E3 2019: Battletoads ya es la decepción más sonada de la feria

Battletoads volverá pronto, pero lo hará con un juego tan terrible que los fans no pueden parar de quejarse.

Nos cuesta creer que Microsoft pueda hacer tan bien sin querer lo de cargarse las IPs de Rare, porque lleva una carrera imparable en este proceso. La compañía tiene que hacerlo adrede, porque no se entiende. Lo último que han hecho ha sido defraudar al público con la presentación del trailer de Battletoads en el E3 2019, donde ha despertado llantos e ira a partes iguales. Porque hay que reconocer que los desarrolladores, la empresa DLaLa Studios, no parece haber entendido el proyecto de ninguna de las maneras. O quizá quienes no lo entendieron fueron los ejecutivos de Microsoft cuando hicieron el encargo (no echemos la culpa de buenas a primeras a los desarrolladores).

En cualquier caso: es un desastre. Lo que parece es el típico juego que llega acompañando a la nueva serie de animación de moda para niños en la que todo es tan bonito y tan positivo que dan ganas de salir corriendo. A los niños, ahora no tan niños, que crecieron volviéndose locos y desesperándose con los juegos de Battletoads, les podemos decir que entendemos su dolor porque nosotros también encajamos en ese perfil.

Lo primero que echa para atrás de Battletoads es la estética cartoon que se le ha dado, recordándonos como decimos a esas series tan de moda ahora en las que todo está tan exagerado. El estilo no le pega nada a Battletoads y no podemos decir que entendamos una adaptación a los nuevos tiempos justificada, porque siendo justos, ¿quién compraría este juego? Solo los nostálgicos. Tiene cero posibilidades de llegar a los niños o a un público que no conozca a los personajes.

Más allá del golpetazo de realidad que da la estética todo se ha simplificado y endulzado para que los personajes parezcan majetes, que no tengan malas pulgas y que dé la sensación de que son unos tíos simpáticos y bromistas, pero nada de tipos duros. Se pierde toda la esencia que definió a los juegos originales, donde realmente los protagonistas eran personajes que intimidaban e imponían con su presencia, no toons que parecen sacados de la película de Quién engañó a Roger Rabbit.

Otro detalle terrible lo tenemos en el minuto 0:59, momento en el cual aparece fugazmente la imagen de la Dark Queen, la villana del juego que se caracterizaba por su aspecto. Ahora se ha convertido en algo totalmente distinto que está en la línea de lo políticamente sociable que nos rodea en la actualidad. Este Battletoads es un retorno que queremos olvidar cuanto antes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...