Megaton Musashi, lo nuevo de la creadora de Yo-Kai Watch

Nos ponemos al control de un mech en la demo jugable de la Jump Festa 20 del juego Megaton Musashi creado por Level-5.

Level-5 es una de las desarrolladoras japonesas que mejor domina la filosofía del cross-media. Hasta ahora han dado forma a proyectos de gran envergadura que han triunfado en el mundo entero. No todas sus creaciones son éxitos como Yo-Kai Watch o Inazuma Eleven, pero por regla general demuestran que conocen bien al público juvenil y que saben cómo lograr que los niños pongan sus productos en los primeros puestos de sus cartas a los reyes magos. En Japón, en especial, es donde mejor recepción tienen sus productos, dado que sus estudios de mercado siempre comienzan respondiendo a la duda de qué puede ser lo que quieran los niños japoneses (en mayor o menor medida suele coincidir con los niños de otros países).

Después de fútbol (Inazuma Eleven), robots (Little Battlers Experience), retos mentales (Profesor Layton), fantasmas (Yo-Kai Watch) y fantasía (The Snack World), con Megaton Musashi recuperan la temática de los mechas. Pero a diferencia de Little Battlers Experience, saga conocida como Danball Senki en Japón, en este caso se introduce a los jugadores en una propuesta de robots pilotables.

Recuperar la magia con un gran megatón

Tras años de éxitos y de estar en lo más alto de las listas de ventas, Level-5 ha visto cómo sus sagas más legendarias se quemaban y cómo los gustos del público cambiaban. Yo-Kai Watch ya no es lo que era y ni siquiera dejar de ser exclusivo de consolas de Nintendo le ha permitido recuperar el vuelo. Con Inazuma Eleven ya se pasó página hace tiempo, mientras que The Snack World se puede considerar un fracaso en los términos de lo que se espera de una compañía como Level-5. Mientras tanto, la empresa está dejando descansar al Profesor Layton de manera posiblemente más estratégica de lo que se pueda imaginar. Por ello Megaton Musashi se convierte en una oportunidad de oro para recuperar la magia. Y dado que lo primero que deben hacer es triunfar en Japón, ¿qué mejor manera de hacerlo que con robots?

Nuestra primera batalla pilotando uno de los mechas

La jugabilidad de Megaton Musashi es cooperativa, requiriendo que tres jugadores hagan equipo para plantar cara a los distintos enemigos y niveles con los que se presente el juego. Está pensado para que recuperemos esa diversión de hacer equipo con dos amigos y que superemos nivel tras nivel con ellos apoyándonos en las habilidades de cada uno de nuestros personajes.

Pudimos probar el juego en la Jump Festa 20 que se realizó en Tokio y podemos deciros que la jugabilidad no hay ninguna duda de que cumple dentro de lo que se puede esperar de Megaton Musashi. Es decir, se trata de un título de acción cooperativa, donde combinar habilidades y machacar botones para destruir a los enemigos con los que nos encontramos. La demo, al requerir poner en común a tres desconocidos en medio de una feria llena de personas, iba directamente al grano. Una vez los jugadores se reparten los personajes, comienza la batalla contra un jefe al que hay que ir atacando en rondas hasta derrotarlo.

Es pronto para opinar a grandes rasgos, pero la jugabilidad no es precisamente sesuda y de momento la rutina de combate del oponente tampoco era nada del otro mundo. Una sucesión de movimientos con un comportamiento muy encasillado que llevaba a que después de unos minutos fuera perfectamente sencillo saber qué hacer en cada momento de la batalla para no recibir daños y poder atacar el mayor tiempo posible. Que la propuesta esté dirigida a jugadores jóvenes también influye y se nota desde el primer momento, dado que podemos apreciar una enorme facilidad para enfrentarnos contra el jefe en cuestión. Pero no podíamos esperar menos de una demo pública muy previa en un evento dirigido principalmente a los más pequeños de la casa.

Elegimos a Gaudia

Como decíamos, antes de comenzar la partida nos repartimos los personajes con un chico y una chica japoneses que se decantaron por ponerse al control de Sparkman y Musashi respectivamente. Eso nos dejaba a nosotros, españoles caballeros ante todo, con el tercero en discordia, el mecha Gaudia, pilotado por Ryuugo Hijikata, un estudiante con pinta de pendenciero al que nadie querría enfadar. Cada robot tiene su propia técnica de combate y en nuestro caso se trataba de movimientos principalmente a distancia, aunque con un combo en cuerpo a cuerpo que resultaba más útil de lo que pudiéramos haber imaginado.

Los controles son muy sencillos, dado que combinando dos botones abrimos y usamos las técnicas del árbol de habilidades. En el caso de Gaudia podíamos disparar a distancia, lanzar bombas marcando el radio de impacto y curarnos para esos momentos en los que nos bajase la vida (aunque la demo era muy sencilla y prácticamente no hacía falta). Por lo que fuimos viendo en la partida, los otros dos robots se distancian en la forma de atacar y en las técnicas defensivas, dado que por ejemplo Musashi puede aumentar su defensa, mientras que Sparkman tiene capacidad para potenciarse así mismo.

El combate es una sucesión de disparar, atacar cuerpo a cuerpo cuando el enemigo queda desprotegido, movernos para que no nos dañen los ataques del jefe, saltar para esquivar ondas expansivas y buscar los huecos por los que seguir atacando en todo momento. Hay diversos objetos en el escenario que podemos recoger para potenciarnos y no está de más que nos fijemos en nuestros aliados, pero la sensación cooperativa no fue algo que llegásemos a ver.

Level-5 haciendo lo que mejor sabe hacer

No hay duda de que para Level-5 conquistar a los jóvenes japoneses es algo que les resulta sencillo. Los robots son el pan de cada día de los niños nipones, por lo que esta propuesta comienza con ventaja respecto a otros títulos. Otra cosa es qué ocurrirá en el lanzamiento occidental, dado que hoy por hoy el juego, aunque divertido, parece un poco flojo. Es pronto para opinar y está claro que el impacto que tenga en las tiendas también dependerá de si los demás elementos del proyecto multimedia se pueden disfrutar en nuestro país.

El juego está bastante en pañales incluso para el mercado japonés, posiblemente habiéndose visto muy afectado por todo lo ocurrido en los últimos meses con la pandemia. Podríamos decir que no nos encontramos precisamente en el mejor momento para la comercialización de un producto transmedia que conectará diversos tipos de artículo y que protagonizará eventos y todo tipo de iniciativas en las que el público tendrá que asistir de primera mano. Son productos que requieren que se hagan grandes fiestas y celebraciones en las que se congreguen cientos de personas, padres con hijos disfrutando de actividades y de todo tipo de propuestas. Y eso es algo que en estos momentos no resulta viable bajo ninguno de los conceptos.

Por ello es posible que Level-5 se esté conteniendo, que esté desarrollando a cámara lenta para poder gestionar el lanzamiento del producto de la mejor forma posible. Lo que no sería inteligente sería sacarlo ahora mismo sin que pudiera aprovechar todo su tirón y boca a boca con esos eventos, por lo que es lógico que se esté retrasando y que ni siquiera tenga fecha de lanzamiento. Posiblemente cuando llegue a las tiendas PlayStation 5 ya estará disponible o a punto, por lo que no habría que descartar una conversión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...