Dragon Ball Xenoverse, o si de verdad queremos otro juego de Goku

El lanzamiento de Dragon Ball Xenoverse posiblemente no causará un gran interés entre los muchos seguidores de la franquicia.

Goku contra Freezer en Dragon Ball Xenoverse

Si hasta desde Japón leemos opiniones de usuarios y fans que creen que Bandai Namco Games ya debería poner freno a la producción de juegos de Dragon Ball, es porque de verdad han llegado a un camino sin salida. Han convertido en una franquicia anual lo que debería ser un juego que llegara de forma esporádica cada pocos años a fin de crear experiencias realmente de calidad.

Pero tal y como ocurre casi de la misma manera con One Piece y Naruto, Bandai Namco Games está exprimiendo de una forma insostenible una historia ya demasiado conocida y unos personajes que tienen poco que ofrecernos. La compañía se apoya en los éxitos que tuvo en el pasado, como los Budokai de generaciones pasadas o incluso los títulos de 16 bits, que fueron excelentes, para justificar que siguen creando juegos para tratar de alcanzar este nivel de calidad y espectacularidad. ¿Pero no será que el momento de Dragon Ball a pasado a segundo plano al menos por el momento?

Ya no hay ninguna emoción por encontrarnos con un juego de Dragon Ball en las tiendas. Todos parecen igual y todos parecen caer en los mismos errores por diferentes que resultan. Alteran el sistema de combate, introducen más personajes, parten de historias imposibles y hacen cambios que deberían sorprender, pero al final son lo mismo, nuevas entregas que no nos emocionan. Esto podría ocurrir también con el lanzamiento inminente de Dragon Ball Xenoverse.

No vamos a opinar sobre Dragon Ball Xenoverse en cuanto a su propuesta y planteamiento. Hay un nuevo personaje de por medio, se sabe que se está haciendo un esfuerzo elevado para que la historia sea interesante y también se nos garantiza que es posible que podamos cambiar el curso de la historia. No es, ni de lejos, suficiente. Añoramos los tiempos en los que se trabajaba con la saga de otra manera. Y no entendemos como Akira Toriyama está metido en todo este despropósito que acaba desvirtuando una historia y unos personajes que lograron amasar gran fama en el pasado.

Los juegos de Dragon Ball siguen llegando a las estanterías a un ritmo tan rápido que perdemos la cuenta de cuáles han salido recientemente. Los llegamos a confundir y eso nunca es bueno. El nuevo juego nos parece que debería haber esperado un tiempo, un añito o dos, para ponerse a la venta. O quizá se podría haber creado algún tipo de adaptación de la película de animación que se ha estrenado recientemente. Eso tendría más sentido como juego. Pero en definitiva, no somos quien para tomar esas decisiones.

Vía: Bandai Namco Games

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...