¿Todavía tienes VHS? ¡No los tires!

Las cintas de VHS luchan por sobrevivir en un tiempo en el cual son el único formato de preservación de multitud de películas.

Vídeo en VHS

El retro y la nostalgia están de moda y nos hacen gastar dinero en cosas que quizá en realidad no necesitemos tanto como creemos. El éxito que han tenido consolas como NES Classic Mini es una buena demostración de ese tipo de ataque de nostalgia que están teniendo algunos fabricantes hacia nosotros, aunque no se puede decir que no estemos permitiendo que esto ocurra. La nostalgia vende porque nos hace pensar en tiempos pasados que, en muchos casos, fueron mejores. Con el formato musical los vinilos están triunfando de nuevo y en el caso del vídeo los VHS siguen teniendo un atractivo enorme, motivo por el cual os decimos claramente que si tenéis VHS no los tiréis.

Podéis no creerlo, pero esos VHS que habéis estado a punto de tirar, valen dinero. Al mismo tiempo no solo es que tengan un alto valor dependiendo del título y el estado, sino que estamos hablando de valor cultural e histórico en algunos casos. A medida que pasan los años cada vez existen más películas y series que se consumen en el momento y después desaparecen. No todas las obras cinematográficas quedan registradas en archivos públicos, bibliotecas o similares. Y la ausencia de un formato de vídeo físico que tenga popularidad lleva a que sea cada vez más difícil realizar un almacenamiento y preservación de estas obras.

Esto lo decimos porque de la era del VHS hay toneladas de películas, muchas más de las que nos gustaría creer, que están a punto de pasar al olvido. El principal motivo de ello es porque los únicos restos que quedan de estas obras son las ediciones en VHS que, desgraciadamente, se van perdiendo cada vez más.

Para entender el alcance y la magnitud de este problema solo tenemos que pensar en determinadas películas que viéramos cuando éramos jóvenes. No hablamos de Los Goonies o de los Gremlins, películas que se preservan por motivos lógicos y que saltan de generación en generación ya sea por sus reediciones en nuevos formatos, por su aparición en servicios de streaming o por su emisión en televisión. Hablamos de películas más minoritarias, oscuras, desconocidas y que no han dado motivos para pasar a la historia o para ser recordadas.

El que suscribe tuvo una infancia plagada de películas de artes marciales, cintas de VHS de origen chino en las que el mayor porcentaje de las veces no aparecía Jackie Chan, Jet Li o Bruce Lee. Eran películas más desconocidas que tuvieron una época de gloria en el videoclub porque por aquel entonces todos los niños de la época disfrutaban de este tipo de películas de artes marciales. Muchas de ellas estaban protagonizadas por niños chinos que practicaban artes marciales y que servían como reflejo e inspiración para cualquiera de nosotros. Eran películas como las protagonizadas por los Kung Fu Kids, un grupo de chavales muy versados en artes marciales.

VHS antiguos

No eran grandes películas dignas de festivales o de recibir premios, pero entretenían mucho. Ahora pensemos en 2017 y en cómo recuperamos esas películas. No tienen suficiente importancia para estar disponibles en DVD o Blu-ray. Suponemos que sus licencias no están activas en España, por lo que no están en servicios de venta o alquiler digital. Y tampoco se emiten en televisión por vete a saber qué motivo. ¿Cómo las podemos volver a ver? ¿qué opción nos queda? Nosotros queríamos hacer la prueba y nos hemos encontrado con muchísimos muros.

La única opción definitiva ha sido recurrir a YouTube y a versiones de las películas que han subido algunos usuarios. Pero el problema no solo es que los vídeos tengan el formato de imagen clásico, sino que realmente no se ve nada de nada en ellos. Son vídeos tan pixelados y mal adaptados que rever las películas de esta manera se convierte en todo un suplicio. Por eso descartamos la opción de YouTube, porque esa no es forma de ver nada. Y nos quedamos en blanco con la única lógica de que lo que necesitamos son los VHS de las películas originales. Acudimos a páginas de subastas y coleccionistas ya nos informan de que el valor de una película así en VHS puede llegar a superar los 30 euros, aunque la media se encuentra entre 15 y 25 euros.

Por eso os pedimos que tengáis mucho aprecio con vuestros VHS, que los regaléis a alguien que los pueda apreciar si no los queréis tener en casa, pero sobre todo que no los destruyáis en los procesos de reciclado que hay en las ciudades. Porque al acabar con una película, sea el formato que sea, estamos terminando con una aportación al mundo de la cultura visual, algo que siempre se debe proteger por todos los medios posibles. En el futuro los VHS se van a ir revalorizando cada vez más y actualmente ya conocemos cintas específicas que pueden llegar a costar cientos de euros. ¡Larga vida al VHS!

Foto: wongpearInspiredImages

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...