Crónica: Jump Festa 2019 en Tokio

Las últimas novedades de empresas como Square Enix o Level-5 se reúnen en uno de los eventos japoneses más sonados del año.

DCIM100GOPROGOPR0558.JPG

Hace nada más y nada menos que 20 años se comenzó a celebrar en Japón la Jump Festa, un evento multitudinario en el cual los aficionados al manga están acostumbrados a encontrarse con todo tipo de novedades. La edición de 2019 celebró el 20 aniversario y lo hizo por todo lo alto con una gran cantidad de actividades, noticias, productos exclusivos y actividades de las que disfrutar.

Nosotros estuvimos allí presentes con la intención de conocer el evento y, sobre todo, probar las novedades en juegos que allí se presentaban. Diversas circunstancias nos han impedido publicar esta crónica con anterioridad, pero esperamos que aún así sea de vuestro interés.

Un evento radicalmente distinto

Estando acostumbrados a los distintos eventos relacionados con el manga y el anime que se celebran en España debemos decir que la Jump Festa nos ha sorprendido. Esta fiesta dedicada a los mangas publicados por la editorial Shueisha en las revistas Weekly Shonen Jump, V-Jump, Jump Square, Saikyo Jump y Shonen Jump+, tiene un carácter absolutamente lúdico. Por supuesto, también hay muchas tiendas y puestos en los que adquirir productos, pero por lo general lo que tiene más presencia son las actividades y los stands en los que los visitantes tienen la oportunidad de pasar un rato entretenido jugando.

Este tipo de filosofía hace del evento el lugar ideal para los niños, que pueden ir de puesto en puesto haciendo todo tipo de actividades. Y lo bonito de ello es que no todo consiste en videojuegos. Aunque hay una buena parte de títulos a disposición de los visitantes, el grueso de las actividades son pruebas físicas en las que los más pequeños tienen que saltar, lanzar estrellas ninja, golpear punching balls con espadas de madera o hacer ejercicios de memoria.

Además de esto, las yincanas, en las que los niños (y no tan niños, no os vamos a engañar), tienen que ir por distintos stands recolectando pegatinas o sellos con los que rellenar los álbumes que se les entregan en el evento. Estas yincanas son muy habituales en Japón y permiten conseguir un premio cuando las terminamos, aunque para muchos de los fans los sellos y pegatinas que recogen mientras realizan la prueba ya son suficiente recompensa (y por supuesto, son cosas que acaban viéndose en las subastas online una vez ha finalizado la fiesta).

DCIM100GOPROGOPR0618.JPG

Ver a los más jóvenes pasarlo bien de esta manera es refrescante, sobre todo por tener constancia de que cuando hacemos cuentas, lo que más peso tiene en la feria es la diversión. Las noticias, charlas y stands de venta son imprescindibles, pero en términos globales no tienen la mayor presencia durante el evento. Y eso es algo que hace que la Jump Festa se convierta en una cita perfecta para las familias, una en la que vamos a tener que pasar varias horas hasta que hayamos exprimido todo el jugo que ofrece.

La presencia de Dragon Ball

Nadie se sorprende cuando paseando por la Jump Festa se da cuenta de que las aventuras de Goku tienen una importancia enorme. Aunque en su época, cuando el evento debutó en 1999 lo hizo en un momento en el cual Dragon Ball se encontraba en punto muerto (después de Dragon Ball GT y en un año en el cual no hubo ningún juego), con el paso de los años la creación de Akira Toriyama ha sido omnipresente. Dentro del evento la zona dedicada a Goku y compañía ha sido en 2019 una de las más grandes, contando con todo tipo de representaciones con las que hacernos fotos y una gran exposición de la que disfrutar haciendo fotos. Las vitrinas llenas de nuevas figuras y las estanterías con artículos exclusivos fruto de la fama de Dragon Ball en todo Japón, como el equipamiento deportivo para béisbol basado en el diseño de las armaduras de los saiyans y en las propias bolas de dragón (ahora como pelotas para jugar), consiguieron dejarnos con la boca abierta.

En el centro de la exposición Bandai tenía un gran área de juego para los fans, así como máquinas de gacha en las que conseguir los últimos llaveros, figuras y cartas de Dragon Ball Heroes. Los regalos, fruto de la yincana de la serie, se repartían con rapidez entre todos los asistentes, niños principalmente, pero también algunos mayores que no dudaban en beneficiarse de las promociones de la feria.

