Aiko Chihira es la robot dependienta de las tiendas japonesas

Aiko Chihira es el nombre de una robot que proporciona información a los clientes de la tienda japonesa Mitsukoshi de Tokyo.

Robot dependienta

Los enamorados de la ciencia ficción lo están consiguiendo: están logrando que su mundo, el nuestro, el mundo real, se convierta poco a poco en lo más parecido a una de las películas-libros-cómics de ciencia ficción con los que soñábamos despiertos cuando éramos niños. El futuro ya no es futuro, el futuro es ahora, y esto lo demuestran cada vez más iniciativas que utilizan robots para que nuestro día a día sea un poco más sencillo, completo y tecnológico.

Desde Japón llega la presentación de Aiko Chihira, una robot dependienta que ya da la bienvenida a los clientes de la tienda Mitsukoshi de Tokyo. Viste con un kimono y sonríe con una mirada cálida que te hace sentir tranquilo. Está en el puesto de información del comercio y se convierte en lo primero que ven los clientes al entrar. Es el primer paso hacia un futuro en el cual los japoneses piensan todos los días y que cada vez se acerca con una mayor intensidad.

Los “papás” de la criatura son los genios de Toshiba, que ya llevan un tiempo trabajando en robots y que en este caso han conseguido un gran resultado en cuanto a un modelo que es capaz de ofrecer un buen aspecto y que además proporciona un gran nivel de interacción con los clientes. En su diseño se ha cuidado hasta el último detalle a fin de que parezca lo más humano posible.

Aiko Chihira tiene muchas ventajas sobre el factor humano. No solo sus sentimientos no se alteran de ninguna forma posible (aunque a nivel público esto también es muy difícil que ocurra con una japonesa), sino que además está educada para ayudar de todas las formas posibles y domina varios idiomas. Dicen los responsables de Toshiba que uno de sus objetivos es que la gente que viene de fuera de Japón pueda respirar tranquila cuando vea a su humanoide, dado que sabrán que podrán comunicarse con alguien que les pueda prestar ayuda. En principio la idea es dar servicio a la tienda, pero nadie descarta que estos robots puedan llegar también a las calles y que se conviertan un día en el mejor aliado de los turistas.

El robot sabe el idioma de gestos, se mueve como una persona y tiene reacciones muy reales que nos hacen ver que Toshiba se ha superado en este caso. Por ahora el robot no puede responder preguntas específicas de los clientes, pero sí proporcionar información muy útil. La mejora de su tecnología será algo que irá llegando a medida que Toshiba invierta más recursos en su producción.

Vía: Reuters

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...