Los mejores videojuegos de terror para Halloween

Os damos recomendaciones de juegos de terror que podríais disfrutar si os gusta el género o durante sesiones de Halloween.

El género de los survival horror es uno de los que más idas y venidas ha tenido a lo largo de los años. Tras algunos momentos de gran fama tiempo atrás, el género ha ido perdiendo fuerza cada vez más, quedando sólo unos pocos títulos que opten por aportar su punto de vista a la propuesta de terror. Con motivo de daros ideas para la próxima edición de Halloween, queremos ofreceros un repaso a lo largo de las sagas que consideramos imprescindibles para tener una experiencia completa de lo que significa vivir miedo gracias a una consola u ordenador. No hemos elegido ningún orden en especial, y nos hemos preferido centrar en sagas que dispongan de varias entregas.

Resident Evil

La franquicia de Capcom es una de las más reconocidas en lo referente a survival horror. El debut del primer episodio en la consola PlayStation en el año 1996 marcó un antes y un después para el género, si bien la saga ha ido olvidando sus raíces a medida que han pasado los años. El miedo que sentimos en el primer juego colocando emblemas, abriendo puertas, investigando habitaciones y utilizando el cuchillo para ahorrar munición y acabar con los enemigos, es algo que todavía no hemos olvidado. Si bien los gráficos han quedado anticuados y el primer zombi, aquel con la cara blanca que se giraba en la esquina poco después de comenzar a jugar, ya no da tanto miedo, Resident Evil está en lo más alto de la lista de recomendaciones relacionadas con el terror. Algunas de sus secuelas también ofrecieron un buen nivel en lo referente a hacernos pasar miedo y esto se ha recuperado con las últimas entregas-remakes.

Silent Hill

Lo que ha ocurrido con Silent Hill es un poco desconcertante. La saga tuvo una primera entrega absolutamente terrorífica, quizá por la novedad que aportaba su planteamiento, o quizá porque sus desarrolladores pusieron toda la carne en el asador. Pero con el tiempo Konami ha marginado la franquicia hasta el punto de dejarla en el olvido. Y no ayuda que recordemos P.T. y lo que podría haber sido el supuesto juego cancelado. Tal y como ocurre con el primer zombi, el primer perro u otros detalles de Resident Evil, del primer Silent Hill cuesta olvidar su música, inquietante y abrumadora desde el primer momento. La niebla en la que nos introducía y los monstruos deformes que nos persiguieron todavía son responsables de causar pesadillas en más de un jugador.

Alone in the Dark

Originario del año 1992, Alone in the Dark está considerada como la saga de referencia en lo vinculado con el origen del género en su formato moderno con gráficos 3D. Resolver puzles y enigmas para poder avanzar y superar el obstáculo que suponían algunos enemigos, enfrentarnos con ellos directamente y sobrevivir en entornos hostiles con muchos peligros eran pautas fundamentales de Alone in the Dark. La franquicia no ha tenido una continuidad constante en el presente, pero sus entregas clásicas siguen suponiendo una muy buena oportunidad para pasar miedo con un videojuego.

Project Zero

La saga Project Zero, conocida como Zero en Japón y bajo el título de Fatal Frame en los Estados Unidos, ha sido una de las más claras representaciones del estilo de terror japonés adaptado en forma de videojuego. Desde su primera entrega en PlayStation, originaria de 2001, hemos pasado muy malos ratos moviéndonos a través de terribles y terroríficos escenarios cámara en mano. El concepto se basa en los sustos, en la inestabilidad del entorno y en las apariciones fantasmales que tanto gustan a los japoneses. Son una serie de juegos que merece la pena disfrutar a oscuras y de forma inmersiva, dado que se caracterizan, salvo excepciones, por tener unas historias a la altura de su calidad jugable. Como ha ocurrido de forma general en el género, sus primeros episodios fueron los más exitosos, lanzados en PlayStation, mientras que los últimos reinaron en las consolas de Nintendo.

Clock Tower

Quienes jugaron en 1995 al primer episodio de Clock Tower, aparecido en Super Nintendo, no han olvidado las terribles escenas escapando del asesino de las tijeras. La angustia que proporcionó el juego fue de un nivel más que elevado, haciendo que en algunos momentos nos sintiéramos auténticamente bloqueados por la inmersión de la propuesta. La franquicia siguió con varias secuelas hasta que en el año 2002 Capcom realizó una entrega para PlayStation 2 titulada Clock Tower 3, la cual, exagerando, dejó secuelas irreparables a la estabilidad mental de muchos jugadores. Las novedades de esta edición fueron notables, pero se mantuvo el miedo que producía el juego desde el primer minuto. Posteriormente, aunque no se han editado más juegos de Clock Tower, hubo una secuela espiritual en la forma de Haunting Ground para la misma consola.

