Uber accede a pagar 2,5 millones a sus conductores de Nueva York

Uber ha acabado la polémica con los conductores de Nueva York comprometiéndose al pago de 2 millones y medio de dólares.

pagos de Uber

Uber ha llegado a un acuerdo con más de 2.000 conductores en Nueva York, los cuales habían demandado a la empresa alegando que no cobraban lo esperado por sus servicios. La denuncia fue presentada en diciembre de 2015 y ha tardado más de dos años en resolverse.

Según los argumentos de los trabajadores de Uber, la compañía no les pagó lo que esperaban cobrar según les habían prometido. Tampoco habían percibido lo correspondiente por las propinas que los usuarios pueden dejar a través de la aplicación, no se les habían abonado las horas extras y habían tenido que pagar comisiones que consideraban excesivas.

Uber ha negado todas estas acusaciones en un comunicado público, pero asegura que accede a pagar 2,5 millones de euros de compensación para que el procedimiento legal no vaya a más. Aunque el acuerdo entre las dos partes es total, falta que el juez encargado de llevar el caso, Nicholas Garaufis, definitivamente lo cierre y le dé validez.

Philip Hines, el abogado que ha defendido a los 2.412 conductores neoyorkinos que denunciaron a Uber, defendió que el acuerdo compensa totalmente a todos los trabajadores, que tuvieron que presentar la demanda en conjunto ya que por solitario les resultaba imposible vencer en los tribunales a la compañía.

La demanda de todos los trabajadores se presentó oficialmente en diciembre de 2015 y aseguraba que Uber había utilizado publicidad engañosa sobre las ganancias que podían obtener sus conductores. Según el escrito de la acusación, el negocio de la compañía esta orquestado de una manera fraudulenta para sus conductores, con costes posteriores no informados que les impiden tener unos ingresos estables.

Entre la argumentación, se recogían anuncios en los que Uber aseguraba que un conductor ganaría 5.000 dólares “garantizados” en su primer mes de trabajo, cuando ninguno de ellos había logrado alcanzar esa cantidad trabajando desde 2009 en la empresa.

Hace justo un año, en enero de 2016, Uber ya tuvo que pagar 17 millones de euros a miles de trabajadores afectados por las promesas de la compañía, que les había asegurado ganancias mucho mayores según testificó la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos. Al igual que ahora, el caso se cerró con un acuerdo. Pese a todo, Uber se mantiene como una de las empresas más importantes a la hora de ofrecer una red de transporte privado, operando en 78 países por todo el mundo y más de tres millones de conductores afiliados. La compañía continúa con una clara expansión que posiblemente no se detendrá pronto.

Foto: freestocks-photos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...