una sociedad cada vez más reprimida

Mortal Kombat 11 ha presentado novedades y no todas ellas han gustado a la comunidad de jugadores.

Sonya Blade

Hace pocos días se llevó a cabo un gran evento de presentación dedicado a Mortal Kombat 11 en el cual se anunciaron grandes novedades. Además de las cosas positivas (muchas) hubo algunas malas. Cosas, detalles, decisiones, cambios, de los que la prensa especialista parece querer evitar hablar, porque no está en la línea del postureo de la casa de la pradera que se lleva tanto actualmente. Pero cosas de las que, en definitiva, conviene hablar.

Hay dos factores que suelen llevar a que un videojuego pueda ser censurado o al cual puedan aumentar la calificación PEGI de manera inevitable antes de su puesta a la venta. Uno de esos factores es la violencia, el gore y la sangre en general. El otro de esos factores es el sexo, la insinuación, los diseños sexys de algunos personajes, cosas que en general no le gustan a Google, que detesta la sociedad americana de puertas para afuera, pero que disfruta de puertas para adentro. Mortal Kombat siempre ha coincidido, desde sus orígenes, y especialmente en sus años de maduración, en ignorar ambos factores y hacer lo que han querido sus creadores.

Sí, Mortal Kombat siempre ha sido un juego muy violento. Y sí, Mortal Kombat no ha tenido problemas en mostrar personajes diseñados de forma sensual y atractiva. Ojo, decimos personajes, ni hombres ni mujeres, dado que ambos géneros se han representado de la misma manera. Ahora Mortal Kombat 11 da su brazo a torcer y abandona la batalla en este segundo factor, al menos en parte.

El mundo pasa por un momento sensible en el cual se confunde la lucha por ciertos valores muy respetables con una generalización y una prohibición de todo aquello que se salga del estándar de un modelo de contenido más propio de la década de los años 50. Con ver la presentación de Mortal Kombat 11 de hace unos días nos queda muy claro que el juego ha recibido el mayor ajuste que se podía hacer en cuanto al aspecto que tienen sus personajes femeninos. Al menos de momento, dado que aún no se han visto todos los luchadores, lo que nos encontramos es un diseño misógino que parece que tenga que esconder el cuerpo de la mujer para defenderla de la sociedad que pueda acusarla de una u otra cosa al ver a los luchadores.

Mortal Kombat 11

En cambio, mientras las mujeres incorporan más ropa de la que han llevado nunca en la saga, los hombres mantienen esos diseños masculinos y varoniles que remarcan su gran musculatura, su tableta y esos grandes paquetes que parecen hinchados a golpe de hormona. Todo sea por conseguir que los hombres del juego tengan un aspecto más atractivo y que eclipsen a sus rivales del sexo opuesto. Para apoyar este cambio de tendencia, el equipo del juego ha fichado a la luchadora Ronda Rousey para que se convierta en la nueva imagen y en la nueva voz de la carismática heroína Sonya Blade. Esta es, a todas luces, una de las peores decisiones que ha tenido el equipo del juego desde hace muchos años. Vender a uno de sus personajes clave, una heroína que llevaba desde el primer Mortal Kombat en activo, para convertirla en un artífice propagandístico, no es ni mucho menos algo que sea digno de aplauso. Por si esto fuera poco, y aunque no tenemos nada contra Rousey, podemos asegurar sin miedo que no es ni mucho menos el modelo más atractivo para dar forma al aspecto del personaje. Los fans incondicionales de la saga repudiarán esta decisión (porque nos creemos que es Sonya Blade porque nos lo dicen, sino imposible) y tampoco creemos que sea un factor que haga que se vendan más unidades del juego.

Mientras Mortal Kombat 11 reduce la presencia femenina y la intenta ensombrecer, las cosplayers del mundo entero responden a la polémica vistiendo sus cosplays de la franquicia, utilizando los diseños clásicos y dejando claro que a ellas les gustan esos diseños. ¿Son provocativos? si, ¿y quién dice que ellas no puedan estar encantadas con los diseños de siempre y que incluso quieran vestirse con ellos en sus cosplays? No se puede cambiar de forma de pensar simplemente para intentar apropiarte del flow de una tendencia que va en contra de tus principios.

Lo que sí hace Mortal Kombat 11 es aumentar la violencia y llevar el factor del gore a un nivel propio de otra galaxia. Y realmente no tenemos nada malo que decir sobre ello, dado que es justo lo que esperamos de Mortal Kombat. Pero de momento nos apena el aspecto del juego y lo que se ha desvelado en el evento de presentación de hace unos días. Esperamos que la compañía haga algunas modificaciones y que le dé al público lo que está pidiendo. Y si todo esto es culpa de Sony y de su plan para acotar la libertad de cómo se pueden vestir los personajes de sus videojuegos, esperemos que termine pronto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...