¿Estamos lejos de que se produzca la gran crisis de Fortnite?

Aunque las cifras de Fortnite ya se están reduciendo, de momento sigue siendo el juego líder de manera global.

Fortnite Pase de Batalla 2 2

No hay juego que produzca más dinero en la actualidad que Fortnite, el título multijugador que está arrasando en el mundo entero y que reúne a diario a millones de usuarios en sus servidores. La marea que produjo Fortnite desde el momento de su debut ha sido explosiva, pero los analistas saben que antes o después nos vamos a encontrar presenciando la caída en desgracia del juego. La duda es saber cuándo llegará ese momento para el cual sus creadores desde Epic Games tenemos muy claro que ya están preparados.

El éxito de Fortnite es digno de estudio y posiblemente la política que se ha adoptado con el juego ayude a muchas empresas a que diseñen estrategias para triunfar en el futuro. Pasó de ser una propuesta ambiciosa a convertirse en el juego número uno, en responsable de poner en moda bailes y en marca de juguetes de éxito abrumador en todo el planeta. Porque llegado cierto momento los niños, que no es precisamente el público objetivo, el cual más enfocaríamos a adolescentes y adultos, se unieron al carro y lo han convertido en uno de sus juegos favoritos tanto para jugar como para ver online en YouTube.

Las últimas gestas conseguidas por Fortnite son como para elogiarlas. Han llevado a cabo colaboraciones con todo tipo de películas, desde los Vengadores hasta Star Wars, han firmado una colaboración con la NFL de Estados Unidos e incluso uno de sus jugadores más conocidos ha estado en el programa The Masked Singer. Se puede ver, con todo ello, que la influencia del juego llega mucho más allá de lo que se podría haber imaginado. Está claro que si por ahora no hay película de Fortnite es porque de momento a nadie se le ha ocurrido una idea lo suficientemente buena.

En 2019 la recaudación de Fortnite ascendió a 1,8 mil millones de dólares, cantidad que por supuesto lleva a que sea el líder del sector. Pero como indicamos, es poco probable que esta misma cifra se mantenga o incluso que se supere en 2020, dado que el juego comienza a bajar ritmo. En las últimas semanas se ha visto cómo la cantidad de usuarios que juegan es menor y cómo también se reduce el volumen de horas de reproducción de sus contenidos en las emisiones. Eso significa una cosa para todos los elementos implicados: ganar menos dinero. Con el estreno de la segunda temporada del Capítulo 2 es posible que el nivel de popularidad remonte un poco, pero nos parece que de momento el juego está lejos de poder recuperar toda la fama que tuvo antaño (y cuando hablamos de «antaño» nos referimos a 2017, por lo que tampoco ha transcurrido tanto tiempo).

Pero indudablemente podemos ver la tendencia en caída en la que van los ingresos del juego. En 2018 fueron de 2,4 mil millones de dólares, lo que se puede entender como una auténtica locura. Ahora han caído a 1,8 mil millones y como decíamos, en 2020 es más que probable que vuelvan a descender.

Teniendo en cuenta que nos encontramos ante un juego free to play, el reto con el que se han encontrado los responsables de Fortnite ha estado en buscar maneras de conseguir que sus jugadores gasten. Lo han hecho mediante contenidos adicionales principalmente cosméticos, todo tipo de objetos, personalizaciones, disfraces y demás elementos que hacen que nos mostremos a los demás jugadores de una manera diferente. Para aumentar aún más los ingresos se lanzó el Battle Pass, pero teniendo en cuenta que no todos los contenidos terminaban pasando por el mismo, así que si tienes dinero e interés es posible que acabes gastando mucho.

Si Epic Games no quiere que esta tendencia continúe y los ingresos sigan bajando lo que sabe que tiene que hacer es lograr que los eventos, competiciones y demás características de Fortnite sean del interés de los usuarios. Por ahora algunas veces aciertan más y otras veces aciertan menos, por lo que tienen que ir modificando el enfoque dependiendo de los intereses del público y de cómo este responde a cada una de las propuestas. También se cree que la compañía podría hacer que el interés vuelva a un mejor nivel si reducen la duración de las distintas temporadas, dado que la última ha resultado demasiado larga para algunos jugadores.

El problema general que teme Epic Games es que antes o después aparezca un rival de peso que les pueda hacer la competencia y les destrone. Hasta ahora ninguna de las propuestas que se han lanzado dentro del mismo género, el de los juegos battle royale, ha conseguido alcanzar el mismo volumen de popularidad. La fama de Fortnite siempre ha estado demasiado fuerte como para permitir que sus rivales crezcan. Pero ya se sabe que el cambio generacional se produce siempre cuando el líder se encuentra más debilitado. Y esa es una situación a la que nos estamos acercando cada día más.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...