Reproductores de DVD o Blu-ray, la eterna duda

En el mercado actual existe poco interés por los reproductores de Blu-ray, que no han conseguido superar la fama que tuvieron los de DVD.

Un reproductor de LG

Nos dice la lógica que en el año 2014 no nos deberíamos estar planteando absolutamente nada sobre reproductores de DVD o Blu-ray. Pero cuál es nuestra sorpresa al ver que el mercado se encuentra en un momento bastante inestable en cuanto a la reproducción de contenidos de vídeo. Si en el pasado la sucesión del VHS al DVD fue no clara, sino cristalina, el paso de DVD a Blu-ray no ha sido tan claro. Esto es un problema habitual para las productoras cinematográficas, que han llegado a un punto de inflexión en el cual no saben qué hacer con sus películas.

¿Y cuál es el problema entonces? ¿Qué es lo que ocurre? Lo que ocurre actualmente es que existen menos usuarios de los que deberían con un reproductor de Blu-ray en su propiedad. Llegaron al exhausto con el reproductor de DVD y ahora no encuentran motivos por los que pasarse al nuevo formato de vídeo. En realidad, no entienden a nivel básico porqué deberían cambiar de reproductor.

Al fin y al cabo, son el mismo tipo de disco, un aparente CD. Muchas de las personas no creen que haya suficiente salto evolutivo, por lo que siguen usando sus DVDs, especialmente en un momento en el cual las productoras de cine siguen lanzando todas sus películas, o casi todas, en este formato.

Hay que entender que en el pasado el formato VCD, que sí estuvo presente en algunos mercados, no llegó a nuestro país. Sí que tuvimos la ocasión de verlo utilizado en algunos momentos, como acompañando a CDs de música, pero no estuvo instaurado como sucesor auténtico de los VHS. Los usuarios pasaron de las aparatosas cintas a los DVDs. Y eso les impresionó. Hubo un boom por los DVD de películas y series. Los aficionados acumulaban cientos de títulos en colecciones espectaculares. Las empresas podían venderlos a precios elevados y los vendían de forma constante. Era la era dorada de los DVD, un momento en el que resultaba fácil ganar dinero. Todo llevó a que cuando llegó el Blu-ray, el sentimiento hacia este formato no fuera el mismo.

No todos los coleccionistas de DVDs se pasaron al Blu-ray, algunos abandonaron su práctica o siguieron con los DVD negándose a cambiarlos por el nuevo formato. Las empresas han tenido que bajar los precios de los Blu-ray de una forma completa en los últimos años y todo ha conducido a una crisis de formato. Lo peor es que no sabemos si va a cambiar o si el sucesor del Blu-ray, que no tardará en llegar, podrá suponer una mejora. Mientras tanto la existencia de servicios de streaming no ayuda nada de nada.

Vía: Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...