Análisis: Buzz! Cerebros en Acción

Buzz

Título: Buzz! Cerebros en Acción
Género: Casual
Plataforma: PSP
Desarrollador: Curve Studios
Editor / Distribuidor: Sony / Sony
Idioma: Castellano
Precio: 29,95€
Fecha de lanzamiento: 4 Diciembre 2008
Clasificación: Mayores de 3 años

Era cuestión de tiempo que Sony decidiera utilizar al famoso presentador Buzz en otro tipo de juegos al margen de los programas de televisión. Con Buzz: Cerebros en Acción el citado personaje da el salto a los programas educativos o de mejora cerebral (llámenlos como más les apetezca). Se trata de un título formado por 16 minijuegos que, teóricamente, nos ayudarán a mejorar nuestra agilidad mental mientras jugamos con la consola. Teóricamente porque a medida que vamos avanzando, dada la escasez de guías, consejos e información técnica, lo único que notamos es que cada vez resolvemos los minijuegos con mayor facilidad.

JUGABILIDAD

Los cuatro áreas en los que se centraliza el programa son Observación, Memoria, Análisis, y Cálculo. Cada una de ellas cuenta con cuatro minijuegos en los que participaremos con niveles de dificultad ascendente y varios parámetros configurables. Lo cierto es que son pruebas relativamente divertidas (unas más que otras), por lo que como recopilatorio de pruebas de inteligencia, el juego tiene su interés.

Buzz

Una vez hacemos el primer examen, el juego cataloga nuestro cerebro y le da un nivel en comparación con utensilios eléctricos. Una forma curiosa de representarlo, sin duda. Al acabar el examen tenemos la oportunidad de entrenar, seleccionando área y prueba a desarrollar, competir contra otros jugadores, o participar en desafíos. Estos últimos se irán desbloqueando a medida que avancemos y consigamos buenas marcas en el modo entrenamiento, y nos plantean retos muy específicos, como alcanzar un combo de respuestas acertadas de x tamaño. En el modo batalla cerebral, que es como se conoce al versus, compartiremos la consola (por turnos) con hasta cinco amigos más para ver quién domina mejor los minijuegos propuestos por Buzz. Podemos seleccionar la dificultad, o los minijuegos que aparecerán dentro del bloque de cada área. De todas formas, aunque parece un modo muy interesante, no vamos a engañarnos: las rondas son demasiado largas y a mayor cantidad de jugadores, mayor tiempo que tendremos que esperar nuestro turno. Finalmente, en Entrenamiento elegiremos el área que más nos interese y el minijuego en el que nos apetezca jugar. Un gráfico guardará estadísticas de nuestros progresos, pero de manera menos profunda que en otros juegos de mejora cerebral.

Y si después de todo esto nos apetece examinarnos de nuevo, podemos hacerlo. Algo que choca, ya que normalmente en éste tipo de productos sólo se nos da la oportunidad de hacer el examen una vez al día. En éste caso, al poder hacerlo siempre que queramos, la mejora cerebral y nuestra progresión general será mucho menos perceptible.

Buzz

En términos generales no es un mal recopilatorio, pero ayuda más bien poco a nuestra cabeza y se echan de menos controles táctiles en la mayoría de los minijuegos. Al no poder escribir en la pantalla, todas las respuestas estarán asignadas a los cuatro botones frontales de la consola: cuadrado, círculo, x, y triángulo. A la hora de jugar es mucho menos intuitivo que si tocáramos directamente la consola como ocurre con los programas de Nintendo DS.

GRÁFICOS

Tanto los menús como el diseño de objetos y elementos presentes en los minijuegos son muy claros y consistentes. El tamaño de todo es elevado, para que no tengamos problemas en ver ningún aspecto de las pruebas, y los colores están usados con muy buena mano. Además, ésta sencillez facilita cargas rápidas, algo que en PSP resulta más necesario de lo que parece. Lo único 3D que veremos será la representación de la clase en el menú general y a un Buzz menos fluido que de costumbre vestido de profesor. Un apartado simplemente correcto.

Buzz

MÚSICA & SONIDO

Las canciones que suenan de fondo prácticamente ni las escuchamos, dado que no impactan, no molestan, y no destacan de ninguna forma. A quien sí prestamos atención es a Buzz, con sus comentarios habituales, los latiguillos que le caracterizan y todo eso que le ha hecho famoso. Lo cierto es que quienes estén acostumbrados a oírle por otros juegos quizá comienzan a cansarse de él. No estaría de más que Sony ideara algo para darle un pequeño relevo al presentador.

CONCLUSIÓN

Como programa destinado a mejorar nuestras facultades cerebrales, Buzz!: Cerebros en Acción no da la talla. Si lo valoramos como juego de puzzles con pruebas y minijuegos, sale mejor parado. Porque es ahí donde se encuentran los mejores valores del producto. No pasará a la historia ni en su género, ni en la colección Buzz!, pero tampoco está mal del todo.

Buzz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...