Los niños reaccionan ante los Walkman

El Walkman es un dispositivo retro que deja una impresión muy curiosa entre los niños que lo descubren por primera vez y no saben de lo que se trata.

Siempre es gracioso ver cómo reaccionan las nuevas generaciones a dispositivos que décadas atrás fueron líderes en cuanto a avances tecnológicos. Esto es lo que nos ha ofrecido el equipo de The Fine Brothers con un nuevo vídeo que han publicado en YouTube y que ya está obteniendo un gran éxito por parte de todo tipo de espectadores.

En él vemos a un grupo de niños, desde los más jóvenes hasta adolescentes, reaccionar cuando se les hace entrega de un Walkman. Y claro está, los Walkman no es algo que conozcan porque en su tiempo ya no existen de la manera en la que existieron en la actualidad. Para quienes crecieron con los Walkman no hay duda de que este documento de vídeo es algo que les hará sentir viejos. Pero es ley de vida. Y lo que muchos recordamos con cariño y nostalgia, otros lo encuentran algo extraño y, en cierto modo, poco útil. Como aquel niño que en el vídeo compara el Walkman con su flamante smartphone y nos dice con la mirada que de qué vamos, que no lo cambia ni borracho.

Lo primero que hacen los niños con el walkman es darle vueltas para ver qué es en realidad. Lo primero en lo que pensamos es en Pedro Picapiedra intentando usar un smartphone, pero al revés. No consiguen saber de qué va la cosa.

Luego les dan una cinta y ahí se les enciende la bombilla: “aaah, una cinta, eso me suena”. Pero a continuación llega el drama por intentar meter la cinta y no saber cómo hacerlo. La empujan contra la carcasa, le dan vueltas, tocan los botones… no hay nada que les ayude a abrir ese cacharro y que así puedan meter la cinta. Algunos de los niños consiguen abrir el Walkman, otros no y les ayudan. Lo siguiente que descubren es que meter la cinta en la posición adecuada tampoco es tan fácil. Más de uno tuvo que practicar mucho para hacerlo borracho en sus tiempos. ¡Qué tiempos!

Meten la cinta, se ponen unos auriculares retro y a escuchar música con la máxima calidad de sonido. La cara que ponen te vuelve a hacer sentir viejo, es lo que hay. El vídeo nos va contando algunas curiosidades del formato cinta que tampoco ayudan a que nos sintamos más jóvenes. Al menos hay cosas buenas. Las cintas de mezclas, oh románticas y apasionadas cintas de mezclas, qué bonitas eran. A los niños les suena medio a chino, por eso del límite de espacio. Pero no deja de ser algo romántico.

Vía: YouTube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...