Los 10 mejores usos que le podemos dar a un servicio VPN

Los servicios VPN nos proporcionan la oportunidad de conectarnos de forma segura creando un puente de conexión en otros países.

Hasta hace tiempo la única ocasión en la que habíamos utilizado un servicio de VPN había sido con extensiones como Hola o sistemas similares. Nada profundo en cierta medida. Pero hace unos días tuvimos la oportunidad de probar a fondo el servicio que proporciona la plataforma NordVPN.

Nuestra intención original era conseguir disfrutar de Netflix España desde Japón. Ya sabéis que por la dirección IP, cuando te conectas a uno de estos servicios lo que hace el sistema es dirigirte a la versión de la plataforma que se encuentra disponible en el lugar donde te encuentras. Es decir, en vez de conectar a Netflix España lo que hacemos es entrar en Netflix Japón, aunque al hacerlo con una cuenta española hay algunos contenidos (no todos), que están disponibles con audio y subtítulos en español.

Pero en este caso lo que queríamos era conectarnos a Netflix España tal y como lo hacemos cuando estamos en España. Para ello era imprescindible que tuviéramos un servicio de VPN. También teníamos intención de usarlo en otro caso fácil de entender: con Disney Plus. El servicio de Disney está creado de una manera distinta en Japón, donde no comparte ningún tipo de servidor o relación con la versión de otros países (debido a un contrato con la operadora NTT DoCoMo). Esto lleva a que cuando intentamos usar el servicio en Japón, nuestra cuenta española no sea útil bajo ningún concepto. Simplemente el servicio no la encuentra. Por ello necesitamos el puente VPN para poder hacer uso de ella en Japón.

Lo que hacemos cuando pagamos por un servicio VPN (o hacemos uso de uno gratuito que sea realmente completo y bueno) es elegir un país y lanzar nuestra conexión doméstica hacia ese punto, el cual sirve como puente para establecer una nueva conexión. Cuando entramos en el servidor elegido del VPN nuestra dirección IP cambia y todo es como si estuviéramos en el país que hemos elegido. Incluso navegando por Google vamos a notar que nos aparecen anuncios publicitarios distintos, ya que el servicio tiene en cuenta el lugar donde nos encontramos.

1. Ver streaming sin reducción de velocidad

Esto es muy relativo. Hay algunos países donde los servicios de visionado de streaming están limitados en términos de velocidad debido a los controles que ponen los proveedores. Es decir, intentan que los usuarios no abusen de la velocidad a la que tienen acceso. Lo que hace el servicio VPN es poder saltar estos límites y disfrutar de la reproducción con un mayor nivel de velocidad.

Pero decimos que es relativo porque el efecto también puede ocurrir a la inversa. Los servicios de VPN suelen reflejar una bajada de velocidad general respecto a nuestra conexión actual, por lo que el resultado dependerá mucho del país en el que estemos y la velocidad que tengamos contratada. Lo mismo que decimos de ver vídeo en streaming lo podemos aplicar a lo referente al gaming online.

2. Comprar online mientras estamos en otro país

Nos vamos de vacaciones durante unos días, pero aún así tenemos que continuar haciendo compras en nuestro país. O puede haber otros casos en los que nos interese comprar mientras estamos en el extranjero con nuestra tarjeta de crédito. Y hay muchas veces en las que esto puede generar problemas de seguridad. Por ejemplo, es posible que en ocasiones no podamos hacer un pago en otro país porque el banco detecte que se trata de una conexión extraña procedente de otro lugar. En este caso lo que haríamos sería conectarnos a nuestro país con el VPN y desde esa conexión hacer la compra con la tarjeta. El banco pensaría que seguimos dentro de nuestro país.

3. Aumentar la seguridad en conexiones Wi-Fi

Las conexiones Wi-Fi que podemos encontrar a nuestro alrededor son numerosas, pero en la mayoría de las ocasiones serán conexiones que no aportarán un nivel de seguridad adecuado. Lo que tendremos que hacer será conectarnos al VPN que tengamos contratado y con eso ya pasaremos a tener un gran nivel de seguridad. Así cualquier Wi-Fi al cual nos conectamos terminará siendo seguro.

4. Ver contenidos bloqueados por países

Esto es a lo que hacíamos referencia al inicio del artículo cuando hablábamos de Netflix y Disney Plus. Es algo que también ocurre en otro tipo de páginas, incluso en YouTube, donde en ocasiones nos encontramos con ese terrible mensaje de «este vídeo se encuentra bloqueado en tu país«. Al conectarnos al VPN podremos elegir otros países y acceder a la dirección IP que necesitemos dependiendo de nuestros intereses o de la disponibilidad del contenido al cual queramos acceder.

5. Acceder a todas las redes sociales

Depende del lugar al que viajemos, pero hay países en los que el acceso a algunas redes sociales está prohibido. Esto ocurre, por ejemplo, en China. Por ello, si estamos de vacaciones en uno de estos lugares y queremos acceder a nuestros perfiles sociales, lo único que habrá que hacer será usar el VPN.

6. Espía sin dejar ningún tipo de rastro

El espionaje online es más frecuente de lo que podamos imaginar. Lo podemos aplicar de manera personal o empresarial, pero no con malas intenciones. Pongamos, por ejemplo, que queremos curiosear en la página web de alguien y sabemos que esa persona tiene monitorizados los accesos. Si no camuflásemos nuestra dirección IP podría llegar a descubrir que hemos entrado en la web. Pero al usar el servicio VPN pasaremos totalmente desapercibidos y nadie sabrá que hemos estado curioseando. En términos profesionales es un recurso muy útil para que podamos investigar a la competencia.

7. Aprovechar los servicios VOIP al máximo

Las llamadas VOIP se han convertido en una de las máximas del mercado a la vista de la comodidad que proporcionan y el ahorro. Al utilizar un servicio VPN lo que estaremos consiguiendo es sacar todo el partido posible a este tipo de tecnología. Por un lado, aportaremos el mayor nivel de seguridad posible. Evitaremos que nos puedan hackear, detectar o cualquier otro tipo de amenaza que se puede generar. Por otro lado, con el VPN podemos elegir un servidor local para hacer las llamadas que necesitemos, ahorrando así en el coste de las mismas.

8. Evita problemas legales con descargas

Aunque no se trata de algo perseguido de forma global, es cierto que las descargas están vistas como un problema en muchos contextos y lugares del mundo. Sobre todo tenemos que tener cuidado con las que realizamos a través de servicios como Torrent, puesto que al no ser solo descargas, sino también subidas, pueden comprometer nuestra seguridad y la legalidad de la forma en la que estamos usando la conexión. Al filtrar nuestra conexión a través de una dirección externa con VPN estaremos ocultando nuestro rastro con la intención de no tener ningún problema.

9. Protegernos contra hackers

Nunca se sabe quién puede estar espiándonos o a quién le puede resultar interesante nuestra conexión. Por ello es muy importante que intentemos implementar la mayor cantidad posible de sistemas de seguridad y encriptado que nos garanticen que no tendremos problemas con atacantes. La protección que ofrece un servicio VPN es una de las mayores a las que podemos acceder, puesto que reforzará nuestra seguridad de manera absoluta.

10. Accede a ofertas

Hay algunas tiendas y comercios que ofrecen promociones y todo tipo de ofertas dependiendo de la parte del mundo en la que nos encontremos. Esto es frecuente, por ejemplo, para la adquisición de billetes de transporte o entradas de sitios turísticos. Si investigamos bien es posible que lleguemos a conseguir los mejores precios gracias a la modificación de la conexión desde la cual entramos en la tienda.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...