Análisis: Wii Music

Wii Music

Título: Wii Music
Género: Musical
Plataforma: Wii
Desarrollador: Nintendo
Editor / Distribuidor: Nintendo / Nintendo
Idioma: Castellano
Precio: 49,95€
Fecha de lanzamiento: 13 Noviembre 2008
Clasificación: Mayores de 3 años

En 2005, cuando todavía quedaba un tiempo hasta que Wii se comercializara, Nintendo ya mostraba en ferias y eventos varios el título del cual hoy hablamos. Inicialmente presentado por medio de dos minijuegos (con la orquesta como principal incentivo), Wii Music no tardó en ser popular entre los usuarios. Las expectativas eran altas, sobre todo porque Miyamoto estaba al frente, y eso siempre es sinónimo de algo bueno. Ahora, con el juego en las manos, podemos dar respuesta a si ha cumplido con los pronósticos o si se ha quedado en un lanzamiento meramente anecdótico en el catálogo de la consola de Nintendo.

JUGABILIDAD

Wii Music tiene un objetivo principal: que la música sea accesible para todo el mundo de manera divertida. Para ello pone a nuestra disposición más de 60 instrumentos que se tocan haciendo uso del wiimote, el nunchuk y la wii balance board. Con el objetivo de facilitar las cosas aún más, la forma de tocar todos estos instrumentos se divide en cuatro distintas: guitarra, trompeta, violín, y percusión. Dada la similitud entre la mayoría de instrumentos, estos cuatro sistemas se encargan a la perfección de ayudarnos a tocar prácticamente cualquier herramienta que imaginemos. Además, los cuatro métodos son muy sencillos. Los dos primeros (guitarra y trompeta) sólo usan el wiimote, mientras que los otros dos requieren la combinación de éste con un nunchuk. Como colofón, el modo batería permite hacer uso de la Wii Balance Board, aportando así mayor realismo a la mecánica de juego.

Wii Music

Lo primero que haremos al pasar el pequeño tutorial sobre cómo tocar, será iniciarnos en el mundo de la música profesional con ayuda de algunos profesores. Estos nos acompañarán, según nos apetezca, tanto en el modo de música libre, como cuando toquemos alguna de las canciones incorporadas por el producto. Si estamos improvisando, algo que sin duda gustará a los amantes de la música, los profesores podrán unirse progresivamente a la canción. Nos seguirán con nuestros instrumentos y pronto observaremos cómo la banda actúa en sintonía. Cuando toquemos canciones predefinidas deberemos seguir el ritmo o improvisar cuando sea posible, siempre intentando divertirnos lo máximo posible. Para mayor incentivo, cada vez que hagamos una canción podremos guardar el videoclip de la misma, diseñar una carátula y almacenarlo. Esto ganará puntos de diversión en modo multijugador (hasta cuatro usuarios) o al guardar unas cuantas actuaciones y realizar una sesión de superposición con ellas (es decir, que tocaremos con varios “ghosts” de nosotros mismos). Todos los vídeos grabados pueden enviarse a nuestros amigos a través del servicio Wii Connect 24. A esto hay que añadir que, una vez recibamos un vídeo, podremos editarlo y añadirnos a esa interpretación, pudiendo crear escenas realmente cuidadas.

Si buscamos algo más activo Wii Music también tiene algunos minijuegos. El más popular es el Mii Director, donde dirigiremos una orquesta moviendo el wiimote de diversas maneras. Permite que varios jugadores dirijan la orquesta de manera simultánea para, al final, ver qué margen de compenetración musical tienen. En Sinfonía de Campanas, deberemos mover el wiimote y el nunchuk en momentos oportunos para seguir el ritmo de manera adecuada. Y finalmente, el Tono Perfecto es un recopilatorio de pruebas y preguntas rápidas donde deberemos poner a prueba nuestros reflejos y, sobre todo, nuestro oído musical. Sin duda, éste último minijuego es el más divertido de todos y el encargado de mantenernos delante de la consola durante un buen tiempo.

Wii Music

GRÁFICOS

Menús simplistas para facilitar la accesibilidad del título a todos los usuarios. Esto, una máxima en los juegos de la gama Touch Generations! puede ser un arma de doble filo. Los fondos, escenarios y diseño de menús resultan demasiado sencillos, sólo aportando un poco de frescura la presencia de los Miis, sobre todo si tenemos un buen surtido de ellos. Los videoclips cuentan con una buena composición, y el diseño de las portadas de los discos también es variada, pero en general, Wii puede dar más de sí sin complicar las cosas en exceso.

Wii Music

MÚSICA & SONIDO

Más de 50 canciones se reúnen en Wii Music, aunque la mayoría se encuentran bloqueadas inicialmente. Las iremos consiguiendo a medida que grabemos videoclips, para que así la experiencia de juego tenga algo nuevo que ofrecernos durante un buen tiempo. Los temas se dividen en cuatro estilos: clásicos, tradicionales, populares, y procedentes de videojuegos. Encontramos melodías conocidas por todos, como “Carmen” de Bizet, el “Himno de la Alegría” de Beethoven, “La cucaracha”, “Wake me Up Before you Go-Go” o temas de The Legend of Zelda y Animal Crossing. El repertorio es variado, pero la calidad de reproducción de los temas no es demasiado elevada. Aumenta los puntos del apartado musical el excelente abanico de instrumentos con los que podemos tocar, algunos de ellos humorísticos, como las voces de perro y gato.

Wii Music

CONCLUSIÓN

A Wii Music le ocurre lo mismo que a muchos otros títulos aparecidos en la consola de Nintendo. No son propiamente “juegos”, pero entretienen. Está más recomendado para pequeños periodos de práctica que para sesiones continuas, y tiene el riesgo de causar pérdida de interés rápida entre los usuarios. Los más pequeños de la casa disfrutarán de lo lindo (aunque no parezca un juego para ellos), y es que alucinarán creando música mientras mueven el wiimote. Es, en definitiva, uno de esos productos que garantizan que la imagen de Wii continúe siendo tan inimitable pase el tiempo que pase.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...