Guía: ¿Qué hacer con tu tablet si ya no lo usas?

Os damos algunas ideas que os permitirán sacar partido a vuestro tablet si ya lo habéis dejado de usar.

usos del tablet

Con la gran diversión que nos proporcionó nuestro tablet en el pasado ahora nos sentimos un poco mal al ver que hemos comenzado a ignorarlo. Ya no lo encendemos tanto como antes, lo tenemos en una estantería cogiendo polvo, posiblemente sin batería, porque se habrá descargado con el paso de los días. Y nos da penita. El principal problema con el cual nos encontramos es que nuestro móvil ha aumentado de tamaño en los últimos años debido a las tendencias del mercado. Con este crecimiento en la pantalla de los smartphones poco a poco los tablets han ido quedando relegados a segundo plano, porque no hay duda de que uno de sus principales atractivos era el tamaño que ofrecían.

Esto nos lleva a que nos encontremos cara a cara con una realidad: pensar qué hacer con el tablet de marras. Podemos venderlo si no lo queremos ver en casa, pero posiblemente, dependiendo del modelo, lo que obtengamos por él no sea suficientemente significativo. Debido a esto casi es mejor que le busquemos otra utilidad y que permitamos que el tablet reciba una nueva utilidad en el entorno de nuestro hogar. Pensemos que si Pixar hiciera una película sobre la vida secreta de los tablets, seguro que acabaríamos emocionándonos por ver que, como los juguetes al ser abandonados, se quedan tristes cuando los dejamos de usar.

Pantalla de apoyo

Una de las utilidades que le podemos sacar al tablet es como pantalla de apoyo. Nos olvidaríamos de la idea de llevar el dispositivo a cualquier parte, puesto que lo que haríamos sería colocarla fija en un mismo lugar de la casa. Eso nos permitiría beneficiarnos del uso de apps útiles dependiendo de la parte de la casa donde la hayamos puesto.

Tenemos algunas ideas que seguro que os interesan. A los cocinillas les vendrá bien instalado el tablet en alguna parte de la cocina (colgada en una pared bien firme, por ejemplo) para consultar vídeos de recetas y consejos varios a la hora de preparar nuevos platos. Antes ya se vendían tablets dirigidos a la cocina, así que simplemente lo estaríamos transformando en uno de ellos. Lo que hay que tener cuidado es de no mancharlo ni mojarlo, así que habrá que ponerlo en un sitio donde esté libre de estos elementos adversos. A partir de ahí solo habrá que descargar algunas apps, buscar vídeos de YouTube sobre cocina o incluso sintonizar la televisión para ver a Arguiñano y compañía.

Cámara de seguridad

Otra buena idea es utilizar el tablet como cámara de seguridad, algo que quizá resulte más rebuscado, pero que también da buenos resultados. Lo único que hay que hacer es colocarlo en un lugar estratégico con la cámara activada emitiendo señal en vivo y dirigiendo la imagen para que podamos verla desde otros dispositivos de manera flexible. Lo que ocurrirá es que la cámara irá mostrando todo lo que pasa por delante de ella y podremos estar al tanto de lo que va grabando. Es posible configurarla de manera que solo emita en tiempo real o hacer que almacene vídeo, aunque sea en baja calidad, para poder recurrir a las grabaciones posteriormente.


Esta última opción no la recomendamos si pensáis que en vuestro hogar puede suceder algún fenómeno paranormal, porque ya sabéis que nunca sale nada bueno de dejar una cámara encendida en casa mientras, por ejemplo, estamos durmiendo. Nosotros os hemos avisado, luego no nos digáis que vuestro tablet está poseído por influencias malignas.

Puesto de fotografía

¿Os habéis planteado haceros una foto cada día para luego unirlas todas en un vídeo y divertiros viendo lo mucho que habéis cambiado? En ese caso tenemos la respuesta para vosotros: poner el tablet en una pared con la cámara activada y que cada día os hagáis una foto. Puede ser un experimento divertido. No obstante, una vez hayáis convertido el tablet en un puesto de fotografía improvisado cualquier persona que pase por vuestra casa se podrá hacer fotos y si organizáis una fiesta seguro que acaban saliendo fotografías de lo más simpáticas. Esta es una idea que sabemos que está por pulir y que puede aprovecharse de multitud de maneras, así que lo dejaremos un poco a vuestro aire para que podáis ver qué es lo que os apetece hacer con ella.

El juguete del niño

Es cruel, pero tu tablet se puede convertir en el juguete ideal para tu hijo. ¿Sabes la gran diversión que supone ser una web como YouTube para los más pequeños? Se lo pasan en grande viendo vídeos. Os aseguramos que un 90% de las visualizaciones que tienen los vídeos de los youtubers son de usuarios que no superan los 5 años y que no saben, en realidad, lo que están viendo. A los niños les hace gracia la forma en la que hablan estas personas y los gestos que hacen con las caras. No sabemos si las marcas son conscientes de esto cuando invierten millones en campañas de publicidad protagonizadas por estos personajes online. En cualquier caso, un tablet, con sus juegos, puede ser un buen entretenimiento añadido para los niños. Solo nos tendremos que asegurar de que el control parental está activado y de que no hay ninguna opción de encontrarnos con un cargo en la tarjeta de 500 euros por gasto en gemas de Farmville.

Mando a distancia

Aquí todo va a depender del tamaño que tenga tu tablet, porque puede ser más o menos útil para esta función. Si tenemos un tablet de unas dimensiones moderadas lo podemos convertir en nuestro mando a distancia universal. Con él tenemos recursos para controlar la mayor parte de los elementos tecnológicos de nuestro hogar. La televisión y dispositivos avanzados, como los sistemas de streaming, se pueden manejar con facilidad mediante la instalación de las aplicaciones correspondientes en el tablet. Como decimos, puede ser un poco aparatoso, pero lo que os aseguramos es que este mando a distancia nunca lo vamos a perder (y ese es un factor positivo que realmente no podemos dejar pasar).

Reproductor musical

Y cómo no, si somos unos apasionados de la música pero ya no tenemos esas mini-cadenas tan lujosas con las que fardábamos en los años 80, necesitaremos algo para oír nuestras canciones favoritas. Lo que podemos hacer es colocar el tablet en una parte buena de nuestra habitación, ponerle unos buenos altavoces, configurar los programas de música que más nos gusten y dejar que su potencia de sonido envuelva todos los rincones de la casa. Si nos las apañamos y conectamos el tablet con el móvil para poder definir que la música comience a sonar a distancia, habremos conseguido un equipo bastante potente y generoso para que nuestro hogar siempre tenga buena música.

Seguro, no obstante, que se os ocurren otros sistemas e ideas que puedan ayudar a que vuestros viejos tablets sigan siendo útiles durante más tiempo. Si le ponéis ganas lo más probable es que se os ocurran dos o tres usos más como poco, y no van a veniros mal, dado que tener el dispositivo acumulando polvo no es precisamente fructífero para el mismo. En cualquier caso, larga vida a los tablets, al menos por los buenos tiempos que nos permitieron vivir durante unos pocos años. No os olvidaremos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...