Level-5 busca reemplazo para Yo-Kai Watch

Con Yo-Kai Watch 4, que llegó a PlayStation 4 y no solo Switch como forma de intentar aumentar las ventas, la saga comienza a despedirse.

Level-5 busca reemplazo para Yo-Kai Watch

La compañía desarrolladora Level-5 es una de las que mejor entiende la mente de los niños japoneses. Lleva triunfando con productos dirigidos a este público desde hace años y siempre ha demostrado tener bien tomada la medida a lo que quiere el mercado en cada momento. Incluso se podría decir que ellos son los que mueven los ejes para que el mercado pida una cosa específica, de manera que siempre tienen la situación controlada y pueden disfrutar de una vida tranquila.

Yo-Kai Watch había sido hasta hace poco su actual gallina de los huevos de oro. Con anterioridad tuvieron otros casos similares. Su política comercial consiste en lanzar productos que no solo sean un videojuego, sino que estén arropados por una serie de televisión, juguetes, artículos de escuela y todo tipo de elementos que hagan que de repente esa marca se convierta en un elemento habitual en la vida de los más pequeños. Su técnica es explosivamente exitosa, sobre todo en un país como Japón, donde el público se deja llevar rápidamente por las modas.

En los últimos años han repetido este proceso de forma exitosa con las sagas: Profesor Layton, Inazuma Eleven, Little Battlers eXperience y Yo-Kai Watch. Estos proyectos transmedia no siempre tienen éxito internacional, pero sí suele darse el caso salvo excepciones.

Si hablamos de nuestro país los ejemplos los vemos claramente. Los juegos y productos del Profesor Layton llegaron a su público, e incluso la película pasó por los cines. Inazuma Eleven fue uno de los fenómenos de la televisión más seguidos en España por los niños del momento, porque al fin y al cabo, trataba de fútbol. Es verdad que no se vio prácticamente nada de Little Battlers, posiblemente porque va de robots y aquí los robots no tienen mucha popularidad. Y con Yo-Kai Watch se obtuvo gran éxito, siendo la serie muy vista a su paso por televisión. The Snack World, el último gran proyecto de Level-5 no tuvo mucho interés en Japón, donde sus juguetes llenaron las estanterías de saldos de las tiendas. A la vista de la situación y de la fama que ha ganado a posteriori, la empresa ha convertido Ni no Kuni en uno de estos proyectos, llevando el juego a los cines y produciendo remasterizaciones.

Megaton Musashi

Y como el éxito de Yo-Kai Watch ya se está apagando, con una cuarta entrega para Nintendo Switch y PlayStation 4 (por primera vez) que a todas luces parece la última de lanzamiento regular, lo que necesita Level-5 es un sustituto. De momento ya tiene proyecto entre manos, se titula Megaton Musashi y se presentó de forma jugable en diciembre durante la Jump Festa. De nuevo tiene robots, así que las posibilidades de que tenga repercusión en Occidente son reducidas si no está acompañado por una buena campaña de marketing.

El principal problema que se produce con los productos de Level-5 en Occidente es que no están bien gestionados para su correcta explotación. En Japón se trata de una maquinaria muy bien engrasada que funciona a la perfección y que pone de acuerdo un gran número de pilares para que trabajen al unísono. Se realiza un bombardeo mediático a los niños para que quieran o no terminen interesándose por ese nuevo proyecto transmedia. Hay mucha presión social y cada vez se va empujando al niño a que vea el anime o pruebe el juego. Cuando un niño se interesa y entra en esa ola, significa que hay otro niño que ayudará a la promoción de la serie en general y que servirá como caballo de troya para seguir captando la atención de más posibles seguidores.

De repente la televisión está emitiendo el anime, en las tiendas de 24 horas venden galletas con pegatinas de los personajes, en los vagones de tren hay publicidad del juego de móviles, se anuncia juego de consolas y este llena las portadas de las revistas de juegos y al mismo tiempo las revistas para niños no paran de hablar de los personajes, la historia y todo lo demás. El efecto de esta sinergia entre distintos departamentos y empresas que trabajan con una misma marca en un momento concreto hace que se convierta en un éxito de una manera prácticamente simplificada. Por lo general los especialistas del calibre de Level-5 saben bien cómo dominar el mercado, controlar las emociones de los usuarios y llevarles a su terreno.

Y con el tiempo, aunque esa popularidad se acaba difuminando por un lógico desgaste, sigue quedando el poso, que es más que suficiente para que de vez en cuando se puedan lanzar juegos de la saga y obtengan unos volúmenes de ventas correctos como forma de beneficiarse de la nostalgia de los usuarios. Por eso decimos que Level-5 sabe hacer muy bien su trabajo en todos los sentidos, sin dejar nada a la casualidad y dominando hasta el último segundo de cada proyecto. Dentro de unos meses Megaton Musashi volverá a repetir el éxito que siempre tienen las nuevas sagas de la empresa en Japón. En Europa aún tardaremos en verlo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...