Análisis: Disgaea 3: Absence of Justice

Disgaea 3

Título: Disgaea 3: Absence of Justice
Género: Estrategia
Plataforma: Playstation 3
Desarrollador: Nippon Ichi Software
Editor / Distribuidor: Square Enix / Koch Media
Idioma: Inglés / Japonés (textos en inglés, voces japonés o inglés)
Precio: 59,95
Fecha de lanzamiento: 20 Febrero 2009
Clasificación: Mayores de 12 años

Con la franquicia estratégica Disgaea, Nippon Ichi se ha convertido, rápidamente, en la referencia del género en su versión de baldosas en fronteras occidentales. En nuestro mercado, donde estos productos no son tan comunes como en Japón, cada nueva entrega de la saga se recibe con los brazos abiertos. Y teniendo en cuenta que por lo general nunca recibe textos en castellano, sorprende el apoyo del público. Pero en cierta medida es comprensible, la franquicia de Nippon Ichi cuenta con una personalidad inigualable y características muy especiales que se han ganado a los usuarios a lo largo de los años. Con ésta tercera entrega Disgaea debuta en Playstation 3. La pregunta que nos hacíamos todos sobre éste acontecimiento era: ¿cómo afectará el salto tecnológico al juego?. Nippon Ichi ha sido fiel a sus principios y no se ha despeinado con la responsabilidad de trabajar en una nueva plataforma, por lo que ha mantenido el aspecto clásico a base de sprites de la serie. Mayor calidad de diseños y animaciones, pero el estilo de toda la vida.

La historia del juego, como de costumbre, es hilarante. Los chicos de Nippon Ichi no tienen pelos en la lengua y no se preocupan mucho por si en Occidente entenderán su humor. El caso es que quienes conozcan la serie, o sean habituales consumidores de manga, anime y productos de origen japonés, sabrán el estilo que toma el guión del juego. Al fin y al cabo, Disgaea es Disgaea, y no hay mucho más que decir. El argumento, en ésta ocasión, toma como protagonista a Mao, un estudiante de la academia del mal Maritsu que tiene un sueño secreto: convertirse en héroe y derrotar a su padre. Su progenitor es, además del director de la academia, un señor feudal de las tinieblas. Según descubrimos, Mao quiere acabar con su padre porque éste le borró las partidas salvadas de sus videojuegos preferidos. Ahora, tras llevar a cabo una larga investigación leyendo mangas y viendo series de anime, decide que su única opción para derrotarle es convertirse en héroe. Pero, como buen demonio, Mao no entiende aquellos elementos de los que los héroes obtienen todo su poder: amor y justicia. Así que, ni corto ni perezoso, opta por buscar a un héroe para sacarle, por los medios que sean necesarios, los secretos de su título. Por cosas del destino (como siempre en Disgaea, de manera absurda), Mao conoce a un héroe y le roba el título, cambiándoselo por el de demonio. A partir de ahí el camino del protagonista se complica, y el del héroe, cada vez se acerca más al lado de las tinieblas.

Disgaea 3

JUGABILIDAD

Disgaea lleva apostando por los RPG Tácticos (los de baldosas que tanto se ven en Japón) desde sus orígenes, y ésta nueva entrega no es excepción. Los desarrolladores mantienen el sistema de anteriores episodios y lo aderezan con un buen surtido de novedades que ayudan a mejorar la experiencia de juego. El centro neurálgico del desarrollo se encuentra en la academia Maritsu, a través de la cual nos moveremos mediante un sistema de visión isométrica. Aquí contamos con la posibilidad de visitar un buen puñado de lugares distintos. Además de las tiendas, imprescindibles, hay una enfermería, clases especiales, o zonas de dungeons en las que mejorar objetos e incrementar las características de nuestros personajes. También podemos asistir a clases, donde nos cruzaremos con profesores de lo más delirantes. En ellas, tendremos la posibilidad de distribuir a los personajes en las mesas disponibles, visitar al consejo estudiantil, o administrar la pertenencia de las unidades a diferentes clubs. Cambiar de mesa a los personajes servirá para mejorar su afinidad en el campo de batalla. Cuanto más cerca estén en clase, mejor se llevarán. El consejo estudiantil nos permitirá solicitar distintas cosas. Por ejemplo, actividades extraescolares, habilidades específicas para nuestras unidades, o más clubs. Todo nos afectará con distintos efectos, pero no será sencillo ganarse el beneplácito de los representantes del consejo. Algunos nos apoyarán indudablemente, pero otros se sentirán más bien reacios. Afortunadamente, podremos chantajearles dándoles regalitos que hayamos comprado previamente (objetos, comida, cualquier cosa). Cada representante reacciona de una forma u otra a los regalos, así que conviene fijarse bien para darles los que más les gusten. Si aún después de convencer a unos cuantos representantes no tenemos el apoyo de la junta podremos intentar convencerles de nuestras intenciones a golpes. Pero si no contamos con un buen equipo de personajes en niveles altos, no lo recomendamos. Por último, el consejo también nos permitirá solicitar la transferencia de nuevos alumnos (una forma original de “crear” nuevas unidades), empleando puntos de mana para ello. Los de bajo nivel no requerirán aprobación, pero si queremos un personaje muy cualificado, habrá que presentar la idea a los representantes estudiantiles. Respecto a los clubs, benefician a quienes están dentro de ellos con distintos efectos ventajosos para el combate, pero tienen un número de miembros limitado.

