Gauntlet, ¿recordáis el clásico arcade de los 80?

Gauntlet es uno de los primeros arcades que existieron con opción para cuatro jugadores simultáneos.

Gauntlet… qué tiempos aquellos. El hack and slash ¿definitivo? Al menos el más clásico en lo que a arcades multijugador se refiere. Esta franquicia nació en arcades y a lo largo de los años derivó en multitud de entregas que han ido adaptándose a las últimas tendencias. El último Gauntlet que llegamos a ver en el mercado fue Gauntlet, reboot multiplataforma que se lanzó en 2014 en formato digital sin hacer demasiado ruido.

¿Pero cómo empezó todo? ¿qué sabemos de los orígenes de Gauntlet y que siempre viene bien recordar para disfrutar rememorando un episodio mítico de la historia de los videojuegos?

El origen de la leyenda de Gauntlet

Ed Logg fue el diseñador de Gauntlet y la persona a la que debemos su creación. Este desarrollador había participado antes de afrontar este proyecto en títulos como Asteroids, Millipede, Super Breakout o Space Lords, con lo que ya tenía una larga experiencia. Logg siempre ha sido un diseñador radical y muy autocrítico, capaz de cancelar la producción de sus juegos por muy avanzados que estuvieran si en algún momento no le convencían lo suficiente. Cuenta que en la época de los 80 entre el 50% y el 66% de los arcades fracasaban, por lo que era importante no arriesgarse demasiado.

También en los 80, siempre hablando de Estados Unidos, se vieron muchos cambios en cuanto a la aceptación y el triunfo de los arcades. Mientras en el año 1978 el negocio y las máquinas estaban principalmente en salones arcade, en 1983 la situación había cambiado y el principal foco de éxito se encontraba a pie de calle. Por ejemplo, máquinas en bares o en la consulta del doctor (alucinante, pero cierto). La situación fue cíclica y volvió a darle la importancia a los salones arcades en el año 1985. Para aquel entonces las máquinas a pie de calle ya no traían novedades, sino que ofrecían a los jugadores juegos antiguos. Esa parte del negocio se debilitaba porque la máquina tenía que dar de comer al propietario de la recreativa y también al del lugar donde se había instalado.

Cuenta Ed Logg que el origen de Gauntlet se debió a que su hijo era muy fan de Dungeon & Dragons y a que le insistió repetidamente en que llevara a cabo un juego basado en esta franquicia rolera. Esto no pudo ser, pero la influencia del juego Dandy, inspiró a Logg para crear un hack and slash de fantasía medieval que estuviera inspirado en el juego de rol que le gustaba a su hijo. En septiembre del año 1983 su equipo comenzó a trabajar en lo que sería Gauntlet.

La influencia con Dandy no se esconde: se adoptaba de este título el máximo de 4 jugadores, los generadores de monstruos, la recolección de tesoros, la posibilidad de comer para curarnos y el uso de llaves a fin de abrir puertas. En los primeros bocetos los personajes eran la Amazona, el Hulk y el Magician, mientras que el elfo no tenía clase definida. Posteriormente cambiaron a la Valkyria (Valkyrie), el Guerrero (Warrior) y el Mago (Wizard). Logg dice que no es capaz de saber porqué, simplemente lo cambió.

En la época mencionada los arcades estaban muy ajustados a una filosofía única en cuanto a la obtención de ingresos mediante la introducción de monedas. Se usaban monedas de 25 centavos para jugar (en nuestro caso de 25 pesetas) y las partidas duraban entre 90 y 180 segundos. Había pocas formas de atraer al usuario a que continuara echando monedas, lo que colocaba a los desarrolladores en una encrucijada. Lo que se les ocurrió fue un juego que permitiera partidas simultáneas de 4 usuarios, lo que significaba que el dueño de la máquina ganaría 1 dólar por cada 2 minutos de tiempo. El multijugador sería constante y se podría entrar y salir a voluntad. Además, la progresión del juego, desafiante y adictiva, invitaría a jugar de forma continuada echando más monedas.

Estas buenas ideas sufrieron problemas derivados de la situación en la que estaba Atari, que tuvo que hacer despidos y que provocó serios retrasos en el desarrollo del juego. Los distintos problemas llevaron a que en 1985 se produjera un reinicio del desarrollo tomando de base lo que ya se había realizado antes, pero con nuevos nombres implicados.

Así debutó el juego

El primer nombre elegido para Gauntlet fue Dungeons, pero la marca no estaba disponible en el mes de abril de 1985, momento en el cual se intentó registrar. Esto llevó a que se definiera otro nombre: Gauntlet, que fue elegido el 10 de mayo del mismo año. Fue algo improvisado y orgánico, sin contar con una lista de posibles nombres entre los que se tomara una decisión.

La llegada del juego a los arcades iba a ser más seria de lo que se podría haber imaginado, por lo que los desarrolladores pensaron en todo. En cuanto a marketing, la idea era invitar a que siempre dos jugadores comenzaran juntos el juego y que después se pudieran unir otros al tiempo de que avanzaran. El departamento de marketing, eso sí, pensaba originariamente que no conseguirían que cuatro extraños jugaran juntos y compartieran la aventura. Pero tuvieron que reconocer su error.

Las pruebas de la máquina resultaron un éxito, apreciándose que los jugadores utilizaban una media de 50 centavos por sesión, o lo que es lo mismo, dos partidas. La máquina resultaba un buen negocio para los propietarios de los arcades, dado que pagaban un precio de alrededor 2000 dólares y después no tenían que realizar ninguna cesión de ingresos a Atari, que se llevaba la venta directa de la recreativa. En octubre de 1985 la máquina llegó a los salones arcade con unas ventas iniciales de 7850 recreativas en Estados Unidos, 2250 en Irlanda y 1500 en otros lugares, principalmente Japón. La promoción se acompañó con anuncios en cines, algo que era impropio de la época, con publicidad en revistas y con merchandising. Se utilizaba el eslogan de «La mayor diversión que un cuarto de dólar puede comprar!».

Gauntlet le hizo registrar a Logg cinco patentes, entre ellas una por el juego multijugador cooperativo y otra por el algoritmo de colisión que había creado. Fue un juego lleno de ideas destacadas. Se decidió no incorporar jefe final debido a que no querían que el usuario se encontrara con la pantalla de Game Over, y realmente el juego no terminaba, sino que iba ofreciendo más niveles a los jugadores. Su popularidad, como ya se conoce hoy día, fue muy alta y ha conseguido que Gauntlet sea una institución en la historia de los videojuegos.

El legado de Gauntlet

Ed Logg, cuyo nombre completo es George Edward Logg, está retirado actualmente y tiene 71 años. En su carrera también destacaron las co-creaciones de Centipede y Asteroids. Sus obras (Gauntlet no) tuvieron presencia principal en la película Píxels, que contaba cómo unos alienígenas invadían la Tierra usando reproducciones vivas de videojuegos para conseguirlo.

A día de hoy vive en California y en algunas ocasiones se le ha visto implicado en eventos relacionados con los videojuegos, como California Extreme, donde sus máquinas suelen tener una presencia notable. Tal y como se ha podido ver en fotos, el tiempo le trata bien y mantiene una sonrisa en la cara que demuestra lo satisfecho que está con el papel que ha tenido en el mundo del videojuego. Pero habiendo co-creado Gauntlet es lógico que se sienta afortunado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...