A puñetazos en Scott Pilgrim contra el mundo: El videojuego Edición Completa

Analizamos la última versión de Scott Pilgrim contra el mundo: El videojuego, que ahora ha llegado a sistemas actuales con todo su contenido reunido.

Solo ha llegado a formato físico en una de esas terribles, traicioneras y detestables ediciones limitadas de Limited Run Games (se tiene que notar que les tenemos un “poco” de tirria), pero Scott Pilgrim contra el mundo: El videojuego Edición Completa es una de las propuestas más refrescantes y adictivas que hemos podido ver en tiempos (incluso tratándose de una reedición de un juego que ya tiene sus años). Sus desarrolladores, los chicos de Ubisoft Montreal y Ubisoft Chengdu han partido de una mecánica beat’m up puramente retro para adentrarnos en la historia de la película con un aspecto gráfico digno de la época de los 8 y los 16 bits.

¿De dónde sale Scott Pilgrim?

Tenemos que reconocer que nosotros descubrimos a Scott Pilgrim debido a su película de 2010. En ella le encarna el actor Michael Cera en el que puede ser su mejor papel, donde su perfil tontorrón e ingenuo lo convierte en el protagonista perfecto. Pero el personaje había nacido mucho antes, en 2004. Fue entonces cuando el autor canadiense Bryan Lee O’Malley comenzó a publicar el cómic en formato de novela gráfica, con un estilo visual inconfundible que también ha tenido representación en algunos guiños de la película y, por supuesto, a lo largo de todo el juego.

La obra tuvo éxito y llegó a reunirse en seis volúmenes de gran tamaño que aparecieron entre 2004 y 2010, dejando así el final el momento clave para el estreno de la película. Junto al film llegó la primera versión de este juego, la cual fue recibida con gran entusiasmo. Y a lo largo del tiempo también se ha producido una versión digital del cómic que incluye algunos efectos de movimiento para su disfrute en dispositivos iOS y Android. Contra todo pronóstico, el autor no ha trabajado en una secuela o similar, posiblemente porque sabe bien que el impacto que dejó la obra fue notable y que una continuación podría llegar a empañar el resultado.

Pero, por supuesto, eso no ha impedido que el cómic de Scott Pilgrim contra el mundo continúe reeditándose, que llegue a tiendas de todo el mundo y que siga sumando nuevos lectores que recurren a él para disfrutar de una historia de amor, batallas y mucho humor. Ahora sí, os hablamos del juego.

La historia del juego es la misma que la de la película: el músico Scott Pilgrim conoce a la chica de sus sueños, Ramona Flowers, y pronto se encuentra con la misión de derrotar a sus siete ex malignos que van a matarle. Si quiere quedarse con Ramona y conseguir todo su amor, Scott tendrá que esforzarse al máximo y poner fin a los malvados planes de los exs de la chica. Dada su propuesta multijugador (hasta cuatro usuarios simultáneos), en Scott Pilgrim contra el mundo: El videojuego Edición Completa, podremos seleccionar entre cuatro personajes diferentes: Scott, Ramona, Kim, y Stephen.

Clásico juego de yo contra el barrio

Más que a un juego de 16 bits, Scott Pilgrim contra el mundo: El videojuego recuerda a uno de 8 bits, actualizado con gráficos en alta resolución, animaciones más cuidadas y una fluidez mayor. Si tenemos que hacer una comparación directa, el primer juego que se nos viene a la cabeza es el más que clásico River City Ransom (una de las muchas aventuras del personaje Kunio), título del que toma muchas ideas y referencias.

En Scott Pilgrim contra el mundo: El videojuego Edición Completa nos encontramos con un beat’m up que sigue las leyes del género: avanzar y avanzar hacia adelante derrotando enemigos. La variedad de movimientos es amplia, y aunque todos los personajes realizan las técnicas de la misma manera, cada uno tiene las suyas propias. Además, si bien inicialmente comenzamos con los movimientos básicos, a medida que progresamos en la partida vamos ganando nuevas técnicas de ataque. Podremos golpear corriendo, de espaldas, en el aire, con combinaciones rápidas en las que habrá que machacar los botones a toda velocidad, e incluso con técnicas especiales. Lo cierto es que los desarrolladores se han esforzado al máximo para que el juego ofrezca movimientos nuevos de manera constante y que así nos mantenga enganchados.

A esto hay que sumar otras opciones, como la posibilidad de agarrar la mayoría de los objetos que aparezcan en el escenario y golpear con ellos o tirárselos a los enemigos. También será posible agarrar a los compañeros o a los propios enemigos, o romper montones de cosas del escenario. Cuando derrotemos enemigos aparecerá dinero que podremos gastar en tiendas, dispersas por el decorado y a las que podremos entrar para comprar montones de power-ups (comida, discos de música, películas… de todo).

El nivel de dificultad va en aumento desde que comenzamos, y una vez avanzamos nos encontraremos con enemigos que nos pondrán las cosas muy difíciles. Nuestra vida se mide en puntos que irán reduciéndose a medida que recibamos impactos. Si estos puntos llegan a cero, nos desmayaremos y nuestros compañeros tendrán diez segundos para resucitarnos. Esto se hará de manera sencilla, solo tendremos que ir hasta el jugador caído y pulsar uno de los botones repetidamente. El problema estará en si los enemigos que hay alrededor nos permitirán hacerlo tranquilamente.

Otra de las acciones que podremos usar a lo largo de la partida será la solicitud de ayuda a un personaje striker al que llamaremos pulsando un botón. Este nos potenciará y nos recuperará vida, pero el uso de esta técnica estará limitada a los puntos de fuerza que tengamos. Estos puntos también se usarán para lanzar un movimiento especial con el que podremos golpear de forma circular, y que nos vendrá muy bien para quitarnos de encima a los oponentes.

Conclusiones

Hemos disfrutado de Scott Pilgrim contra el mundo: El videojuego Edición Completa tanto como la primera vez que lo jugamos y la experiencia nos ha encantado. El juego es muy divertido, rápido y adictivo, y su aspecto visual, aunque de remarcado origen retro, encandila y satisface, con mucho color y unas cuidadísimas animaciones (además de poder personalizar los colores de los personajes).

Además, tengamos en cuenta que respecto a la versión original se añade de base su contenido DLC: los personajes Wallace Wells y Knives Chau, lo que le aporta interés adicional incluso ya lo compramos en la generación anterior. Esta nueva versión se encuentra disponible en PlayStation 4, Xbox One y PC en formato digital, en la versión física que hemos mencionado antes, y en la plataforma Stadia. Posiblemente sea la última edición que se hace del juego a la vista de que ya no hay más de donde rascar, por lo que si os interesa… es una gran compra.

Nos parece una oportunidad desaprovechada que Ubisoft no haya lanzado una versión física, puesto que ya era consciente del interés que generó la versión original y de los muchos fans que todavía conserva el juego. La alternativa ha sido Limited Run Games, que ha diseñado varias ediciones especiales muy caras que probablemente se conviertan en carne de cañón para la reventa en subastas y páginas de compra-venta. Pero siempre queda la esperanza de que antes o después, quizá con una reedición en PS5 del mismo contenido, llegue finalmente a las tiendas (no sería una versión, sino una redistribución, por llamarlo de alguna manera).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...