Dead Space

La ambientación de Dead Space nos llevó a un futuro lejano, el año 2414, con un apartado visual de ciencia ficción que daba pie a la inmersión en un inquietante juego de acción de tercera persona. Los desarrolladores del equipo de EA Redwood Shores sorprendieron al público, dado que el juego no sólo era un espectacular shooter, sino que además tenía situaciones de auténtico terror. Instaurando con éxito a Isaac Clarke como personaje principal, la franquicia se ha mantenido activa hasta Dead Space 3 y ha tenido varios spin-offs.

F.E.A.R.

El sentimiento de terror que provoca F.E.A.R. es totalmente psicológico, algo que se distancia totalmente con el estilo por el que están optando muchos de los desarrolladores que siguen apostando por el género. Si bien la jugabilidad se desarrolla a modo de shooter en primera persona, los sustos son constantes desde que comenzamos a pegar los primeros tiros. El ritmo de las batallas se combina con apariciones, ruidos fantasmales que nos desconciertan y con un recorrido de niveles en los que el sentimiento no de estar seguros es absolutamente constante.

Corpse Party

Con una estética de puro anime, la saga Corpse Party ha conseguido mucho desde que debutara como juego independiente en el año 1996. Desde entonces ha tenido remakes y ha terminado dando el salto al circuito profesional, incluso consiguiendo repercusión internacional primero con sus versiones de PSP. La particularidad de Corpse Party es, por mucho anime que utilice como herramienta visual, lo gore y fuerte que resulta, no siendo apto para débiles de estómago. Su historia se sitúa en una escuela elemental en la que se produjeron multitud de asesinatos y desapariciones, y que si bien se cerró para construir en su lugar un nuevo centro educativo, su leyenda y maldición parecen continuar muy vivas. El desarrollo es clásico, pero muy envolvente, habiéndose convertido en una de las sagas que, de tapadillo, más merece la pena en cuanto a terror actual en formato de videojuego.

Forbidden Siren

Solo cuenta con tres entregas, pero han sido de suficiente interés como para que incluso se produzca una adaptación cinematográfica. El terror que provoca Forbidden Siren, primero en los dos juegos iniciales de PlayStation 2 y después en su debut en PlayStation 3, es puramente japonés. Sus juegos siguen bien reglas ya vistas en otros títulos de terror nipones, jugándose con unas apariciones fantasmales que crean mucha intranquilidad. Los shibito son los seres que nos perseguirán en nuestras pesadillas cuando dejemos de jugar a Siren, contando durante la partida con un sistema que nos permitirá ponernos en su punto de vista para saber qué están viendo y escuchando.

D

Son muchas las sagas de terror que han existido en el género de los videojuegos o que todavía existen, y era difícil elegir solo 10 de ellas. Hemos intentado incorporar un poco de todo, y en cierta manera nos hemos visto obligados a recordar la franquicia D, ya desaparecida, pero que registró un gran éxito en su tiempo. El primer episodio tuvo una gran cantidad de versiones desde que debutara en 1995 con una secuela un año más tarde y posteriormente el juego Enemy Zero editado en 1997. Esta aventura, planteada con mucha inquietud y un ritmo que te hacía sentir muy dentro de la historia, estaba salpicada por escenas sangrientas, sustos, cambios de estilos visuales para impactar más, e incluso temas bastante radicales, como el consumo de carne humana.

Otros juegos

Decíamos que son muchas las sagas que existen en el género, y si optamos por hablar de títulos individuales la lista aumenta de forma exponencial. Alargaríamos muchísimo más la lista si introdujéramos los montones de sagas existentes en Japón que en su mayor parte no han visto la luz en el mercado occidental. No obstante, no queremos terminar sin hacer algunas menciones. Por ejemplo, Doom, por todo lo que significó para los FPS con ambientación de terror y por lo que significará en el futuro, Parasite Eve por su fantástica ambientación, The Walking Dead por atrapar de forma tan sólida con su versión de TellTale Games y Eternal Darkness por la excelente combinación de buena jugabilidad y ambientación. Como últimas menciones especiales no nos olvidamos de Obscure, Nocturne, Echo Night, Amnesia, Hayarigami, Deception, Night Trap, Kowloon’s Gate, o Michigan.

Por otro lado, no tenemos que olvidarnos de la gran cantidad de títulos que hay disponibles para realidad virtual, un formato en el cual el género del terror ha encontrado su hueco en los últimos años. Tanto con Resident Evil 7 como con títulos diversos, desde Until Dawn, The Inpatient o Arizona Sunshine, son muchas las propuestas a las que tenemos acceso para pasar miedo de una manera muy envolvente. Este tipo de dispositivo es lo que nos ha permitido vivir los momentos más terroríficos que podamos haber recordado en la historia del videojuego. Porque sentir al fantasma, el monstruo o el susto de cualquier tipo mientras estamos metidos «dentro del juego», es algo que por ahora no ha podido ser superado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...