Fallout 76, la supervivencia mejor con amigos

Fallout 76 nos propone introducirnos en el mundo de la saga desde un punto de vista multijugador.

supervivencia con amigos

“La guerra no cambia nunca” nos cuentan una y otra vez los desarrolladores de la saga Fallout en las diferentes entregas que han ido lanzando desde 1997. Y no se equivocan: la guerra siempre será guerra y las únicas diferencias entre unas y otras son sus escenarios y sus combatientes, pero la esencia desgraciadamente siempre es la misma. En títulos como Fallout ocurre exactamente lo mismo y de una entrega a otra hay siempre un factor común que se mantiene: el entretenimiento y las horas de diversión que nos va a brindar.

Este juego comenzó desarrollándose en sus dos primeras entregas por la empresa Black Isle Studios (conocida por la saga Baldur’s Gate), que acabó cerrando en 2003. Aunque con algún que otro título por el camino de la mano de otras desarrolladoras, en 2008 fue Bethesda Softworks quien tomó el mando de los capítulos principales de Fallout con el lanzamiento de su tercera entrega y, en 2015, de su cuarta. La empresa, famosa por la creación de juegos como The Elder Scrolls o la distribución de DOOM y The Evil Within, ha visto en Fallout a su propia gallina de los huevos de oro, puesto que la cuarta entrega de la saga se posicionó como el juego de mayor éxito de la historia de la empresa. Probablemente su mezcla entre RPG táctico, juego de acción y gestión de recursos es la gran culpable de que Fallout haya constituido el mayor éxito de Bethesda, de que el videojuego esté en boca de todos desde hace ya veinte años y de que en noviembre de este mismo año vuelva a estarlo con el lanzamiento de Fallout 76.

Así es el mundo Fallout

Black Isle Studios fue la empresa responsable de poner en marcha todo el universo que Fallout ha conseguido crear, aun teniendo en cuenta que está considerado como una especie de secuela del juego de 1988 Wasteland. Al no poder obtener el nombre porque el juego estuvo desarrollado por la compañía Electronic Arts, Black Isle Studios e Interplay decidieron poner en marcha Fallout. No obstante, y aunque podemos encontrar diversos homenajes en Fallout al citado Wasteland, tiene muchos elementos que lo hacen especial y único.

Así, en el primer capítulo de Fallout nos encontramos en el año 2161, en un Estados Unidos devastado por una guerra nuclear. Vivimos en un búnker, puesto que una empresa se ha dedicado a preservar de este modo la vida humana. Este se está quedando sin el agua necesaria para vivir porque su bomba de agua se ha estropeado, por lo que nuestro protagonista debe salir del refugio y encomendarse a una misión para encontrar un nuevo chip. En lo que respecta a la forma del protagonista, podremos decidir cómo queremos que sea este en base a su nombre, sexo e incluso edad, pero lo más interesante es que podemos escoger los niveles de sus aptitudes gracias a los atributos S. P. E. C. I. A. L. (fuerza, percepción, resistencia, carisma, inteligencia, agilidad y suerte) que se mantendrán, además, en todas las secuelas de Fallout.


Una de las particularidades del juego reside en que dependiendo de qué forma actuemos y con qué rapidez finalicemos la misión nos aparecen unas misiones nuevas determinadas que completar. O, en su defecto, el juego puede incluso acabarse por sí mismo si no finalizamos la misión en un tiempo concreto. Aparte, las entregas de Fallout son también valoradas por sus constantes guiños no solo a Wasteland, sino también a parte de la cultura pop o a la ciencia ficción post apocalíptica como Mad Max. De hecho, ya solo la premisa el juego ya recuerda bastante a este clásico protagonizado por Mel Gibson a principios de los años 80.

Lo que vino después

El éxito de su primera entrega valió para que de nuevo Black Isle e Interplay se pusieran manos a la obra para crear una secuela, Fallout 2. Se lanzó para PC como ocurrió con su predecesor. En este caso, el juego se situaba 80 años después de la catástrofe ocurrida en Fallout donde es el descendiente del protagonista de la primera entrega quien está al mando y debe liberar a su pueblo del hambre que están sufriendo. Volvió a tener muy buena acogida gracias a que mantenía la jugabilidad y mecánicas de la anterior, aunque con notables bugs que los parches fueron solucionando.

A partir de aquí, pudimos ser partícipes del lanzamiento de más juegos que seguían explotando la fórmula y que, aunque no formaban parte de la saga “principal”, continuaban con la misma estela: Fallout Tactics: Brotherhood of Steel en 2001 y Fallout: Broterhood of Steel se lanzaron en 2001 y 2004 respectivamente, siendo el primero un juego más centrado en la estrategia y, el segundo, un intento fallido de redefinir el juego eliminando la vista isométrica que le había caracterizado y con cambios que no gustaron demasiado a los aficionados. Fue en ese momento cuando Black Isle e Interplay se retiraron del mapa dejando los derechos de Fallout a Bethesda Softworks, la compañía responsable del renacer de Fallout.

Lo que vendrá

Fallout 3 y Fallout 4, ambos parte de Bethesda, funcionaron de forma estupenda y volvieron a dar a la saga el renombre que casi pudo haber perdido. Spin offs como New Vegas y Shelter, hicieron lo propio. Por tanto, ¿qué nos queda esperar de Fallout 76? En este caso debemos trasladarnos a West Virginia, escenario donde se sitúa este capítulo de la historia, años antes de que tuvieran lugar todos los otros juegos de Fallout. Allí nos pondrán en la piel de una de las personas más inteligentes que existen en este mundo de superviviencia y que forma parte de las elegidas para repoblar la tierra.


Puesto que es un juego RPG multijugador, cada persona que nos encontremos será una persona que, como nosotros, estará jugando al juego de forma real. No obstante, podremos jugar por nuestra cuenta completando las diferentes misiones que se nos presentan y explorando seis regiones diferentes en su modo historia. Llama la atención que estamos ante un juego situado en un mapa cuatro veces más grande que el de Fallout 4, entrega que ya rompió moldes en el año de su estreno.

El juego estará disponible a partir del 14 de noviembre de este mismo año y se lanzará para PC, Xbox One y PlayStation 4. Como Bethesda es consciente de que hay una legión de verdaderos fans, podremos encontrar también dos versiones diferentes de compra aparte de la estándar: la edición del Tricentenario, que además de incluir acceso a la beta cuenta con personalización de armas, de servoarmadura, marcos fotográficos y demás mejoras en el juego; y la versión coleccionista llamada Power Armor Edition que, además de todo lo anterior, incluye joyas que están esperando situarse en nuestra estantería: el juego en caja steelbook, un mapa que brilla en la oscuridad, un casco, figuras coleccionables, foco, modulador de voz y una mochila para llevarlo todo dentro. Lo que podríamos denominar el kit del superviviente del búnker, vaya.

Como reza el claim del juego, “Nuestro futuro comienza hoy”. Y aunque hoy signifique, en esta ocasión, el próximo 14 de noviembre, las esperanzas puestas en esta entrega de Fallout son muy altas. No dudamos de que, ante semejante despliegue de medios e incluso con gráficos reproducibles en esta ocasión en 4K HDR, lo que nos espera esta vez en el búnker va a valer mucho, pero que mucho, la pena.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...