En la zona de videojuegos dos juegos se repartían la atención de los jugadores: Super Dragon Ball Heroes: World Mission (Nintendo Switch) y Dragon Ball Z: Kakarot. Este último con una demo y el juego de cartas con tutoriales y batallas en las que se nos enseñaban los secretos del juego y sus nuevos contenidos. Mientras probábamos la demo de Kakarot en Xbox One (se dice que Nintendo presiona para que en este tipo de eventos los expositores elijan Xbox One y no PS4 para no dar presencia a su máximo rival) comenzaba a nuestra espalda un evento en vivo dedicado al arcade de Dragon Ball Heroes. Y ya sabéis cómo son los eventos de este tipo: actores disfrazados de los personajes de la serie cantando y bailando mientras los niños les seguían el ritmo (las fotos y grabación de vídeo estaban prohibidos en esa actuación).

DCIM100GOPROGOPR0602.JPG

Exposiciones, charlas, torneos, regalos

La Jump Festa es una combinación muy afortunada de todo lo que debe tener un evento multitudinario como este para dejar un buen sabor de boca a los asistentes. A medida que paseábamos por los pasillos y pabellones nos encontrábamos exposiciones, con ropa de películas, nuevas figuras que pronto estarán a la venta o páginas de mangas clásicos, entre otras cosas. Por el medio tiendas con venta de productos y carteles de “agotado” en los objetos más exclusivos o de moda, así como máquinas de grúa en las que intentar ganar premios especiales con, se supone, un poco más de facilidad que en los arcades.

En los escenarios desperdigados por los pasillos algunos de los principales creadores de videojuegos, mangas y juegos de mesa hablaban de las últimas novedades. También había partidas en vivo y algunas competiciones de eSports con el público pendiente de las estrategias de los mejores jugadores del país. Y por supuesto: regalos. Porque no todo el mundo tiene presupuesto para comprar y comprar sin parar, así que la organización preparó una bolsa de celebración del 20 aniversario que nos dejó maravillados. En el interior, si la memoria no nos falla: un sobre de cartas exclusivas de Dragon Ball Heroes, una carta exclusiva del arcade de My Hero Academia, una pegatina de Boruto, una caja para trading cards y un clear file de Yu-Gi-Oh! y una gorra de One Piece.

Espada Final Fantasy VIIY eso solo era lo que podíamos conseguir caminando por los pasillos. Si nos paseábamos por los stands con nuestra cuenta de Twitter o Instagram lista para hacer publicaciones, aún podíamos conseguir más cosas. Somos malos y os ponemos los dientes largos, lo sabemos. En algunos casos ni siquiera había que publicar nada en redes sociales. Pero eso sí, en algunas ocasiones teníamos que ser socios de los clubs de cada una de las compañías y para ello había que pasar por el proceso de descarga de aplicación y registro correspondiente. En nuestro caso, aunque para algunos regalos daba demasiada pereza (entendámonos, para una pegatina de Naruto…), para uno específico resultó obligatorio. Se trataba de una postal con brillantina de Final Fantasy VII Remake con la imagen ya inolvidable de Cloud de medio lado y Sephiroth en la otra esquina. Para conseguirla había que publicar la foto que podéis ver en el artículo de la espada de Cloud (real en vivo y en directo) y enseñar la publicación a las chicas de Square Enix. Square Enix también requería que nos registrásemos en su club y app para obtener un doble clear file, el cual por un lado tiene la imagen de Cloud en la moto y por el otro el clásico artwork de Final Fantasy VIII con Squall y la espada. Claro está, ¡nosotros hicimos lo que hiciera falta para conseguirlo todo!

Mientras deambulábamos animando a Twitter para que funcionara más rápidamente conseguimos otros dos regalos de Square Enix que nos llegaron como caídos del cielo. Uno de ellos, un clear file de Final Fantasy Brave Exvius y otro el regalo de Navidad que Square Enix envió esa misma Navidad a sus socios: una colección de postales navideñas que resulta simplemente deliciosa.

No hay que perdérsela

La Jump Festa es una celebración que sorprende, quizá porque nuestras expectativas estaban un poco por debajo de la media o quizá porque todos los elementos presentes en el evento se encontraban en sintonía. Si bien las colas para entrar son largas, especialmente si queremos acceder por el lado de la zona de la tienda de Shueisha (donde se venden artículos exclusivos del evento), al final las impresiones son muy positivas. Incluso nos pareció que la jornada se nos hizo corta por todo lo que había que hacer, no tantas demos de juegos como podríamos imaginar, al menos no demos nuevas (dado que muchas estaban recuperadas del Tokyo Game Show), pero sí montones de posibilidades de entretenimiento. Para los fans de los mangas de Jump es imprescindible.

Esta es una de las muchas crónicas de eventos, presentaciones y novedades tecnológicas de las que os hablaremos en los próximos meses, dado que estamos desplazados en Japón para cubrir la actualidad. Sobre todo esperamos impacientes un momento que viviremos en primera persona: el lanzamiento de PlayStation 5 en 2020. Ya nos estamos preparando para uno de los momentos más épicos en nuestra carrera como periodistas del mundo del videojuego. ¡Estamos impacientes por ver lo que organiza Sony en vivo!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...