La lellenda de la cerda

cerda1.jpg“La lellenda de la cerda” es un título sin parangón del software. Aunque mucho me temo que no puede considerarse del todo como un videojuego, sino como una perversión de éste…

Si os parece os pongo en antecedentes. Hace ya siete años que Charnego Translations, un grupo de paseadores de libros de casa a la facultad, dedicaban las noches (sobre todo las de época de exámenes) a traducir juegos. En aquel momento no existían prácticamente grupos de traductores independientes en España. Nunca sabremos si como acto de rebeldía o porque realmente estaban muy aburridos, en lugar de traducir al castellano lo hacían al charnego. Según ellos: “no al español tipo telediario y de high standing ke todos conocemos, sino al más bajo y denigrante castellano que se habla por las calles de los barrios bajos”

cerda2.jpgLa leyenda de la cerda es una traducción libre de “The legend of Zelda: A Link’s awakening”, juego aparecido para Nintendo GameBoy. Y la historia cambia totalmente:
En isla Barbate la gente es drogadicta, ninfómana, se dedica al pillaje, y los niños prefieren liarse un peta antes de comerse un chupa-chups… Este es un Zelda alternativo, donde los personajes viven en un ambiente marginal, y por lo tanto, hablan como marginales.

Para poder jugarlo desde vuestro Pc tendréis que bajaros un emulador. A mi me va bastante bien el Visual Boy Advance, que además de ser compatible con los juegos de GameBoy es compatible con los de GameBoy Advance. Una vez instalado el emulador tendréis que bajaros la rom de la lellenda de la cerda disponible en la página web de los charnegos.

No contentos con sólo cambiar el texto, los chicos de Charnego Translations decidieron hacer unas “mejoras” gráficas. Así, Link en lugar de tener espada lleva una navaja de Albacete. Y otra serie de detalles que os harán partiros de risa por lo escabroso de las situaciones que se plantean.

cerda3.jpgPor cierto, tengo que avisaros del alto contenido violento y sexual en los diálogos. Los personajes llegan a decir auténticas barbaridades, que por lo inesperado de la situación resultan muy graciosos. He aquí algunos ejemplos:

– “Joder coleiga, estabas cantidad de jodio… Hasta que te puse a goler farlopa!!! ¿Qué? ¿Cerda? Tú te pinchas… soy Marin. Soy la tía más ninfomaniaca y porreta de esta isla. Isla Barbate.”

– “Joer, Cerda, has dormio bien la mona tio… Me llamo Tarin! Macho creí que la ibas a diñar. Marin te encontró en la playa echando rabas. ¡También encontramos tu escudo tirao lleno de crudo!”

– “Jo Jo! Soy la Caballé. Tu madre es calva y se peina de lao.”

– “Como mapache, mi tocha es muy sensitiva a cosas como jako y coca…”

El juego era de lo mejorcito de la Gameboy, y la traducción resulta bastante entretenida. Aunque los diálogos son demasiado recurrentes con el tema de las drogas tienen ciertos “puntazos” que nos van a sorprender. “La lellenda de la cerda” es una buena forma de iniciaros con los emuladores de consolas portátiles. En este caso con la 8 bits de Nintendo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...