Electronic Arts en apoyo de los micropagos para seguir exprimiéndolos

Los micropagos se han transformado en una de las mejores formas que ha encontrado EA para continuar recaudando dinero.

juegos de EA

Electronic Arts seguirá recurriendo a los micropagos en sus videojuegos. La compañía norteamericana ha confirmado a través de su CEO, Andrew Wilson, que sigue apostando por las compras dentro de sus títulos, pese a las últimas polémicas surgidas, ya que se han convertido en su mayor fuente de ingresos. La empresa ha hecho público su tradicional balance anual para mostrar a sus inversores cuál es la situación económica, mostrando sus resultados. Entre las conclusiones a las que llega la distribuidora, una de ellas es muy llamativa teniendo en cuenta lo ocurrido las pasadas Navidades, y es que Electronic Arts cree que lo está haciendo bien en cuanto a la gestión de los micropagos.

Andrew Wilson defendió que su compañía está ofreciendo lo que para él es una monetización opcional correcta, alegando que se trata de un elemento muy importante que permite decidir a los jugadores si quieren expandir o mejorar su experiencia. Además, confirmó que seguirán manteniendo este funcionamiento en todos sus futuros lanzamientos.

Este análisis de la compañía llega después del episodio vivido con Battlefront II, uno de los títulos más grandes que Electronic Arts lanzó el pasado año. Como es habitual, EA ofreció jugar varios días antes de su salida al mercado a todos los miembros de EA Access, su plataforma de videojuegos de pago mensual para Xbox One. Durante estas pruebas, los usuarios pudieron comprobar su sistema de micropagos y el coste de cada transacción, mientras que los periodistas utilizaron estos datos para realizar sus análisis.

Sin embargo, cuando Battlefront II apareció en el mercado el 17 de noviembre, los jugadores se encontraron con que los precios se habían multiplicado con respecto a lo visto durante las pruebas. Algunos incluso hicieron estimaciones valorando cuánto tiempo real de juego sería necesario para desbloquear determinadas características, y éste se traducía en meses, lo cual prácticamente obligaba a recurrir a los micropagos para poder disfrutar de personajes como Darth Vader o Luke Skywalker.

Un camino lleno de obstáculos

Ante las críticas, Electronic Arts volvió a reducir los precios, aunque finalmente optó por suspender los micropagos del videojuego el mismo día que salía a la venta, ante la creciente indignación. No lo hizo de manera definitiva, ya que volverán a hacer acto de presencia a partir del mes de marzo, tras una nueva actualización del videojuego. Esta polémica afectó negativamente a Battlefront II en el mercado, vendiendo menos unidades de lo esperado. Electronic Arts contaba con colocar al menos ocho millones de unidades en su primer trimestre a la venta, pero finalmente no han llegado a los siete millones. Números que en general están bastante lejos de los 12 millones que vendió el primer Battlefront en el mismo tiempo.

ventas del juego

El CEO también valoró las ventas del juego y justificó que, pese a que no han cumplido los objetivos previstos inicialmente, sigue siendo un éxito para la compañía. Además, aseguró que el tiempo de juego de los usuarios se ha multiplicado en comparación con el primer Battlefront, y que a día de hoy hay más jugadores activos al título de los que había en enero de 2016, pese a que se vendieron casi el doble de unidades. Wilson también elogió la buena acogida de la campaña para un jugador, una de las grandes novedades de la nueva edición, la cual han probado más del 70% de los compradores pese a ser un título enfocado claramente en el multijugador.

Ante los inversores, Andrew Wilson ha asegurado que todo lo sucedido con respecto al videojuego de Star Wars les ha servido para aprender, defendiendo que, según la visión de EA, nunca habían intentado crear una experiencia injusta para los jugadores o una progresión que buscase incentivar los micropagos. Agradeció también a la comunidad su implicación con respecto a esta decisión, pidiendo a los usuarios que participen activamente en los próximos meses. Será entonces cuando tengan que valorar si el regreso de los micropagos supone un nuevo varapalo o no.

Además, Wilson confía en que las diferentes temporadas con nuevo contenido gratuito (como la reciente dedicada a la película Los Últimos Jedi) atraigan a más compradores para Battlefront II, como ya ocurrió en Navidades, que vivió un repunte en las tiendas en comparación con su complicado lanzamiento. Electronic Arts descartó lanzar DLC de pago para apostar por este nuevo método, visto en otros títulos como Destiny 2. Los resultados del informe de la compañía parecen darle la razón con respecto a su confianza en las compras dentro de los juegos, ya que los mayores ingresos en materia digital los han obtenido a través de los micropagos de sus videojuegos. 787 millones de dólares ha ingresado Electronic Arts en el último cuatrimestre de 2017 en este aspecto, lo que supone un crecimiento del 39% con respecto a lo ganado un año antes en el mismo periodo (el último).

En total, los ingresos por micropagos suponen más de un 60% de las ganancias totales que Electronic Arts ha tenido en cuanto al mercado digital, donde también ha sumado 260 millones por ventas digitales de videojuegos y 183 millones en su división de teléfonos móviles (donde se cuentan tanto las ventas de aplicaciones como las compras dentro de éstas). El dato es llamativo, EA ingresa tres veces más con los micropagos de sus videojuegos que con la venta de esos mismos títulos, al menos de manera digital.

Pero EA sigue ganando dinero

micropagos en EA

Todas estas cifras son de septiembre a diciembre de 2017. Un cuatrimestre en el que los resultados completos no son del todo positivos ya que, contando los ingresos por ventas físicas también, la empresa estadounidense cerró el periodo con pérdidas por valor de 186 millones de dólares. En 2016 también, pero entonces apenas fueron de 1 millón. Los analistas esperaban que EA superase la barrera de los 2.000 millones, en parte gracias al éxito que se le preveía a Battlefront II, pero finalmente sumaron 1.200 millones.

Si se cuenta el año entero, Electronic Arts ha ingresado 3.375 millones de euros en el mercado digital, de los cuales 2.035 millones corresponden únicamente a micropagos. Es la misma proporción, un 60% de las ganancias, y también supone un crecimiento con respecto al total de 2016. Concretamente, del 30%. Desde 2015, EA ha casi duplicado sus ingresos generales en el mercado digital, lo cual habla también de la mayor aceptación de este tipo de compras. Los ingresos por vía digital supusieron en 2017 el 67% de todas las ganancias de Electronic Arts, que ascienden a 5.000 millones de dólares. Es decir, los micropagos suponen un 40% de todos los ingresos de la compañía.

Del informe se extrajeron también dos noticias importantes. La primera, sobre la nueva saga de Electronic Arts que sorprendió durante la presentación de la Xbox One X, Anthem, la cual verá la luz finalmente en 2019 y no en 2018, como estaba previsto. A finales de año se lanzará en su lugar un nuevo Battlefield, del que se rumorea que podría estar ambientado en la Segunda Guerra Mundial. La segunda es que FIFA sigue siendo la gallina de los huevos de oro en la empresa norteamericana, sumando más de 42 millones de jugadores en consola en todo 2017. En móviles, con su FIFA Ultimate Team, se registraron hasta 26 millones de usuarios.

Así que vista la situación no podemos decir que la filosofía del micropago esté a punto de desaparecer, sino más bien vemos que al menos en Electronic Arts se está reforzando cada vez con más fuerza.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...