Amazon rebaja el precio de su Fire TV Stick en un intento desesperado

Como forma de intentar aportar más vidilla a las ventas de su Fire TV Stick, Amazon rebaja el precio al 50%.

Amazon Fire TV Stick

Desde que se anunció que Amazon Fire TV Stick perdería el soporte de la aplicación de YouTube a inicios de 2018 las opiniones hacia el dispositivo no han sido buenas. Aunque quizá a algunos de vosotros os sorprenda, hay muchas personas que han adquirido el terminal solo con la intención de reproducir vídeos de YouTube en la televisión. Otros lo hacen por Netflix, pero está claro que cada consumidor tiene sus propios gustos.

Así que cuando se dijo que YouTube ya no estaría disponible en el stick de Amazon el volumen de ventas descendió y el de devoluciones vigentes aumentó. Era inevitable, dado que se está eliminando una de las aplicaciones más destacadas del dispositivo, una sin la cual es difícil que el producto pueda aguantar y mantener el tipo.

Ante esta noticia, que ha llegado justo en Navidad, cuando más se venden y se regalan estos dispositivos, Amazon ha tenido que tomar medidas drásticas. Y a sabiendas de que debe tener un stock impresionante en sus almacenes, lo que ha hecho ha sido lanzar una oferta muy agresiva para vender la mayor cantidad posible de unidades. Tal es el descuento que los usuarios de Amazon Prime se benefician de una rebaja del 50%.

Con un precio de la mitad del que tenía hasta ahora hay que reconocer que es difícil resistirse a la propuesta que hace el stick de la compañía. Son menos de 30 euros para un terminal que lo que hace es “convertir” una televisión normal en una smart, aunque con las limitaciones obvias atribuidas al catálogo de aplicaciones del que dispone el terminal de Amazon. Es decir, no es una televisión smart que disponga de Android o similar, sino que juega con la imposición de acceder solo a las aplicaciones que tiene Amazon. Y aunque sí tenemos Netflix, el soporte de YouTube volará dentro de muy poco.

Uno de los aspectos más interesantes del Amazon Fire TV Stick se encuentra en que pagándolo y haciendo la suscripción de Amazon Prime durante un año, tenemos un servicio de vídeo bajo demanda muy completo a precio de risa. Eso nos da acceso a series y películas, tanto estrenos como títulos de catálogo. No es Netflix, no nos engañemos, ni en cantidad ni en calidad de contenido, pero la relación calidad-precio es buena. Eso sí, si en 2018 se aumenta el precio de la suscripción Prime, en ese caso sí que tendríamos que analizarlo mucho para que nos salga rentable. Para eso todavía queda.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...