Las consolas antiguas en el mercado de los videojuegos actual

Las consolas antiguas tienen una importante presencia en el mercado de los videojuegos, habiéndose convertido en objeto de coleccionismo.

Una clásica consola de Nintendo

Para muchos usuarios, sobre todo los más jóvenes, el mercado de los videojuegos podría parecer que ha comenzado hace 10 años, con las consolas PlayStation. Pero en realidad, si echamos la mirada atrás, si recordamos nuestra infancia, si buceamos en bases de datos o si preguntamos a los usuarios más veteranos, descubriremos que antes de PlayStation hubo mucho más que merece la pena conocer y disfrutar.

Las consolas antiguas todavía funcionan, no hay duda, y siguen siendo tan divertidas como antes. Si bien resulta complicado comprarlas salvo en lugares de segunda mano o tiendas especializadas, continúan siendo máquinas muy recomendables para pasar un buen rato si lo que más importa de los videojuegos no es el apartado técnico, como los gráficos.

Consolas como NES (Nintendo Entertainment System) de 8 bits y Master System, de Sega, ayudaron a expandir la tecnología de las consolas en los años 80. Antes Atari había destacado en el mercado con sus distintas consolas, que consiguieron hacer que fuera posible disfrutar en el hogar de juegos ligeramente similares a los que se habían visto en los salones recreativos. La generación posterior a la de los 8 bits contó con 16 bits y estuvo caracterizada por Super Nintendo y Mega Drive, fabricadas por Nintendo y Sega respectivamente.

La batalla que vivieron estas dos empresas pasó a la historia y dio lugar a uno de los catálogos de videojuegos más sólidos que ha disfrutado el sector a lo largo de los últimos tiempos. También significó una de las últimas épocas doradas del uso de cartuchos, ya que posteriormente, con Saturn y ya la primera PlayStation, se optaría por utilizar discos.

Las consolas antiguas se han revalorizado a lo largo de los tiempos y son ya un objeto de coleccionista que merece la pena tratar con mucho cuidado. Su utilización ha tenido continuidad recientemente gracias a la comercialización de una serie de consolas no oficiales que incluyen conectividad para los cartuchos originales y que sirven para que el público pueda revivir o descubrir lo que ofrecían las máquinas de décadas anteriores.

En el mercado de las consolas portátiles, también se produjo una progresión y evolución similar a la de las versiones de sobremesa, aunque el formato de cartucho se ha mantenido a lo largo del tiempo con el objetivo de reducir el tamaño y aumentar la portabilidad. A la primera Game Boy le siguieron diversas versiones de la propia Nintendo, aunque a lo largo de la historia se han visto otras máquinas, como Game Gear o Neo Geo Pocket.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...