Samsung apuesta fuerte por la robótica en el CES 2019

El CES 2019 se convierte en el marco de presentación de una nueva serie de robots creados por Samsung.

Robot de Samsung

Acostumbrémonos a hablar con robots, a dejar que hagan el trabajo por nosotros y a que estén a nuestro alrededor, porque la robótica está creciendo. El futuro en el que Will Smith vaya a trabajar con un robot de compañero está más cerca (y esperemos que sea quien le diga que pintarse de azul para ser el Genio de Aladdín no es una buena idea). Durante el CES 2019 Samsung se ha puesto las botas a base de causar interés con sus propuestas robóticas, las cuales tienen tantos usos y tantas funciones que ya están protagonizando todo tipo de titulares a lo largo y ancho del mundo.

Uno de los robots que ha presentado es el Samsung’s Bot Air, que tiene forma de papelera y de robot típico de película de animación, con ojos poco expresivos y una utilidad importante: purificar el aire que respiramos en nuestro hogar. Hoy día muchas personas aún son reticentes a la idea de que sea necesario purificar el aire, pero a medida que pasen los años iremos viendo que se convierte en algo cada vez más común. El camino por el que estamos avanzando a nivel de contaminación nos llevará a un punto en el cual es posible que no podamos vivir sin estos equipos de purificación (hablamos de una fecha muy en el futuro, prácticamente más allá de lo que nosotros veremos).

El robot de Samsung tiene autonomía, como un Roomba, para ir habitación por habitación purificando el aire dependiendo de cuáles sean las exigencias de cada momento. Si estamos cocinando y hay mucho humo que esté enrareciendo el ambiente, el robot irá disparado a purificarlo para que podamos respirar en condiciones. Si el robot está operativo mostrará una luz roja, mientras que si el aire de la instancia ya está limpio pasará a estar verde. Samsung piensa en nuestra salud y a nosotros nos parece una idea fantástica.

Otro de los robots recibe el nombre de Bot Care y se ocupa de monitorizar la salud de las personas. Él se encarga de asegurarse de que tenemos buena salud y que no necesitamos una visita al doctor. Para ello lo que hace es analizar la respiración de los distintos habitantes de la casa, especialmente mientras estamos durmiendo (esperemos no abrir los ojos y encontrarnos al robot a nuestro lado, porque sería un poco siniestro). También podemos poner un dedo en su sensor para que el robot analice nuestro ritmo cardíaco y otras constantes vitales. Si ya tenemos alguna enfermedad y requerimos una rutina de medicación, el robot se ocupará de darnos recordatorios para que nunca nos olvidemos. Y si un día nos caemos al suelo el robot podrá detectarlo y llamar a un servicio de emergencias.

Las funciones del robot también incluyen reproducción de música por si estamos estresados y mostrarnos vídeos deportivos con los que aprenderemos a hacer poses y estiramientos. Todo está conectado con la aplicación Samsung Health, por lo que los datos y estadísticas se van analizando y registrando de una manera constante para que el control sea absoluto.

El tercer robot recibe el nombre de Bot Retail y es menos original, dado que ya hemos visto otros similares por parte de distintas empresas. Es un robot empleado, dependiente y camarero. Tiene una pantalla con la cual podemos hacer pedidos de, por ejemplo, comida, pagarla directamente con el móvil en el robot y esperar a que la máquina nos proporcione lo que hemos comprado. Si el plan de Samsung sale bien, este robot evitará que haya interacción humana en restaurantes y tiendas, dado que el Bot Retail se ocupará de todo cuando el cliente llegue al negocio. Tiene distintas expresiones faciales, puede responder al cliente y también ayudarle con recomendaciones y otros detalles. Es más alto que los otros robots y como tiene una especie de torso se asemeja más a lo que vinculamos con los robots que tienen aspecto más humanoide.

Por último, Samsung también ha presentado un proyecto robótico innovador que recibe el nombre de GEMS (Gait Enhancing and Motivating System), pero que no se puede considerar un robot en sí mismo. Es un exoesqueleto que ayuda en problemas de movilidad y que puede llevar a que la vida de muchas personas cambie de manera positiva gracias a su tecnología. Hay tres modelos distintos dependiendo de la parte del cuerpo donde nos lo pongamos: GEMS-K para las rodillas, GEMS-A para los tobillos y GEMS-H para las caderas.

Estos sistemas de exoesqueleto los puede usar cualquier persona, no solo aquellas que tengan los problemas mencionados de movilidad. En el caso de que estemos sanos y no tengamos problemas, lo que harán será aportarnos más facilidad para realizar todo tipo de tareas y ejercicios. Es como si potenciáramos nuestro cuerpo de una manera robótica para ser más eficientes (y seguro que ya estáis pensando en soldados que lo utilizan y en películas de ciencia ficción donde este elemento se ha explotado de manera repetida). Por ahora el modelo que está más avanzado es el de las caderas y demuestra que aunque resulta complejo, utilizando sensores y correas que ayudan a que cada persona que lo use lo haga de manera personalizada, puede ser muy útil. Utilizando este modelo GEMS-H tenemos la posibilidad de aumentar un 19% el equilibrio, un 20% la velocidad del paso y reducir el gasto de energía en un 23%.

CES 2019 Samsung

Todos los modelos están todavía en desarrollo, pero ya se han realizado ciertas pruebas médicas reguladas que han demostrado que pueden cambiarle la vida a muchas personas. Hay mucho interés en desarrollar el modelo de cadera porque sabemos que un problema de cadera puede llevar a que la movilidad de un individuo varíe de forma drástica una vez sufra la lesión. Por ello se está trabajando día y noche en el proyecto que se espera que llegue a ser oficial y se pueda comercializar en el futuro. Lo mismo se puede decir de las versiones para las demás partes del cuerpo. Por ejemplo, el GEMS de las rodillas podrá reducir el dolor que se siente caminando cuando tenemos lesiones en ellas, lo que podría beneficiar mucho a quienes tienen este problema.

No obstante, hay que ser pacientes, dado que Samsung afirma que todavía está en fases preliminares con los tres modelos y que aunque la versión de cadera sí se encuentra en un estado más avanzado, todavía hay mucho trabajo por hacer hasta que pueda ver la luz. Es una muy buena noticia que la empresa coreana esté dedicando tantos recursos a conseguir que la vida de las personas mejore de forma considerable, tanto con los robots generalizados que harán el trabajo por nosotros como estos sistemas robóticos que ayudarán a luchar contra lesiones graves. No nos imaginamos en su totalidad de una manera realista cómo será el futuro, pero si esta tecnología robótica se consigue usar para ayudar a las personas y no como medio y herramienta en conflictos bélicos, podremos decir que la sociedad por fin ha aprendido algo de los errores del pasado.

Lo que sí estamos viendo es que se está tomando a rajatabla la advertencia de tener cuidado con implementar inteligencia artificial en los robots, a la vista de que ninguno de los presentados parece tener demasiada inteligencia ni autonomía.

Vía: CNET

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...