Disgaea 3

La vida en la academia es muy completa y siempre tiene algo que ofrecernos, pero cómo no, Disgaea también implica participar en batallas. A la hora de combatir, el juego incorpora un buen surtido de novedades. El sistema base continúa siendo el mismo de siempre: movimientos por turnos a través de un escenario “baldoseado”. Cada personaje puede moverse, atacar y realizar una acción en cada turno, siendo además posible ejecutar los movimientos de inmediato o “almacenar” todos los de nuestras unidades para que los lleven a cabo de golpe. Éste último procedimiento nos abre la posibilidad de realizar combos y ataques combinados muy poderosos. Mediante la combinación de esfuerzos también podemos alcanzar zonas del escenario alejadas a las que moviéndonos normalmente no llegaríamos. ¿Cómo?, lanzando unidades. Si subimos un personaje encima de otro, el que esté debajo lo podrá lanzar, con fuerza, muy lejos, a veces superando fosos y agujeros o elevándolo a plataformas superiores. Éste movimiento lo podemos usar también para levantar objetos del escenario, como bloques, con el objetivo de llevarlos a la zona donde más nos convenga.

Pero no son las únicas novedades. El sistema Magichange es otra de ellas. Con él podemos transformar monstruos en armas que luego utilizarán nuestros personajes. La transformación es temporal, y una vez pase el efecto el monstruo desaparecerá del campo de combate. No obstante, la utilización de éstas armas especiales nos da la oportunidad de llevar a cabo ataques realmente potentes. Y cambiando de tercio hablamos del sistema de los geo bloques. Viene a sustituir a los geo símbolos de anteriores Disgaea y aporta una pizca de puzles a los enfrentamientos. Estos geo bloques, de colores, afectan al escenario dotando a ciertas zonas del suelo de colores varios. Cada color, tiene un efecto en la pantalla, como dotar de mayor experiencia en esa zona o la aparición de tesoros cuando eliminemos enemigos en ese lugar. Pero lo mejor de los geo bloques son las combinaciones. Si rompemos un geo bloque dentro de una zona ya tocada por un color, ésta cambiará provocando una reacción en cadena. Si en esa cadena se destruye otro geo bloque, todo volverá a cambiar de color, tornándose del último bloque destruido. Hay que tener en cuenta, además, que ésta reacción en cadena provoca daños en las unidades que están dentro de las zonas afectadas (tanto aliados como enemigos).

A grandes rasgos Disgaea no ha cambiado demasiado respecto a entregas precedentes, pero las novedades jugables favorecen la diversión y nos sorprenden con situaciones inéditas. El modo historia engancha, y está dotado de alta rejugabilidad, sobre todo en lo referente a recorrer dungeons donde aumentar las capacidades de nuestros personajes.

Disgaea 3

GRÁFICOS

Como decíamos al inicio del análisis, Nippon Ichi  Software se ha mantenido fiel al estilo de la saga, especialmente en lo que se refiere a su apartado visual. Los personajes continúan mostrando su aspecto de sprite, pixeles a tutiplén, y los decorados, aunque más amplios, podrían ser mucho más ambiciosos. Las animaciones son de aspecto simplista, pero están dotadas de ese estilo adorable que caracteriza a los diseños de la factoría Nippon Ichi. En combate los movimientos se repiten demasiado, y las técnicas especiales no brillan por su espectacularidad. Por suerte, hay gran variedad de personajes, ilustraciones muy cuidadas, y una intro animada que encantará a los fans del anime. Para finalizar, no podemos dejar de hablar de la cámara, demasiado brusca e insufrible, que nos dará más de un quebradero de cabeza a lo largo de la partida. Con los recursos que tiene a su disposición, la desarrolladora debería haberse esforzado más por mejorar éste aspecto del título.

MÚSICA & SONIDO

Lo primero la buena noticia: si el doblaje en inglés no os gusta, aunque es justo decir que tiene a dobladores talentosos en su reparto (como el veterano Vic Mignogna), podéis cambiar el idioma de las voces por las originales en japonés. Haciéndolo os abriréis a un excelente abanico de dobladores, entre ellos Hiromi Hirata, Chiwa Saito, o Hiro Shimono. La interpretación que realizan de los personajes es altamente destacable, pero hay una mala noticia: los textos sólo están en inglés. Como de costumbre, si no domináis la lengua de Shakespeare, os vais a perder una de las partes más importantes del juego: el humor de sus divertidos diálogos. El resto de efectos de sonido cumplen con su labor, siendo la banda sonora la que se lleva el gato al agua. Además del opening, vocalizado en japonés y con un ritmo pegadizo, destaca un repertorio de canciones vocales muy animadas que nos irán acompañando a lo largo del juego. También melodías instrumentales, como es habitual, todas de alta calidad.

CONCLUSIÓN

Disgaea 3: Absense of Justice recorre el camino que ya anduvieron los anteriores Disgaea y llega más allá con un buen surtido de nuevas características. La historia es muy divertida, el sistema de juego eficiente, y el apartado visual, aunque no está a la altura de las posibilidades de PS3, satisfará a quienes conocen la franquicia. Desgraciadamente, no está en castellano, lo que le resta muchos puntos, sobre todo teniendo en cuenta el género del que se trata y del humor incluido en sus textos.

En Modo Juegos | Disgaea 3 Absence of Justice, llega a Europa en febrero

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...