El iPad Mini 4 de Apple sigue sin recibir un sucesor

El iPad Mini 4 se lanzó en 2015 y continúa siendo el modelo de referencia dentro del segmento Mini de la compañía, algo que desentona demasiado.

próximo iPad Mini

Recientemente Apple ha presentado sus nuevos modelos de iPad, destacando la renovación del modelo básico de 9,7 pulgadas, que llega dispuesto a comerse el terreno educativo con su enfoque especializado en las escuelas. Pero tras esta presentación, tras ver lo mucho que está cuidando la compañía el progreso del terminal base en las instituciones educativas, nos preguntamos, ¿qué pasa con el iPad Mini? ¿es que ya no se trata de un dispositivo que tenga espacio en el mercado? Y si es así, ¿por qué conservar todavía el iPad Mini en las tiendas cuando no se trata precisamente de la mejor opción dentro de su segmento?

Ver que el iPad Mini 4 sigue en las tiendas tal y como vino al mundo en el año 2015 es doloroso y un poco sangrante. Han pasado varios años, los tiempos han cambiado y las necesidades de los usuarios son otras. Ya en 2016 estaba un poquito pasado, en 2017 comenzaba a oler bastante mal y en 2018… la situación es dramática. Es como si dejáramos que nuestro abuelo de 80 años abriera y cerrara la discoteca con el bastón sin apenas poder moverse por la pista (porque hombre, si el señor se mueve a lo Tony Manero, ya es otra cosa).

El iPad Mini 2 se ve superado por los demás iPads de la compañía y dentro de un segmento más pequeño también lo superan los iPhone, así que se queda un poco abandonado en tierra de nadie.

Si queremos algo más grande podemos recurrir al iPad normal de 9,7 pulgadas, si buscamos un dispositivo todavía mayor, recurriremos al iPad Pro, y si queremos un tamaño menor, tenemos el iPhone Plus de 5,5 pulgadas. Por precio, rendimiento y posibilidades, hay pocas situaciones en las que podamos pensar que el iPad Mini 4 vaya a ser más recomendable que otro de los miembros de su misma familia.

Uno de los contextos que se nos pueden ocurrir es que tengamos costumbre de viajar mucho con el iPad Mini 4 y que dispongamos de un montón de aplicaciones en el tablet. Quizá en ese tipo de casos nos venga bien. No es un mal terminal, sigue siendo eficiente dentro de su rango y puede dar mucho de sí mismo, pero no pensemos que está exento de defectos o de momentos en los que no consigue rendir como debe. Al fin y al cabo, es un dispositivo de 2015 y comienza a necesitar un sucesor o una jubilación, una de dos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...