Análisis: Far Cry 2, viaje al corazón de las tinieblas

Far Cry 2

Título: Far Cry 2
Género: FPS (Shooter)
Plataforma: Xbox 360 (analizado), PC y Playstation 3
Estudio: Ubisoft Montreal
Distribuidor: Ubisoft
Idioma: Castellano
Precio recomendado: 69,95€ (360 y PS3), y 59,95€ (PC)
Edad recomendada: + 16
Valoración: 8,5/10

Desde los primeros compases del juego, que se inicia con un logrado tour de bienvenida al bordo de un taxi-jeep, uno ya se da cuenta que Far Cry 2 no va a ser una experiencia agradable, a pesar de la belleza del paisaje y de la cumbre gráfica  que se ha asolido. En esta pequeña introducción ya se nos explica el contexto con el que nos vamos a encontrar. Una guerra civil sacude el país, y tu personaje (puedes escoger antes de empezar la partida entre un puñado de personajes sin que la elección interfiera en el desarrollo narrativo, los personajes que no elijas te acompañaran en determinados momentos de la campaña) se encuentra atrapado en ella. Dos guerrillas armadas luchan entre sí, y en medio de ellas está un peligroso traficante de armas, conocido como «El Chacal». Tu objetivo es acabar con él. África es un continente hostil, y así lo han representado los chicos de Ubisoft. No sólo por todo el clima de violencia y de pobreza, si no porque nuestro personaje nada más aterrizar se da cuenta que ha adquirido la malaria, un obstáculo más para llevar a cabo nuestros objetivos, y el inicio de ese viaje a las profundidades de la oscuridad y del caos que propone Far Cry 2, como ya hiciera con anterioridad Joseph Conrad.

Si algo se puede congratular Ubisoft Montreal es de haber creado el videojuego consolero con un apartado gráfico y técnico más sobresaliente (al menos en Xbox 360). Y es que el hecho no salta a la vista sólo por  unas texturas cuidadas con mimo perfeccionista, o por una modelación de personajes realista, si no que Far Cry 2 va más allá con un sistema de luces y sombras en tiempo real o una física que reproduce de forma ultrarrealista las acciones que el sujeto lleve a cabo en su entorno, tan sólo hace falta contemplar el grado de realismo con el que se propaga el fuego por todo el escenario. Son muchos los elementos que ayudan a configurar un paisaje gráfico acongojante y que sirve para adentrarse de lleno en una de las mejores ambientaciones recreadas hasta la fecha. La sensación de estar visitando los desiertos desolados de Namibia, o las reservas naturales de Kenya son indescriptibles, y el trabajo a nivel gráfico en ese sentido son muy fidedignas.  Un juego como Crysis le sigue llevando distancia a nivel técnico, pero partiendo de las limitaciones de las consolas, creo que Far Cry 2 es el nuevo abanderado en este aspecto.

Otro aspecto muy cuidado es el apartado sonoro. Ubisoft ha logrado una banda sonora que se adapta a las emociones del jugador. Los diálogos han sido traducidos al español, y convencen por su variedad y realismo. En algunos momentos oímos a los enemigos conversar en algún idioma africano, lo que aún provoca mayor incertidumbre mientras atacamos alguna de las numerosas aldeas. El sonido y sus efectos juegan un papel importante en la sensación de estar pisando la sabana o la jungla africana. Han utilizado un sonido ambiente de pájaros, insectos que da de lleno en la sensación de estar pisando terrenos salvajes. No obstante, se encuentra a faltar la aparición de animales salvajes, algo que se comentó que se iba a hacer y que al final no se ha llevado a cabo, algo que podría mejorar su jugabilidad.

Precisamente, es éste uno de los apartados más importantes a la hora de valorar el juego, y en ése aspecto tampoco sale mal parado, si bien podrían haberse mejorado algunos aspectos. Esta segunda entrega parte en concepto de juego de la primera, es decir, un shooter en primera persona con una gran libertad de acción y movimiento, en el que podrás campar a tus anchas con diferentes vehiculos y variedad de opciones. En esta entrega se ha querido profundizar en este aspecto incluyendo algunas gotas de los mundos abiertos (dígase GTA) con misiones secundarias que nos ofrecen nuestros compañeros, o la posibilidad de modificar nuestras armas, así como nuestras habilidades con ellas, o las habilidades con vehículos, etc…  También tenemos la oportunidad de ir a armerías para comprar armas dentro de una amplia variedad (aspecto muy mejorado respecto a su predecesor). Para dar más variedad y permitir que el jugador explore el inmenso escenario (50 Km2), se han creado una especie de mini-juegos, que consiste en encontrar maletines con diamantes  escondidos por el territorio (luego con los diamantes encontrado se pueden comprar armas o habilidades) así como cintas de casete de nuestro objetivo: El Chacal.

Far cry

A pesar de estas novedades, la jugabilidad se ve resentida en ocasiones, la mayoría de los casos por un sistema de recompensas no efectivo del todo. Algunas misiones plantean dinámicas de juego muy parecidas, y al final uno puede llegar a  encontrar cansino darle todo el rato al gatillo. Por suerte la IA de los enemigos es bastante decente, y mejora en el transcurso del juego, además la libertad con la que completarlas hacen que el juego no aburra en ningún momento. Sin embargo hay un punto negro en esta jugabilidad, y es el incomprensible fallo de programación que se produce cuando el jugador termina con todos los enemigos de un control de seguridad o aldea (hay muchos a lo largo del mapa), y una vez regresa al mismo sitio (aunque no haya pasado ni 1 minuto) se vuelve a encontrar los mismos enemigos. Un error que debilita la jugailidad del juego, y las ganas del jugador para terminar con los enemigos.

Por suerte el combate es vibrante, y éste siempre se produce en situaciones de tensión: las armas pueden encasquillarse, o romperse por completo, además la munición es escasa. Otros detalles que dotan de mayor empaque a las batallas, son los momentos en los que usamos medicina para mejorar nuestra salud, y esto se nos muestra con gran realismo en primera persona: cuchillo en mao se extrae una bala, o bien se inyecta una inyección en el brazo. 

Far cry 2 machete

En definitiva podríamos concluir diciendo que Far Cry 2 entra deslumbrando en ciertos aspectos, en especial por su apartado gráfico. Y que presenta una jugabilidad más que decente que podría mejorarse, pero que queda algo recompensada con una historia interesante, pero a la cual le cuesta avanzar. Far Cry 2 es un juego de grandes detalles y de momentos memorables, como pasear con la lancha  por un río rodeado por la naturaleza salvaje y sintiendo tensión en todo el cuero, tal Martin Sheen en Apocalipse Now, o ir de noche por la sabana con nuestro jeep siguiendo a una manada de zebras. Son esos momentos contradictorios que deja el juego, en los que el jugador siente el placer en el mismo corazón de las tinieblas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...