Crisis en Square Enix con el futuro de Final Fantasy XV

Final Fantasy XV se queda sin los DLCs que estaban pendientes de desarrollo debido a la crisis interna que sufre la empresa.

Final Fantasy XV DLC

Final Fantasy XV ha sido uno de los episodios de la longeva franquicia de Square Enix más ambiciosos. En realidad, dieron forma a un mundo tan enorme y complejo que les resultó complicado administrarlo de forma idónea. Eso dio pie a que tuvieran que desarrollarse multitud de DLCs que ayudaban a expandir la historia, a tratar temas que había pendientes y a dar más trasfondo a personajes que generaban mucho interés, pero que habían quedado eclipsados por la trama principal.

Se les prometió a los usuarios contenido durante muchísimo tiempo, hubo promesas, algunas cumplidas y otras que van a caer en saco roto a la vista de los últimos sucesos producidos en las filas internas de la empresa. Final Fantasy XV se recordará como un gran juego, pero también como uno de los experimentos fallidos de Square Enix por intentar hacer algo diferente, afrontar la comercialización de su juego de forma progresiva y mantener a los usuarios enganchados durante distintas fases. No era un punto de vista muy japonés, sino más bien uno muy inspirado en las editoras occidentales, y suponemos que no tendrá mucha continuidad en el futuro de Square Enix.

Principalmente porque la empresa se ha desestabilizado por dos motivos. El primero: un agujero económico importante, de 33 millones de dólares en pérdidas. Un resultado que hará que Square Enix tenga que controlar mucho sus próximas acciones.

Se supone que estas malas cifras se debe a la inversión que se ha realizado en el trabajo en las historias adicionales en DLC que ha recibido y debería haber recibido en el futuro Final Fantasy XV. A priori este tipo de producto no ha dado los ingresos que se esperaban y la empresa está sufriendo las consecuencias de haberse volcado en ello de forma notable. El segundo motivo de la situación actual es la marcha de la empresa de Hajime Tabata, director de Final Fantasy XV, que ha agradecido a todos los fans el apoyo que les han dado a lo largo del tiempo. El futuro de Tabata está ligado a su propia desarrolladora, con la cual se quiere independizar para crear un proyecto totalmente nuevo en el que tenga todo el control creativo.

Las consecuencias de esta situación incluyen la cancelación de los DLC que quedaban de Final Fantasy XV salvo el cuarto DLC, titulado Ardyn, que ya está prácticamente terminado. Se quedan en el aire sin ver la luz del día los DLC Aranea, Lunafreye y Noctis, con los que se iba a aumentar la profundidad de la historia de forma más que interesante. Además de esto, el modo multijugador del juego ahora se independizará para que se pueda jugar sin necesitar la base monojugador, incluyendo además nuevos contenidos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...