Blizzard inicia su plan para luchar contra los jugadores tóxicos

La lucha contra los jugadores tóxicos se eleva a un nuevo nivel por parte de Blizzard, que está convencida de su fuerza para detenerles.

juegos de Blizzard

En todas las comunidades online surgen manzanas podridas. Es habitual encontrar algunos jugadores que incumplen las normas impuestas para las partidas multijugador, o incluso algunos que logran modificar el juego y utilizar trucos que mejoran sus resultados (hasta que son expulsados). Overwatch, uno de los títulos más jugados en los últimos tiempos, no es ajeno a estos problemas, aunque Blizzard ha comenzado a tomar medidas.

En el popular shooter multijugador existen numerosos jugadores que abandonan la partida cuando les interesa u otros tantos que se dedican a insultar al resto. Nada nuevo. Sin embargo, Blizzard ha comenzado un nuevo control de usuarios para intentar acabar con estos problemas. Lo hace a través de Youtube.

Jeff Kaplan, diseñador jefe de Overwatch, suele aparecer con asiduidad en los vídeos que comparte Blizzard para mostrar los últimos avances y actualizaciones del título. En uno de los últimos, aseguró que la compañía estaba duplicando sus esfuerzos para acabar con los jugadores tóxicos que pueden dañar la experiencia de juego del resto de la comunidad, que sí cumple con las normas establecidas.

Una de las primeras soluciones que Blizzard aportó para evitar este tipo de acciones negativas fue un sistema por el cual todos los jugadores podían reportar actitudes negativas vistas durante la partidas multijugador, el cual llegó por último a consolas, donde resultaba más difícil y tedioso avisar sobre este tipo de incidencias. Gracias a este añadido, la comunidad mejoró y se evitaron muchos problemas, logrando acabar con muchos comportamientos condenables y haciendo el juego más agradable. Sin embargo, los resultados no han sido suficientes para la compañía, que ha ido un paso más allá.

Desde ahora, Blizzard se dedica también a revisar todo el contenido que se publica de Overwatch en diferentes redes sociales y plataformas, especialmente en Youtube, el sitio por excelencia para compartir gameplays y diferentes vídeos de partidas jugadas. La compañía analiza lo ocurrido en los fragmentos publicados para comprobar que todo está en orden.

No obstante, según explicó el propio Kaplan, estas nuevas medidas no se aplicarán tras una denuncia por parte de otros usuarios durante una partida, sino que Blizzard actuará contra los jugadores que considere que han incumplido las normas solamente con verlos a través de Youtube o la red social en la que esté publicado el fragmento. La compañía no ha especificado exactamente cuáles son las plataformas y redes sociales que está monitorizando para buscar jugadores tóxicos y castigarlos, aunque por la magnitud del programa es de esperar que estén presentes en todas. Al menos, el desarrollado jefe prometió que sus ojos llegarán hasta donde sea posible.

normas de Blizzard

Según cifras de la propia Blizzard, los insultos a través del chat en partidas multijugador de Overwatch se ha reducido un 17 por ciento en las últimas semanas, mientras que los reportes por parte de la comunidad sobre malas actitudes o posibles trampas se han reducido un 20 por ciento desde que la empresa se dedica a monitorizar el juego en redes sociales. Cifras que estarían dando la razón a Kaplan y confirmarían que este método funciona. No obstante, desde la propia Blizzard aseguran que estas estadísticas aún son insuficientes para considerar que la experiencia de juego online sea totalmente satisfactoria. Kaplan cree que aún queda mucho camino por recorrer y que, aunque confían en que se reduzcan aún más los problemas con esta nueva monitorización de vídeos de Overwatch, ya están pensando en nuevas iniciativas para combatir a los jugadores tóxicos.

Por tanto, teniendo en cuenta las medidas tomadas por Blizzard, conviene no subir a internet ningún vídeo de Overwatch en el que se lleve a cabo el clásico ‘teabag’ (agacharse continuamente en la cara de un rival muerto en la partida para humillarle) o en las que se insulte a otro jugador, ya sea a través del chat de voz o el de texto (este último, solo disponible en PC). Ambos comportamientos son sancionables.

Los castigos por parte de Blizzard no serán inmediatos, sino que responden a un sistema de avisos. Se trata de un formato similar al de los strikes de Youtube, donde dependiendo de la gravedad de la falta se van acumulando sanciones hasta que finalmente se da el paso de cerrar un canal. Con Overwatch, la compañía primero avisará a un jugador de que puede ser suspendido temporalmente por sus acciones. En otros casos, se contactará con el usuario para hacerle saber que por su comportamiento puede ser silenciado en los chats del videojuego (aquellos que insulten); mientras que por último, quienes cometan las infracciones más graves recibirán por parte de la compañía una notificación sobre una posible expulsión definitiva. Si el jugador no hace caso a estas indicaciones por parte de Blizzard y mejora su conducta, finalmente recibirá el castigo que se le había comunicado. A partir de ahora los jugadores que no cumplan con las normas de conducta tendrán que tener mucho cuidado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...